miércoles, 23 de enero de 2019 Actualizado a las 18:14

Autor Imagen

Medios de comunicación conscientes

por 20 noviembre, 2015

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La siguiente columna de opinión surge ante la percepción del estado actual de los medios de comunicación y el relevante rol que juegan en nuestra comprensión del mundo que terminamos viviendo.

Una percepción personal pero a la vez compartida por varios, es que hoy en los medios de comunicación masivos (noticieros, prensa escrita, radio) predomina la información inmediatista, se informa por un lado la crónica roja (asaltos, asesinatos, etc.), farándula y, por otro lado, información sobre deporte (en Chile, para ser rigurosos, se reduce al fútbol profesional) en desmedro de entregar información sobre eventos y procesos de mayor relevancia social, por ejemplo, sobre información internacional.

La información que predomina hoy en la prensa en Chile tiene un denominador común: que se busca primordialmente impactar o llamar la atención. No hay que ir muy lejos para reconocer que en la base de esta motivación está el interés o necesidad en los medios de tener mayor sintonía y con ello contar con auspicios. Se construye así una “tiranía del rating”, que lleva a muchos medios de comunicación a privilegiar lo llamativo por sobre lo relevante, las noticias resaltan lo superficial por sobre la descripción de procesos considerando sus contextos culturales e históricos. Todo lo anterior termina generando un alto grado de desinformación.

Algunos de los medios de comunicación hacen un mal uso de una de las características básicas de nuestra mente: que ante las amenazas y las más mínimas señales de peligro nuestra mente reacciona, seguramente por razones evolutivas.

Los medios de comunicación no solo describen hechos sino que son generativos, en su modo de presentar informaciones construyen narrativas y relatos que afectan las vivencias y percepciones de las personas que escuchan, en su modo de describir influyen en la sociedad que terminamos creando.

Los seres humanos tenemos un sesgo perceptual orientado a reconocer las señales de peligro y activamos un sistema de regulación emocional de supervivencia, que hace que le prestemos especial atención a lo que no anda bien, en desmedro de lo que si anda bien. Llevado a un ejemplo cotidiano, si vamos a 10 restaurantes y en 9 de ellos nos atienden bien y en 1 recibimos una mala atención, seguramente recordaremos esa única vez que fuimos mal atendidos y hablaremos de ello, en vez hablar de las 9 veces que nos atendieron bien. Los medios de comunicación de alguna forma se aprovechan de este sesgo perceptual y buscan llamar nuestra atención con señales de peligro y amenaza.

Por suerte, los seres humanos no nos dejamos llevar solo por este sistema de regulación emocional de lucha o huida, tenemos también la capacidad de reconocer con mayor perspectiva los eventos que nos ocurren, disponemos de la capacidad de discriminar, de ser reflexivos y mirar con una mayor consciencia lo que está ocurriendo.

Quienes trabajan en los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad profesional y ética. Y es que los medios de comunicación no solo describen hechos sino que son generativos, en su modo de presentar informaciones construyen narrativas y relatos que afectan las vivencias y percepciones de las personas que escuchan, en su modo de describir influyen en la sociedad que terminamos creando.

El cultivo de una comunicación consciente puede ser un antídoto eficaz ante los medios de comunicación que desinforman. Los medios de comunicación conscientes necesariamente explicitarán la relevancia de la información entregada, el alcance de los hechos y sobre todo pondrán la información en contexto, mostrando en perspectiva lo retratado e indicando no solo el evento sino también el proceso dentro del cual se enmarca. Los medios de comunicación conscientes pueden contribuir favorablemente a construir una sociedad que tenga mayor claridad y conocimiento de lo que ocurre.

La presente nota es apenas una mínima invitación a editores y periodistas a contribuir con el desarrollo de una comunicación consciente, que tenga en cuenta la relevancia de las noticias entregadas, que profundice en ellas, que contextualice cada hecho noticioso y nos ayuda a comprenderlo dentro de un proceso más amplio, todas estas acciones sin duda contribuirán a que juntos construyamos un modo de vida y una sociedad más consciente y plena.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV