Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:40

Alfredo Soiza Piñeiro

Fiscalía investiga por abusos a sacerdote que fue nexo entre la UDI y el cardenal en caso Spiniak

por 6 mayo 2010

Fiscalía investiga por abusos a sacerdote que fue nexo entre la UDI y el cardenal en caso Spiniak
El prelado participó también en la negociación entre el FPMR y la dictadura militar por el secuestro del coronel Carlos Carreño. Se trata de una indagatoria desformalizada, cuya denuncia fue hecha por un sicólogo de iniciales G.A.D de 41 años, quien junto a su caso declaró que conocía otros que no estarían prescritos y que abren la posibilidad al perseguidor Xavier Armendáriz de lograr una formalización y eventual condena. Lo anterior se suma a las denuncias contra el padre Fernando Karadima.

La Fiscalía Regional Oriente abrió una investigación en contra del sacerdote de nacionalidad argentina, luego que un ex seminarista lo denunciara por supuestos abusos.

La indagatoria quedó en manos del fiscal regional, Xavier Armendáriz, aunque se encuentra en la etapa “desformalizada”.

La información apareció hoy en el diario La Segunda, medio que se reservó el nombre del imputado. Sin embargo, en fuentes eclesiásticas El Mostrador pudo confirmar que se trata del sacerdote Alfredo Soiza Piñeiro, de nacionalidad argentina y vasta trayectoria en el país.

En 1987, Soiza Piñeiro fue el nexo entre el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) y la dictadura militar, en el marco del secuestro del coronel de Famae -vinculado a la venta de armas a Irán- Carlos Carreño, quien luego de 92 días de cautiverio fue finalmente liberado en Sao Paulo, Brasil. 

La denuncia en contra de Soiza Piñeiro fue realizada por un sicólogo de 41 de iniciales G.A.D, quien se acercó al Ministerio Público a relatar que conoció al ahora imputado cuando ejercía labores propias en una iglesia del sector oriente entre 1982 y 1987. En esos años, Soiza Piñeiro era pro-vicario de la zona oriente de Santiago, según revelan varios medios de comunicación y el libro Operación Príncipe, donde se relatan los pormenores del secuestro de Carreño.

Si bien es cierto el caso de G.A.D. estaría prescrito debido al tiempo transcurrido, habría relatado que tenía conocimiento de otros que no lo estarían, cuestión que le abre un espacio al fiscal para indagar y llegar a una posible formalización y condena.

La indagatoria de Xavier Armendáriz, se suma a la que lleva esta misma fiscalía por los abusos denunciados por ex feligreses –que entregaron sus testimonios públicamente al programa informa Especial de TVN en contra del sacerdote de la iglesia Sagrado Corazón de Jesús de El Bosque, Fernando Karadima. Junto a la anterior denuncia, paralelamente la Iglesia chilena desarrolla otra, bajo las normas del derecho canónico, que está pronta a terminar.

UDI, Spiniak, Iglesia

Soiza Piñeiro no sólo fue nexo entre el FPMR y la dictadura de Pinochet. En 2003 fue también el vínculo entre el presidente de la UDI, Pablo Longueira, y el actual Arzobispo Francisco Javier Errázuriz para generar una reunión con el sacerdote José Luis Artiagoitía, conocido como el cura “Jolo” y Gemita Bueno, la llamada testigo “G”.

La versión de la joven ante el entonces ministro de la Corte de Apelaciones Sergio Muñoz Gajardo –hoy miembro de la Suprema- involucró al senador de la colectividad Jovino Novoa en la red de Spiniak, versión que reconoció tiempo después era absolutamente falsa. Tanto Bueno como Artiagoitía fueron condenados por falso testimonio.

El encuentro antes citado se realizó, precisamente, en la casa de Soiza Piñeiro, hecho que fue confirmado por el propio Longueira.

Soiza Piñeiro además fue capellán de Bomberos y delegado episcopal en Chile para el Ecumenismo y el Diálogo Interreligioso, nombrado por el papa Juan Pablo II.

Además fue el vocero de la iglesia para el caso que afectó al llamado “cura Tato”, quien fue condenado por abusos a menores en 2005.

De hecho Soiza nuevamente fue nexo entre la Iglesia y la familia de una de las víctimas de del sacerdote José Andrés Aguirre, encuentro que se realizó en la casa de monseñor Carlos Oviedo Cavada.

Actualmente Soiza Piñeiro efectúa su ministerio religioso en la parroquia San Ramón de Providencia. El sacerdote habló con el diario La Segunda y señaló que todas las acusaciones eran falsas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes