martes, 25 de febrero de 2020 Actualizado a las 16:44

Rumor de moda:

Neymar dejaría al Barcelona por el Manchester United

por 26 agosto, 2015

Neymar dejaría al Barcelona por el Manchester United
La publicitada transferencia se antoja más una estrategia de la familia del jugador que una realidad concreta. El club inglés, y cualquiera que quisiera contar con el máximo crack brasileño del momento en sus filas, tendría que atreverse a desembolsar una suma que se aproxima a los 350 millones de euros. Una suma escalofriante, hasta obscena.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El círculo que rodea a Neymar, máxima estrella del Barcelona junto con Messi, se ha encargado de deslizar un rumor al parecer destinado a poner nerviosa a la dirigencia blau grana: el Manchester United estaría dispuesto a pagar 190 millones de euros por el mejor jugador que ha producido Brasil en los últimos años.

La noticia la dio a conocer Guillem Balagué, periodista definido como un experto en el fútbol internacional y que habitualmente escribe para medios británicos y españoles. Según él, la estrategia diseñada por los familiares del ex crack del Santos consulta incluso golpeadores titulares en el diario brasileño O Globo, en que la estrella brasileña del conjunto catalán aparecerá pronto diciendo que, jugando en la Premier League con la camiseta del United, cumplirá el sueño de su vida.

Que el Manchester United efectivamente tenga interés en el jugador no puede sorprender a nadie. Con sólo 23 años y un futuro esplendoroso en el fútbol, Neymar podría ser apetecido por cualquier club de billetera poderosa, entre los cuales Ballagué menciona al Real Madrid, al París Saint Germain, al Chelsea e incluso al Manchester City, dirigido por Manuel Pellegrini. Sin embargo, es la cifra que el periodista menciona la que provoca las dudas: es estratosférica, incluso obscena para un mundo siempre sujeto al vaivén de las bolsas. Y es que la globalización de la economía hace que hoy estornuden los chinos y todo el resto corre riesgo de contraer gripe.

Ocurre que los 190 millones es sólo el valor de la cláusula de rescisión que ha fijado Barcelona al jugador. En otras palabras, un poderoso blindaje para hacer desistir a aquellas instituciones deseosas de tener a Neymar en sus filas.

Cálculos conservadores señalan que esos 190 millones de euros se elevan fácilmente a 225, sumados los ineludibles impuestos y tasas. Y a esos 225 hay que sumar luego los 100 millones de euros que Neymar ganará en España durante los cinco temporadas que dure su contrato, a razón de 20 millones por año. En otras palabras: contar con Neymar le costaría al Manchester United, o a cualquier otro club que quiera contar con sus valiosos servicios, la escandalosa suma de 325 millones de euros.

Eso en el dudoso caso de que el brasileño cambie a un Barcelona poderoso y multi campeón por la misma plata. Lo lógico es que Neymar pretenda una mejora sustancial en sus ingresos, por lo que el costo total del traspaso aumentaría por parte baja a 340 millones de euros.

Así las cosas, todo parece ser sólo una estrategia de la familia del jugador, que cuida sus intereses porque no en vano Neymar los mantiene a todos. En lo que respecta a su representante, Wagner Ribeiro, este ha dicho que “el jugador está feliz en el Barcelona y por lo demás su contrato tiene vigencia hasta el 2018”.

Que el Manchester United está, sin ninguna duda, entre los cuadros más poderosos de Europa, y por ende del mundo, no significa, sin embargo, que cuente con recursos ilimitados.

Hace sólo algunos días, nada más, Ed Woodward, su vicepresidente ejecutivo, fracasó frente al mismo Barcelona intentando hacerse del pase de Pedro. Resultado: la chequera de Roman Abramovich, el ruso dueño del Chelsea, pudo más y el jugador terminó jugando en Londres, desechando la alternativa de los “Reds”.

Josep María Bartomeu, presidente del club catalán, no se hizo ningún drama cuando le consultaron acerca de estas versiones sobre la inminente partida del crack. Se limitó a sonreír y a señalar que “el jugador está feliz en el club y nuestros deseos son que se jubile como futbolista del Barcelona”.

Para Bartomeu, en todo caso, no puede haber dejado de ser un alivio que la consulta sobre Neymar fuera por ese rumbo. Y es que la justicia española, que investigaba el traspaso del jugador del Santos al Barcelona, convencida de que las cifras fueron bastante mayores que las publicitadas, lo que involucraría una gigantesca evasión de impuestos, está investigando ahora la denuncia del fondo de inversiones DIS, que tenía el 40 por ciento de los derechos deportivos del atacante.

DIS, fondo creado por Delcir Sonda, propietario de una cadena de supermercados brasileña, presentó ante la justicia española una querella por corrupción y estafa contra el Santos, el jugador, su padre y los responsables del Barcelona, es decir, Josep María Bartomeu y su predecesor, Sandro Rossell.

Ocurre que DIS cobró “sólo” 6,8 millones de euros de los 17,1 millones que el Barcelona pagó al Santos, suponiendo que el monto total de la transferencia hubiera alcanzado los 57 millones de euros declarado inicialmente por el club catalán. Sin embargo, luego que el juez José de la Mata, del Juzgado Central de Instrucción N° 5 de la Audiencia Nacional, iniciara la investigación, a principios de 2014 uno de los socios del club en España develó que el monto real del traspaso había sido realmente de 83,3 millones de euros, y DIS quiere, obviamente, la parte que le corresponde de esa diferencia.

Pero como el traspaso del brasileño a la denominada “Liga de las Estrellas” es toda una teleserie, el Santos también anunció hace un par de meses acciones ante la FIFA contra el Barcelona, Neymar, su padre y la empresa de este, Neymar Sports & Marketing, por diversas irregularidades en el traspaso.

Una prueba más de que “la plata no hace la felicidad”, como acostumbran decir aquellos que la tienen.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV