Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Según el arquitecto Julio Alegría

Estructuras delgadas para meter más autos y pisos podrían explicar colapso de algunas edificaciones

por 5 marzo 2010

Estructuras delgadas para meter más autos y pisos podrían explicar colapso de algunas edificaciones
El profesional miembro del Colegio de Arquitectos es uno de los técnicos que está trabajando con el Minvu y otros expertos en evaluar los inmuebles con aparente daño estructural. En conversación con El Mostrador adelanta que a simple vista este tipo de prácticas podrían ser la respuesta al por qué de los daños de ciertas construcciones. Además de la liberalización de la normativa de fiscalización.

Hacer edificios para resistir cataclismos sería demasiado caro. Esa fue la opinión del gerente de ingeniería y mantenimiento de la concesionaria SCL, Waldo Castro, y arquitecto que proyectó el diseño del malogrado aeropuerto de Santiago.

Sus palabras no dejaron indiferente al mundo ligado a la construcción. Es el caso del presidente del Comité de Desarrollo Urbano del Colegio de Arquitectos de Chile, Julio Alegría, que no concuerda con esta postura.

El profesional señala que “el aeropuerto es tan único como un hospital por ejemplo. Son de infraestructura de la mayor seguridad del país, por lo que tienen que construirse pensando que llegaremos al máximo de la exigencia. Una construcción de esa importancia debe ser realizada previendo condiciones máximas y anómalas, de manera que se gaste lo que se tenga que gastar”.

Alegría es uno de los expertos, que a petición del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) están evaluando los inmuebles que aparentemente tienen daños estructurales afectados por el terremoto. Trabajo que además de su gremio, están realizando con el Colegio de Ingenieros, la Asociación de Ingenieros Estructurales, los expertos del Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación de Estructuras y Materiales (Idiem) de la Universidad de Chile y el DICTUC de la Universidad Católica.

El arquitecto, ha cuestionado la forma en que se están construyendo los edificios en Chile, especialmente porque la normativa, como publicó El Mostrador, se ha ido liberalizando, impulsando que la fiscalización quede en manos de las propias constructoras

"El suelo en el gran Santiago es más caro, por lo se hacen los edificios más esbeltos para que sean mas altos y quepan mas departamentos Mientras mas angosto puedes ganar más pisos. Esto lo hace muy peligroso", dijo el profesional.

"El suelo en el gran Santiago es más caro, por lo se hacen los edificios más esbeltos para que sean mas altos y quepan mas departamentos Mientras mas angosto puedes ganar más pisos. Esto lo hace muy peligroso", dijo el profesional.

-¿Qué pasa con los edificios donde vive gente y que no son tan emblemáticos para el país?

En el caso de las viviendas existe una tendencia a no poner el mismo cuidado dejando el cálculo estructural en su legalidad pero casi siempre en su grado mínimo de seguridad. Nadie quiere meterse en problema al hacer cálculos de edificios públicos, pero se relajan y se hace al límite inferior de la exigencia al tratarse de edificios que no tienen la misma trascendencia social. Lo que es una canallada. En ambos casos es viable hacerlo bien.

-Según las inspecciones que le ha tocado hacer estos días ¿cuáles diría son los problemas que a priori y sin estudios más acabados podrían explicar los daños de algunas edificaciones?

-Para abaratar el edificio se llega al límite inferior de la seguridad del cálculo. A simple vista esto podría ser una de las  respuestas de por qué algunos edificios han respondido tan mal. Porque al hacer esto se producen empujes que la estructura no va a resistir.

-¿Hay otros motivos que podrían explicar el colapso de algunas edificaciones nuevas?

Sí. El segundo aspecto importante de por qué pueden haber pasado estas cosas es porque las estructuras de base han sido muy esbeltas. Esto para que quepan más automóviles estacionados. El ingeniero calculista debe poner al límite su cálculo para que quepan más autos, en vez de optar por pilares de mayor base.

Además, el suelo en el gran Santiago es más caro, por lo se hacen los edificios más esbeltos para que sean mas altos y quepan mas departamentos Mientras mas angosto puedes ganar más pisos. Esto lo hace muy peligroso.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes