sábado, 7 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:58

Mascotas

Ojo: Los gatos necesitan ayuda para limpiar sus orejas

por 21 marzo, 2019

Ojo: Los gatos necesitan ayuda para limpiar sus orejas
Médico veterinario aconseja realizar esta rutina al menos una vez al mes, para evitar otitits e infecciones. Hay productos específicos para eso.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Confiados en que los gatos se acicalan y limpian de manera autónoma, muchos desconocen que hay que ayudar a los felinos a limpiar sus orejas, pues es un área de difícil acceso y la acumulación excesiva de cera puede derivar en inflamación, otitis y dolorosas infecciones.

Según Diego Pincheira, médico veterinario de Drag Pharma, “los dueños de gatos deben adoptar como rutina limpiar las orejas de su mascota cada dos semanas o, por lo menos, una vez al mes, para disminuir el riesgo de otitis e infecciones, una causa frecuente de consulta en clínicas veterinarias”.

La acumulación de cera en el oído podría generar otitis, una inflamación de conducto auditivo externo. Esto se produce porque aumenta la humedad en el oído, hay menos oxigenación, se dificulta la renovación celular de la piel, se modifica el pH y acidez lo que propicia el desarrollo de bacterias y hongos. Entre las manifestaciones de otitis están el enrojecimiento y aumento de temperatura en la oreja, el gato se rasca y muchas veces se acuesta sobre la oreja afectada para mitigar el dolor. A veces también se genera mal olor.

En casos más graves, la acumulación de cera puede derivar en infecciones debido a que el gato se rasca la oreja y se infectan heridas con bacterias y hongos presentes en la zona. Estas infecciones pueden producir perforación del tímpano y pérdida auditiva en casos extremos.

Evite cotonitos

“Hay que perder el susto a limpiar las orejas del gato y acostumbrarlo a temprana edad”, aconseja Pincheira.

Para evitar el estrés del felino, recomienda llevar al gato a un lugar tranquilo, acariciarlo y luego de la limpieza darle un snack o golosina como refuerzo positivo.

El experto advierte que hay que evitar cotonitos o hisopos, pues el gato es por naturaleza intranquilo, y al moverse se puede romper el tímpano, dañando la audición. También hay que evitar usar algodón, pues las pelusas facilitan la acumulación de cera.

“No hay que usar formulaciones caseras como vinagre con agua, porque puede modificar el pH, provocando el aumento de bacterias en la oreja”, advierte el especialista.

Para limpiar las orejas del gato, Pincheira recomienda usar limpiadores auriculares específicos para mascotas, que disuelven la cera y faciliten su eliminación.

Opciones como Pet Otic, rompen la cera, la remueve y reduce el mal olor del oído. Además remueve células muertas, lo que facilita la regeneración celular de la piel. Tiene componentes para mantener la acidez del área, evitando que proliferen bacterias y hongos, y aceites de aloe vera y eucaliptos para desinflamar en casos de otitis leves.

Si la oreja ya se encuentra infectada, junto con el tratamiento de antibióticos recetado, se puede realizar la limpieza dos o tres veces por semana hasta que los síntomas cesen.

“Se aplican las gotas limpiadoras en los oídos del gato, y desde el exterior se masajea la base de la oreja para que el líquido cubra la superficie y afloje los restos de cera y suciedad”, explica.

Con un dedo envuelto en gasa se limpia desde dentro hacia fuera. Con otra gasa limpia, se seca el exceso de líquido.

“No hay que frotar ni presionar, ni es necesario llegar al fondo de la oreja. Simplemente despejar de suciedad y facilitar la constante evacuación de cera y eliminación de residuos”, advierte.

Más información sobre El Mostrador