Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:29

El abogado Javier Couso cuestiona nombramiento de Marcelo Venegas

"Difícil va a ser que el presidente del TC tenga los derechos fundamentales en su ADN"

por 7 agosto 2009

El jurista y académico de la Universidad Diego Portales se refiere al nombramiento del ex director de DINACOS a la cabeza del organismo y afirma que "en un país un poco más exigente esto sería un escándalo". El integrante histórico de Expansiva y miembro de Océanos Azules, además cuestiona a los parlamentarios que rasgaron vestiduras por este caso: "Es preocupante que hayan aprobado su nombre y ahora digan que desconocían el dato".

-¿Por qué sería ilegítimo que Marcelo Venegas dirija el Tribunal Constitucional? Han pasado tres décadas desde que el ministro Venegas trabajó en DINACOS. A estas alturas podría haber cambiado de opinión.

-La legitimidad es un tema de percepciones. Pero me ha sorprendido el silencio que ha tenido la prensa, digamos más establecida, como El Mercurio. El Mercurio hoy día (ayer) omite en un artículo sobre Marcelo Venegas, algo que aparece en la página web del Tribunal Constitucional donde el propio Venegas indica en su currículo que fue director de la División Nacional de Comunicación Social (DINACOS). Las generaciones más nuevas no lo saben pero DINACOS ejercía la censura bajo el régimen militar.

-¿Cuál es el problema?
-Mi impresión es que, en un país un poco más exigente, esto sería un escándalo. El Tribunal Constitucional es el órgano que decide sin posibilidad de apelación el ordenamiento jurídico del país. Qué difícil va a ser imaginar que este presidente del Tribunal Constitucional vaya a tener derechos fundamentales como la libertad de expresión, en su ADN. Pero en Chile no es de extrañar.

-¿Por qué?

-Si un extranjero, un parlamentario europeo, por ejemplo, llegara a Chile y le preguntara a sus pares locales ¿quién es la segunda autoridad del país? le dirían que es el presidente del Senado, Jovino Novoa. ¿Y cuál es su currículo? Fue subsecretario general de Gobierno bajo la dictadura militar más dura del país. El extranjero diría ¡guau! Si después preguntara ¿quién es el presidente del TC, el organismo encargado de velar por los derechos fundamentales de los ciudadanos? Un ex director de DINACOS, la entidad encargada de censurar bajo la dictadura. Te aseguro que no entendería nada.

Críticas a su trayectoria

-Ministros del TC y senadores como Evelyn Matthei han destacado la trayectoria de Venegas como constitucionalista y su idoneidad profesional para el cargo.

-En el foro legal no hay un juicio de que él sea una autoridad intelectual en el derecho constitucional. Los ministros Juan Colombo, José Luis Cea, el ex ministro Eugenio Valenzuela Somarriva, son profesionales respetados entre los constitucionalistas. Ese no es el caso de Marcelo Venegas. Venegas no tiene una trayectoria académica e intelectual que justifique presidir el Tribunal Constitucional, el más alto cargo para interpretar nuestra carta fundamental.

-Pero obtuvo el apoyo cerrado de sus pares. Por algo será. El actual presidente del TC Juan Colombo dijo que su nombre tuvo consenso. Además señaló que es tradición votar de forma unánime. ¿Es una costumbre que comparte?

-Es una tradición, pero no hay ninguna regla que indique que deba ser así. Respetuosamente discrepo de Colombo, a quien considero un gran jurista. Tengo el mayor respeto por Colombo, por Carlos Carmona y muchos otros miembros del TC, pero creo que no dimensionaron el impacto de imagen pública que significa nombrar presidente del TC a un ministro que no solo tiene este pasado en DINACOS, sino que además no es considerado por la comunidad académica como alguien destacado, habiendo muchos otros ministros que sí tienen méritos suficientes. No sopesaron debidamente el inevitable cuestionamiento que significa que un censurador de la prensa en dictadura hoy día aparezca a la cabeza del órgano responsable de promover los derechos fundamentales de los ciudadanos, incluido el derecho de libertad de expresión. Eso fue un error.

Rasgar vestiduras

-Ahora hay parlamentarios que se mostraron contrariados y sorprendidos por este caso pero se acuerdan poco que Venegas llegó al TC porque fue propuesto por la Cámara de Diputados y ratificado por el Senado el año 2006.

-Es preocupante que parlamentarios que tienen entre sus misiones el rol fiscalizador y el escrutinio de los currículos de los candidatos al TC, hayan aprobado su nombre y ahora digan que desconocían el dato. Las contradicciones de la Cámara de Diputados y el Senado respecto al Tribunal Constitucional son varias.

-¿Se refiere al tema de la "píldora del día después"?

-Cuando el Tribunal Constitucional publicó su fallo sobre la píldora del día después, muchos parlamentarios también aparecieron rasgando vestiduras. Esto habla de la frivolidad de nuestros parlamentarios.

-¿Por qué?

-En ese minuto hubo parlamentarios de la Concertación que dijeron: ‘cómo es posible que el Tribunal Constitucional decida algo que deben decidir todos los chilenos', pero muchos de esos parlamentarios fueron los que en 2005 votaron a favor de ampliar las atribuciones del TC. Es una contradicción que ellos debieran explicar. En Chile llegó la hora de que los parlamentarios se hagan responsables por las decisiones que toman.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes