Miércoles, 24 de agosto de 2016Actualizado a las 18:23

Deportistas son astros de la Polinesia

Cultura - El Mostrador

Lo que Chile ignora: Súper atletas olímpicos en Rapa Nui

por 13 febrero 2015

Lo que Chile ignora: Súper atletas olímpicos en Rapa Nui
Ganan medallas a nivel internacional en distintas disciplinas. Su día a día está marcado por todo tipo de deportes y participan en competencias que los convierte en respetados miembros de la comunidad. Y es que en el ADN de los pascuenses hay una fibra que los hace buenos para los deportes. Ya sea canotaje, rugby, natación o atletismo, los próximos representantes del país podrían salir de esta pequeña isla, lo que podría ser una realidad si se concreta un ambicioso proyecto que contempla la construcción de un centro de alto rendimiento.

Cuando Konui Lillo Laharona tenía seis años, su papá escuchó en la radio que había una maratón familiar y decidió llevarlo a competir para ver si  así enfocaba su atención en algo que lo cansara y lo calmara un poco, porque como recuerda su hijo “mi papá me cuenta que siempre me escapaba hacia la casa de mi abuela y que era hiperquinético”.

Al año siguiente, Konui participó en otra competencia para correr 5 kilómetros, y ganó. “De ahí me tiré y siempre ganaba. En el colegio también, ganaba atletismo, posta, 100 metros planos. Después me eligieron para ir a regionales”.

A sus 17 años, sigue ganando, especialmente en canotaje polinésico, donde ha traído medallas de oro y plata a su Rapa Nui, la isla que lo vio nacer y que por estos día celebra la Tapati, fiesta que se considera el encuentro cultural más importante de la Polinesia y que busca la elección de una reina o aito (deportista) que represente a Isla de Pascua, lo que se logra a través de diversas competencias enfocadas en prácticas ancestrales que abarcan desde bailes, cantos, tallado, pintura del cuerpo hasta deportes, y en las que la mayor parte de los isleños participa, compitiendo en representación de uno de los candidatos. Konui participó este año por tercera vez como atleta.

Konui Lillo Laharona participando en la triatlón que se realiza en el volcán Rano Raraku, compitiendo en la carrera donde deben cargar unos 40 kilos de plátanos

Konui Lillo Laharona participando en la triatlón que se realiza en el volcán Rano Raraku, compitiendo en la carrera donde deben cargar unos 40 kilos de plátanos Foto: Jonathan Martins Torres

Y es que el deporte en Isla de Pascua es algo que sus habitantes llevan en el ADN. Los pascuenses practican cotidianamente natación, surf, ciclismo, fútbol, rugby, basquetbol, voleibol, taekwondo y atletismo. Aunque el canotaje polinésico es una de las disciplinas que lleva el mayor sello distintivo de la isla, en Chile no tiene mayor eco, principalmente porque no está considerada dentro de los deportes olímpicos.

El año pasado Isla de Pascua tuvo un destacado papel en el torneo mundial de taekwondo, donde obtuvo varias medallas. En rugby cuenta con destacados exponentes e incluso se habla de que Isla de Pascua podría estar en el futuro del rugby chileno. La joven promesa del surf, Roberto Araki, también viene de la isla. Y así suma y sigue.

El sábado 31 de enero pasado, Konui participó en el Tau'a Rapa Nui, triatlón que se realiza  como una prueba de la Tapati en el “Rano Raraku”, el volcán conocido como la “fábrica de Moai”,  y donde aún se pueden ver cientos de estas esculturas a medio terminar o emergiendo como plantas desde la tierra.

rnplatanos

Foto: Jonathan Martins Torres

La competencia, a la que asisten los rapa nui en familia, y cada vez más turistas, combina deportes ancestrales. Canotaje en pequeñas embarcaciones de totora, natación con una especie de flotador de totora y una carrera con unos 40 kilos de plátanos que cada competidor debe cargar mientras corre. Konui ganó el primer lugar en su categoría.

Hombres altos, delgados y atléticos, se paseaban ese día vestidos a la usanza antigua de los indígenas de la isla. Vestimenta que usan durante los 16 días que dura la Tapati.

Entre los deportistas, caminaba con su pequeña hija en brazos  y conversaba con los demás competidores Tu'umaheke Durán Veri Veri, de 39 años, un reconocido atleta local que también compitió este año.

CASI PARAPLÉJICO

Tu'umaheke, cuyo nombre chileno es Omar y en la isla todos lo conocen por Tuma, empezó a los 6 años a jugar baby fútbol. “Jugábamos por el Banco Estado y siempre ganábamos. Crecí y fui jugando en la siguiente categoría”, recuerda.

Con 9 años empezó a surfear. Como no tenían tablas de tienda lo hacían con las tablas de las mesas del colegio, “eran largas, estaban justas. Las traíamos como mesas y las acondicionábamos como tabla de surf”.

Luego vino el básquetbol, vóleibol. Empezó a jugar fútbol a los 16, mientras seguía surfeando, pero “con tablas de verdad, de fibra. Nosotros hacíamos todo, no era como pegado en una cosa. Estaban buenas las olas, a surfear. Dos tres dias surfeando. No hay olas ¡pum! básquetbol, vóleibol”.

rnTuma1

Tu'umaheke Durán Veri Veri ganó 15 de las 17 Tau'a Rapa Nui en las que participó Foto: Jonathan Martins Torres

De 17 competiciones de Tau'a Rapa Nuien las que participó para la Tapati,Tu'umaheke ganó 15. Hasta que tuvo un accidente en auto hace dos años que lo dejó a punto de quedar parapléjico, porque tuvo una fractura cervical.

“El doctor me dijo que gracias a mi estado fisico no quedé parapléjico, porque mi cuerpo aguantó. Hubiera sido otra persona me dijo, habría quedado ahí”.

La recuperacion fue lenta, y pasó de pesar 84 kilos a 110. “El año pasado participé igual de la Tapati. No participé para ganar, sino para hacer mi terapia. Participé en natación y el lanzamiento de tiro al blanco. Estaba muy mal, ¡estaba guatón!. Engordé porque no me movía mucho y comía todo el día. Fue muy fuerte para mi”.

Gracias a un colega de Conaf, donde Tuma es guardaparques, fue a entrenar para recuperarse con un profesor que hace clases de taekwondo y con el que practicó crossfit. “Él ha llevado a niños afuera a mundiales, ha traído medallas de oro. Es bueno porque ve el potencial de la isla y aprovecha eso. ¡Mira como estoy ahora!”. Es verdad. Nadie podría imaginar que alguna vez estuvo gordo o que no pudo entrenar por largos meses.

Tuma ha participado en mundiales de canotaje polinésico en Hawai, California, Nueva Zelanda y la Polinesia Francesa, así como en encuentros sudamericanos en Brasil, Argentina y el año pasado en Isla de Pascua.

rn3canoas

Canotaje ancestral Foto: Jonathan Martins Torres

En ese evento, que se celebró en noviembre en la isla, Konui no pudo participar, porque se lesionó entrenando. Pero su hermano que tiene un año menos que él, sí participó y quedó en segundo lugar en su categoría.

Pero Konui se recuperó pronto. “Acá si no eres deportista es que como que no eres Rapa Nui. La juventud son todos deportistas. Corren, canotaje, hacen de todo. Tenis, natación, handball”, asegura el joven pascuense, y explica que “a mi me gusta el deporte porque lo disfruto y me encanta. Te hace sentir bien, fuerte, importante, porque vas ganando respeto cada vez que sales campeón”.

Lo ha vivido directamente. Cuando empezó a competir en la Tapati nadie lo buscaba. Hoy “me van a buscar a la casa y me preguntan qué necesito para competir. Los primeros años yo hacía mis cordeles  – ¿Viste los botes? hay un cordelito para amarrarlo, que no es cualquier cordel y son caros. Pero ahora me van a buscar. Los candidatos te piden que compitas para ellos”, cuenta orgulloso.

Hay que entrenar duro. Porque si bien correr, nadar y remar es parte de su día día, para competencias específicas necesita prepararse. Para la Tapati por ejemplo, empieza dos meses antes. “En primer lugar hay que ir a buscar las totoras. Se sacan dos mil por persona desde el cráter del volcán. Luego se trasladan al hombro hasta que puedas subirlo a una camioneta que las lleva a tu casa y estas dos meses sacándolas al sol todos los días. Hay que estar pendiente de la lluvia, que no se mojen, dándolos vuelta y seleccionar las que no se rompieron. Después hay que armar el bote, lo que demora como una semana”. Tarea en la que lo ayuda su tío Charly, otro de los competidores del  Tau'a Rapa Nui, que este año también salió campeón en su categoría.

Canotaje polinésico

Canotaje ancestral Foto: Jonathan Martins Torres

La otra parte del entrenamiento implica levantarse a las 7 de la mañana y correr 10 minutos por el borde costero con sacos de arena que pesan entre 10 y 12 kilos. Además de remar al menos una hora y nadar otro tanto.

“Yo soy atleta y también hago canotaje polinésico. Fui campeón sudamericano en 2013”, en Perú, donde obtuvo dos medallas de oro junto a su equipo de seis competidores, y el segundo lugar en categoría individual.

“Regresamos a la isla y el año pasado estuve arrasando en todas las competencias: canotaje sobre todo. Hubo una triatlón de nado bicicleta y corrida. Saqué primero en los tres”, cuenta entusiasmado.

Para el sudamericano en que participó Konui, la Corporación del Deporte de la Municipalidad le financió pasajes y estadía. Pero el resto sale de los bolsillos de su padre y de él mismo, que trabaja en el grupo de canto y baile Maori Tupuma, donde su tío Charly es el vocalista y él toca las congas y baila.

UN CENTRO DE ALTO RENDIMIENTO

En vista de las altas condiciones físicas de los rapa nui, al interior de la isla bulle una idea que busca potenciar esa ventaja: la creación de un centro de alto rendimiento.

Según explica el alcalde, Pedro Edmunds Paoa, el municipio destina a la Corporación del Deporte de la Municipalidad 160 millones de pesos anuales. “Esa plata es para todas las disciplinas, fútbol, rugby, tenis, surf, canotaje, etc. Un pasaje de aquí a Santiago son 250 mil pesos y a veces van delegaciones de 20 personas. Con eso hay que pagar sueldos de profesores, mantención de equipamiento -la isla cuenta con una cancha de fútbol, gimnasio y un taller de canotaje-. Así que no es mucho”.  Además de eso se financian a través de proyectos y desde el año pasado con recursos desde el ministerio del Deportes para el desarrollo de escuelas deportivas integrales, que ya están andando.

La iniciativa de construir un centro de alto rendimiento, busca aprovechar las condiciones climáticas, el nombre de la isla y el biotipo de los rapa nui para que reciba atletas nacionales e internacionales de alto nivel, y fue planteada  a la ministra del Deporte, Natalia Riffo, el año pasado cuando visitó la isla.

Según el alcalde “hay un tremendo entusiamo y apoyo de la ministra actual. Estuvo en la isla y se comprometió con nosotros”.

Desde el gabinete del ministerio señalan que “hay voluntad, pero aún no está proyectado un financiamiento para la construcción de un centro. Está la voluntad y la claridad del potencial deportivo de la isla. La ministra está convencida que hay que impulsar un centro con ambas culturas integradas en vista de la condicion genética de los rapa nui. Pero no está con presupuesto asignado. Puede ser que realicen gestiones, pero hay que evaluarlo técnicamente desde el costo beneficio también”.

Konui, que no ha escuchado de este proyecto, considera que en Chile “no hay plata para apoyar a los deportistas. El año pasado conocí al Tomás González, que vino a la Isla. Me dio consejos sobre alimentación, descansar y entrenar. Imagínate ¡el Tomás González!, a  ál no lo ha apoyado el Estado. Todos saben que Farcas le dio un gimnasio y todo. La Riveros, que hace triatlón, tuvo que salir del país a entrenar afuera. Aquí se ve que se apoya harto el fútbol, nada más”.

Por ahora el joven atleta tiene claro que para él lo más importante es el deporte. Y, aunque ha viajado mucho para distintas competencias, dice que siempre quiere volver a su isla, porque “acá es relajada la vida. No sé cómo lo puedo explicar, es tranquila, se disfruta, toda la gente se conoce. Y al final todos se ayudan”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes