Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:35

Socio político de Piñera arrastra deudas por $109 millones

Los cheques protestados que complican a Schaulsohn en Dicom

por 16 diciembre 2009

Los cheques protestados que complican a Schaulsohn en Dicom
Quince documentos impagos por falta de fondos son parte del historial del ex diputado. Su principal librador es el BCI, entidad que le ha protestado tres cheques por $9.601.000 cada uno, más otro por $ 15 millones. Él dice que “todo está repactado y demorará varias semanas en corregirse la información”. En el mundo del lobby ven su apoyo a Piñera como la salida para su crítica situación en la industria de la influencia.

Tras su expulsión del PPD, luego de afirmar que “el gobierno utilizaba los dineros públicos para financiar al pacto político de la Concertación”, cuestión que a su juicio daba cuenta de una “ideología de la corrupción”, los bonos del ex diputado Jorge Schaulsohn vienen a la baja.

La derrota por la alcaldía de Santiago en 2004 a manos de Raúl Alcaíno, fue sólo el preámbulo de un período muy complejo para Jorge Schaulsohn Brodsky (57), que se inicia con la marginación de los círculos del poder concertacionista y que acaba con su desembarco en la Coalición por el Cambio. Hoy, el aliado del candidato Sebastián Piñera tiene su nombre en Dicom, con deudas informadas por más de $ 109 millones.

Luego de la decisión del Tribunal Supremo del PPD de marginarlo del partido que él mismo ayudó a fundar a fines de los 80’, sobrevino el golpe de gracia: sus ex camaradas políticos –desde la tienda pepedeista hasta el vasto mundo de la Concertación– “le cerraron todas las puertas”, asegura una fuente que ha sido testigo del cambio experimentado por Schaulsohn.

“Su tesis sobre la ideología de la corrupción no fue lo único que lo sepultó; también influyó su condición de abogado defensor de una persona formalizada en Estados Unidos por infracción a la ley bancaria; todo eso lo hizo perder peso e influencia”, sostiene la misma fuente. La persona aludida es Mauricio Mazza Alaluf, dueño de la casa de cambios Costa Brava, y miembro del “Clan Mazza”, organización vinculada al lavado de dinero en países como Chile, Perú y EE.UU.

Gobiernos anteriores al de Michelle Bachelet, le permitieron a Jorge Schaulsohn desempeñarse como intermediario entre el Estado y clientes privados. “En rigor, Schaulsohn no operaba como una empresa de lobby, como Enrique Correa o Eugenio Tironi, pero sí tenía la habilidad de manejar muy bien determinados negocios, por los que cobraba elevadas sumas; por su gestión en alguna licitación podía ganar hasta UF 10 mil, o US$200 mil, según fuera el trato”, explica una fuente vinculada a este negocio.

Pese a que el ex presidente de la Cámara de Diputados es uno de los fundadores de la Concertación, en mayo de este año cruzó la frontera para unirse a la naciente Coalición por el Cambio. En ese trance fue fundamental el rol de su amigo y socio, el senador RN Andrés Allamand, hasta donde llegó en compañía del senador ex PPD Fernando Flores, con quien dos años antes había fundado ChilePrimero, “un nuevo referente social y político, distinto de la Concertación y la Alianza, y alejado de las definiciones dogmáticas de izquierda, centro y derecha”, según su visión.

Un lobbista a la baja

En la época que se discutía la “ley Dicom” (2001) Schaulsohn se desempeñó como lobbista de la Cámara de Comercio de Santiago. “Jorge Schaulsohn fue uno de los principales lobbistas a favor de la Cámara de Comercio en la ley Dicom, él era un asesor de esa entidad. También fue lobbista de la ley del consumidor, en contra de los consumidores. Su principal propósito era evitar las demandas colectivas. Eso lo tengo muy claro”, recuerda Hernán Calderón, Presidente de Conadecus.

Hoy, en el ambiente del lobby, se asegura que Schaulsohn “ha perdido fuerza” porque “ya no tiene los mismos ingresos de antes, por el contrario, su oficina ha perdido muchos clientes; su socio Andrés Allamand tampoco lo apoya con plata. Hoy está en la lista negra de la Concertación. De ser un influyente político y reconocido lobbista, se convirtió en una persona al que ya nadie le responde el teléfono en el oficialismo. Schaulsohn sólo está con Piñera a la espera de una nueva oportunidad como lobbista en un eventual gobierno de derecha”.

Oportunidad que podría representar un alivio financiero para el ex presidente del PPD, pues su nombre figura en Dicom con un historial de protestos y morosidades por más de 109 millones de pesos, entre septiembre y diciembre del 2009.

El Dicom de Schaulsohn

Durante los últimos seis meses de este año (incluso el 13 de diciembre pasado), distintas instituciones financieras han consultado los antecedentes comerciales de Jorge Schaulsohn, entre ellas la Bolsa de Comercio de Santiago, bancos comerciales y de inversión, y empresas de factoring.

“ Hoy está en la lista negra de la Concertación. De ser un influyente político y reconocido lobbista, se convirtió en una persona al que ya nadie le responde el teléfono en el oficialismo. Schaulsohn sólo está con Piñera a la espera de una nueva oportunidad como lobbista”.

En la actualidad, el ex parlamentario concertacionista figura en Dicom con 15 documentos impagos (el último, un cheque protestado por falta de fondos el 25 de noviembre de 2009 por $15.240.000), entre morosidades y cheques protestados por falta de fondos. Su principal librador es el BCI, entidad que le ha protestado tres cheques por $9.601.000 cada uno, más otro por $ 15 millones; también mantiene una morosidad con el mismo banco por otros 30 millones de pesos.

A lo que se agrega una morosidad por $1.093.214 (5 noviembre de 2009) correspondiente a la novena cuota de un total de 25 de un crédito automotriz otorgado por Forum Servicios Financieros, para la adquisición de un vehículo marca Volvo. El informe de Dicom también consigna un cheque protestado por $8.657.600 (Corpbanca) y una deuda con Almacenes París por $1.368.948. En total, al 15 de diciembre de 2009, Jorge Schaulsohn adeuda, según informa Dicom, $109.627.000.

Sin embargo, Schaulsohn manifiesta que “todas las obligaciones con instituciones bancarias que aparecen informadas están repactadas y al día; lo que sucede es que una vez vencidas y mientras se produce la renegociación, trascurrido un plazo deben ser informadas por disposición de la Super (SBIF). Una vez procesada la repactación hay una demora de varias semanas hasta que la información es corregida”.

En relación a los cheques protestados explicó que “prácticamente todos están aclarados y en poder nuestro; algunos pocos con abonos programados con acuerdo de los acreedores, y el documento se devuelve una vez finalizado el pago para su aclaración. No hay ninguna deuda que no esté repactada. El monto total de lo pendiente es de alrededor de 22 millones de pesos”, precisó.

En la tarde de este martes, Jorge Schaulsohn hizo llegar a El Mostrador la fotocopia del último cheque protestado por $15.240.000 (BCI), oportunidad que aprovechó para desestimar el impacto que su situación financiera pueda tener respecto a su rol en el comando de Sebastián Piñera, con miras al balotage del 17 de enero.

Dudas en el Caso Registro Civil

Por otra parte, diferentes fuentes han mencionado a Jorge Schaulsohn como lobbista en la licitación de la plataforma tecnológica del Registro Civil, adjudicada por US$80 millones en primera instancia a la empresa india Tata Consultory, cuestión que una vez conocida la denuncia hecha en marzo de 2008 por el ministro de Justicia Carlos Maldonado, en relación a ciertas irregularidades en el proceso de adjudicación, fue revocada, ordenándose una nueva licitación.

Todo lo anterior se tradujo en la apertura de una causa judicial que llevó a la cárcel al ex director del Registro Civil, el abogado PPD Guillermo Arenas, muy cercano a Schaulsohn. En el marco del respectivo proceso, las empresas que perdieron la licitación a manos de la transnacional asiática –Sonda, Telefónica, Dexo y Quintec, ésta última de propiedad de Sebastián Piñera–, acusaron a Schaulsohn de haber operado como lobbista en la misma licitación.

En la ocasión, el titular de Justicia, Carlos Maldonado, habló de “ofertas de influencias indebidas y ofrecimientos anómalos de venta de base de datos”.

Al respecto, Schaulsohn aseguró a El Mostrador no tener vínculo alguno con el caso: “No tengo nada que ver con ese asunto, ni siquiera he sido citado a declarar; es más, todo eso se aclaró en su momento”, afirmó.

No obstante, el expediente radicado en la Fiscalía Centro Norte, consigna la declaración del ministro radical en relación a la labor de los lobbistas frente a las empresas oferentes: "Las personas que habrían realizado las visitas son un señor de apellido Codorniu y el señor Jorge Schaulsohn. Según se me señaló, estas visitas fueron independientes, esto es, estas personas no concurrieron juntas. Estos nombres y visitas se habrían repetido respecto de las cuatro empresas mencionadas".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes