martes, 19 de noviembre de 2019 Actualizado a las 08:15

Viajes

Oktoberfest: comenzó en Múnich la famosa fiesta de a cerveza

por 23 septiembre, 2019

DW
Oktoberfest: comenzó en Múnich la famosa fiesta de a cerveza
La Oktoberfest se lleva a cabo desde 1810 en la Theresienwiese. Anualmente acuden a ella cerca de seis millones de personas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Oktoberfest o Fiesta de la Cerveza es uno de los eventos masivos que atrae a más visitantes, alemanes y extranjeros, a Baviera. Se celebra cada año en Múnich.

Puntualmente al mediodía local, la cerveza comenzó a fluir al ritual grito del alcalde de "O'zapft is! Auf eine friedliche Wiesn!", traducible por "¡Abierto está! ¡Por un prado pacífico!", en referencia al recinto donde se celebra la fiesta, el "Theresienwiese" (Prado de Teresa).

Así, la 186 edición del Oktoberfest quedó un año más inaugurada con la apertura del primer barril a cargo del alcalde de Múnich, Dieter Reiter.

La primera "Maß", la tradicional jarra de cerveza de litro fue servida como marca la costumbre al jefe del Gobierno bávaro, Markus Söder.

Este año la jarra cuesta entre 10,80 y 11,80 euros (9 mil pesos chilenos), una media de un 3,11 % más que el año pasado.

München Oktoberfest 2019 O´zapft is (Reuters/A. Gebert)

El alcalde de Munich, Dieter Reiter )izq.), y el primer ministro del estado bávaro, Markus Söder, beben cerveza en la jornada inaugural,

A diferencia del año pasado, Múnich amaneció bajo un sol radiante y un cielo claro y con temperaturas que a lo largo del día alcanzarán unos agradables 20 grados centígrados que podría ser incluso ligeramente más altas los próximos días.

La fiesta continuará hasta el 6 de octubre.

El Oktoberfest recibe cada año alrededor de seis millones de visitantes, unos 400.000 en un día concurrido, con el récord máximo registrado en 1985, con 7,1 millones de personas.

Qué hacer y qué no hacer en el Oktoberfest

Además de beber cerveza en jarras de un litro, hay múltiples cosas para hacer y pasarlo bien.

Bailar

Tener una cerveza en una tienda de campaña es imprescindible para todos. Una vez dentro, se pasa mejor al dejarse llevar por la música y la diversión. La regla es bastante clara: en los bancos sí, pero no en las mesas. Si intentas bailar en una mesa, te arriesgas a que te expulsen.

Prueba el pollo Hendl

Cualquiera que beba cerveza necesita una buena base. Hendl, o trozos de pollo, son la elección perfecta: crujiente, grasiento y fácil de comer con los dedos. Además, se incluyen toallitas húmedas para evitar que las jarras de cerveza se resbalen de tus manos después de la comida.

Es importante tener claro que no se puede llevar comida a las carpas. Los que lo hacen son rápidamente expulsados. Por lo general, encontrarás un Biergarten -jardín cervecero) frente a las carpas, para comer lo que tengas sin molestar a nadie.

Montaña rusa

La montaña rusa Olympia Looping es muy entretenida mientras los visitantes del Oktoberfest tomen en cuenta cierto orden: primero montaña rusa, luego pollo y después cerveza. De lo contrario, las fuerzas centrífugas podrían tener efectos devastadores en el estómago.

Buscar o no pareja

La vestimenta tradicional bávara es inteligente. Si sabes cómo usarla, puedes informarle claramente a los demás si ya estás "ocupado" o si te gustaría conocer a alguien. Un lazo atado a la derecha significa que ya tienes compañero. A la izquierda significa que estás libre.

Cuidado con las multas

En algún momento, la cerveza querrá salir de tu cuerpo. Desanimados por las largas colas frente a los baños públicos, muchos pueden verse tentados a tomar un atajo y orinar detrás de las carpas. Eso te puede costar hasta 100 euros.

Otro caso es el de quienes piensan en llevarse la jarra de cerveza a casa. Y aunque cada año miles de jarras desaparecen, no es una buena idea: robar una jarra de cerveza es un delito. y conlleva una multa. Por eso es mejor comprarse una, que estará marcada con una placa colorida que la identifica como un objeto adquirido honestamente.

No reservar asientos

Una mesa en las carpas tiene una gran demanda. Las carpas grandes tienen que cerrarse regularmente debido a lo abarrotadas que llegan a estar, especialmente los fines de semana. Sin embargo, nunca tomes un banco y lo mantengas libre para tus amigos. El personal de servicio y otros empleados se asegurarán rápidamente de que los asientos libres se ofrezcan a los clientes en espera.

No fotografias los topless

Está bien tomar fotos de mujeres que están en modo fiesta. Pero no está bien fotografiarlas cuando en una hora avanzada se quitan espontáneamente la parte superior de la ropa. A ellas se les conoce como "Blankzieherinnen". Desnudarse no es un problema, fotografiar sí, menos en época de redes sociales. Lo que sucede en la carpa se queda en la carpa.

DW

Más información sobre El Mostrador