domingo, 17 de enero de 2021 Actualizado a las 22:43

El sorprendente cortocircuito entre Golborne y Allamand por HidroAysén y sus vínculos con el proyecto

por 16 noviembre, 2012

El sorprendente cortocircuito entre Golborne y Allamand por HidroAysén y sus vínculos con el proyecto
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Quién iba a imaginar que el primer cortocircuito entre los candidatos sería por la energía eléctrica. Si hay un tema en el que el sector al que representan está de acuerdo es ése. La opinión es unánime: se necesita con urgencia duplicar la producción en 10 años para afrontar el crecimiento del consumo y, en particular, de la industria minera que afronta, según el gremio, inversiones por US$ 100 mil millones a 2020.

Pelearse por un asunto en el que no hay diferencias y que la chispa que lo encendió haya sido HidroAysén es, a lo menos, irónico.

Andrés Allamand, el candidato de RN, lo declaró muerto, sin ninguna viabilidad. La respuesta de su contendor de la UDI, Laurence Golborne, fue que no se podía andar matando ni reanimando proyectos, porque es decisión de la empresa. Endesa, dueña del 51 % de HidroAysén, a través de presidente Jorge Rosenblut, entró al ruedo: “Un recurso (el  agua) que Chile lo tiene, que es competitivo y que es limpio, decir que está muerto, a lo menos me sorprende”.

Allamand, a su vez, se sorprendió por la reacción. “Yo no entiendo este revuelo que les ha causado mis declaraciones a algunos ejecutivos de esa empresa. Yo simplemente constaté lo que ellos antes habían anunciado. Ellos dijeron con todas sus letras que no era viable el proyecto en las actuales condiciones porque no existía el contexto normativo ni político para continuar adelante con esa iniciativa”.

A diferencia de su rival, emitió un juicio que tocó al sector empresarial que sigue atentamente los pasos de los candidatos en campaña por las primarias de la Alianza por Chile. “Esos señores empresarios podrán tener toda la desazón que quieran, pero que vayan a hablar con los ejecutivos de la compañía que son los que en la práctica han paralizado el proyecto y que no simplemente las emprendan conmigo que he hecho una simple constatación”.

Lo curioso es que a la hora pronunciarse si están a favor o en contra de HidroAysén, que dio origen a este primer round, los dos ex ministros le quitaron el cuerpo al tema. Ninguno dijo nada. Y eso que ambos tienen vínculos estrechos e historia con el proyecto.

Cuando Allamand habla de HidroAysén alude a un proyecto en el que uno de sus grandes aliados, Bernardo Matte, es socio, junto a sus hermanos Eliodoro y Patricia Matte, a través de Colbún, dueña del 49 %.

Bernardo Matte, el menor de su familia, comparte la cercanía con RN y es uno de los financistas históricos de Allamand. Lo será, por cierto, en su actual candidatura. Quienes conocen la estrecha relación entre ambos sostienen que es imposible que el candidato no haya hablado con el empresario antes de referirse al tema. “Es dificil pensar que siendo tan cercano a Matte, haya dicho lo que dijo sin antes hablar antes con él”, sostiene un miembro de RN.

Declarar muerto el proyecto no fue más que ratificar lo que Colbún anunció públicamente en mayo: la suspensión indefinida de la construcción de la línea de transmisión para transportar energía desde la XI a la Región Metropolitana por la falta de consenso en torno a la política energética del país.

De los Matte, Bernardo es el que tiene menor apego con el proyecto. Según la revista Qué Pasa, en su edición del 10 de mayo, él estaría dispuesto a vender su parte por el costo en imagen para la familia y porque no le ve viablilidad en el corto plazo, por lo que las declaraciones de Allamand están en sintonía con el pensamiento de su amigo.

El artículo, además, da cuenta de las discrepancias entre Bernardo Matte y su sobrino Bernardo Larraín (hijo de Patricia). “HidroAysén son los ojos de Larraín. Él nunca dejaría el proyecto, porque tiene un apego emocional que va más allá de los números”, afirma la publicación citando a un director de Colbún.

Golborne, por su parte, estuvo a un tris de ser el vicepresidente ejecutivo de HidroAysén. Unos meses después de renunciar a la gerencia general de Cencosud le ofrecieron la vicepresidencia ejecutiva. Fue escogido de una terna en la que Daniel Fernández (que hoy ocupa el cargo) estaba en segundo lugar.

Había pactado el sueldo y solamente faltaba su firma, pero el llamado del Presidente Sebastián Piñera cambió sus planes. Golborne, por tanto, conoció de cerca detalles técnicos y financieros del proyecto que terminó enfrentándolos.

El candidato de la UDI es un experto en el negocio eléctrico: trabajó 11 años en Gener, a la que ingresó en 1990 como subgerente de sistemas y comunicaciones y en apenas tres años se transformó en el gerente corporativo de finanzas. En esta compañía estrechó lazos con Juan Antonio Guzmán, entonces gerente general, de quien había sido ayudante en la carrera de Ingeniería Civil en la Universidad Católica. Guzmán es su principal consejero, a él lo llamó cuando Piñera le ofreció ser ministro de Minería y su ex jefe lo alentó a entrar al gobierno. Golborne también cuenta con el apoyo Bruno Philippi, ex presidente de Gener y ex timonel de la Sofofa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV