lunes, 23 de septiembre de 2019 Actualizado a las 16:02

DGA en la mira del Tribunal Ambiental por “voltereta” a favor de minera Atacama Kozan

por 29 julio, 2019

DGA en la mira del Tribunal Ambiental por “voltereta” a favor de minera Atacama Kozan

Crédito: www.atacamakozan.cl

En primera instancia, la Dirección General de Aguas fue enfática en cuanto a que la vía de ingreso del proyecto de la compañía minera de la japonesa Nittetsu Mining Co. y el grupo Errázuriz debía ser necesariamente a través de un Estudio de Impacto Ambiental y no una simple Declaración de Impacto Ambiental, como pretendía la compañía. Pero, con el correr de los meses, la entidad gubernamental dio un giro y se manifestó conforme con el procedimiento más cómodo para la firma. El tema no pasó inadvertido para el Primer Tribunal Ambiental, que incluso recomendó al director ejecutivo del SEA revisar el cuestionado proceso.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El controvertido proyecto de continuidad operacional de la faena minera Atacama Kozan, en la III Región, sigue dando dolores de cabeza a la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas (MOP).

Tal como lo ha venido informando El Mostrador, en el marco de una investigación de la Fiscalía, efectivos de la PDI se constituyeron hace unas semanas en las oficinas centrales de la DGA en Santiago, lo que puso en alerta a las asociaciones de funcionarios que exigieron explicaciones a las autoridades del servicio.

Ahora, el Primer Tribunal Ambiental emitió una resolución donde –si bien rechazó la reclamación interpuesta por la concejala de Copiapó Rosa Ahumada Campusano, y otros, en contra del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), por la falta de participación ciudadana en la aprobación del proyecto– en sus considerandos puso en tela de juicio el accionar de la Dirección General de Aguas en la tramitación.

Esto, porque en primera instancia, en un oficio del 17 de enero de 2018, la DGA indicó que la vía de ingreso del proyecto al sistema de evaluación “debe ser necesariamente un Estudio de Impacto Ambiental” y no una simple Declaración de Impacto Ambiental, como pretendía la minera formada por la empresa japonesa Nittetsu Mining Co. y el grupo Errázuriz. Sin embargo, en tan solo unos meses, la DGA Atacama dio un vuelco y, en otro oficio, ahora se manifestó “conforme” con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto.

Para el Tribunal Ambiental este hecho no pasó inadvertido. “Llama la atención que la DGA en forma reiterada en sus oficios presenta y advierte observaciones de consideración que ameritan que el proyecto debe someterse a un EIA”, indicó. Sin embargo, “posteriormente y por razones que no se explicitan o motivan adecuadamente, la DGA se pronuncia conforme al proyecto, pero manteniendo observaciones y solicitando una serie de requisitos y actuaciones al titular”, advirtió el tribunal en la resolución.

De acuerdo al Tribunal Ambiental, no se trata de un tema menor, porque en la misma resolución subraya que “las observaciones planteadas y sostenidas por la DGA son de tal magnitud e importancia, que no se condicen con un pronunciamiento conforme ni menos con un descarte por parte del SEA de aquellas”, aludiendo así a los reclamos que se han hecho sentir en la región sobre la afectación del acuífero Copiapó, vale decir, las aguas subterráneas que también son utilizadas para consumo humano y labores agrícolas en dicho territorio.

Incluso, en sus conclusiones, el señalado tribunal recomendó retrotraer el proceso y planteó que “se considera necesario señalar que el director ejecutivo del SEA, en uso de sus atribuciones, pudiese revisar el proceso de evaluación ambiental en cuestión y, si fuere necesario, hacer uso de su facultad de invalidación de oficio de los actos administrativos -ya sea total o parcialmente- tal como establece el artículo 53 de la Ley 19.880”.

Las consideraciones del Tribunal Ambiental dejaron abierta la puerta a un vuelco en el tema y la opción de explorar otra vía, sobre todo considerando que, en su resolución, denegó la reclamación interpuesta por la concejala Rosa Ahumada por falta de participación ciudadana.

    • Revise la resolución del Primer Tribunal Ambiental acá:

Sentencia Kozan by El Mostrador on Scribd

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV