Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:47

La influencia geopolítica del proyecto del multimillonario Eike Batista

Todo el peso de Brasil tras la termoeléctrica Castilla

por 31 agosto 2010

Todo el peso de Brasil tras la termoeléctrica Castilla
Las gestiones del canciller Celso Amorim en febrero pasado para destrabar la aprobación del proyecto energético sufrieron un remezón tras la decisión de Sebastián Piñera de rechazar la instalación de una termoeléctrica cercana a Punta de Choros. Para Chile, el país dirigido por Lula da Silva es de vital importancia política y económica. El rol ganado en la arena internacional por los cariocas es algo que el canciller Amorim recordó en una columna publicada en el país este domingo, tres días después de la decisión que removió al mundo empresarial.

"El gobierno del Presidente Lula se ha empeñado, desde el primer día, en integrar el continente sudamericano por medio del comercio, de la infraestructura y del diálogo político", señalaba el canciller carioca Celso Amorim en una columna de opinión publicada en El Mercurio el domingo.

El comentario del diplomático apuntaba al influyente rol de Brasil en el nuevo mapa mundial, lo que Amorim resumía en que “es innegable el peso cada vez mayor que hoy tenemos, así como un grupo nuevo de países, en la discusión de los principales temas de la agenda internacional, desde el cambio climático al comercio, desde las finanzas a la paz y seguridad”.

La columna del canciller de Lula da Silva, aparece en Chile tres días después del anuncio del Presidente Sebastián Piñera en torno al proyecto termoeléctrico Barrancones, que abrió una gran incertidumbre en el futuro de los proyectos energéticos. Entre ellos, el de la Central Termoeléctrica Castilla en la Región de Atacama, impulsada por la primera fortuna de Brasil y pronto a ser el hombre más rico del mundo: el empresario Eike Batista.

Las gestiones diplomáticas de Lula

En febrero, el proyecto que contempla una inversión de US$4.400 millones y que de aprobarse se convertiría en la termoeléctrica más grande de Sudamérica, vivía momentos difíciles. La calificación de “contaminante” que le había dado la Seremi de Salud de entonces,  Pilar Merino, complicaba su eventual aprobación.

Por ello, MPX Energía de Chile Ltda., la compañía titular de la iniciativa, presentó un recurso administrativo cuestionando el informe de la autoridad sanitaria ante la Corema, que rechazó sus reclamos. El siguiente paso fue acudir ante la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama), que el 12 de febrero determinó suspender la tramitación ambiental del proyecto hasta que se aclarara la situación.

Esa misma semana, Celso Amorim se reunía con su par Mariano Fernández, con el que conversaron sobre el futuro de Castilla. Tal como publicó este medio, y según fuentes vinculadas a la Cancillería chilena, el representante de Lula da Silva se habría manifestado preocupado por la situación que atravesaba la central. Para tranquilizarlo, Fernández habría mostrado su disposición a impulsar la revisión de la decisión de la Seremi de Salud.

El 14 de julio, el nuevo Seremi de Salud, Raúl Martínez -que el lunes renunció al cargo en medio de la investigación por las responsabilidades en la reapertura de la mina San José luego del grave accidente de un minero- cambió la clasificación de la Central de “contaminante” a “molesta”. Esto gatilló la presentación de un recurso de protección en su contra ante la Corte de Apelaciones de Copiapó, que el 27 de julio determinó paralizar la tramitación ambiental a través de una orden de no innovar. Situación que aún se mantiene.

Brasil, el “amigui” que Chile necesita

Tal como comentaba Amorim en su columna, el rol de su país tiene cada vez mayor peso, tanto a nivel Latinoamericano como mundial.

Para Chile, Brasil es el país más importante de la región, por lo que siempre ha mantenido una relación de equilibrio estratégico. Según el ex jefe de la División de Coordinación Interministerial-SEGPRES, Ricardo Brodsky, “es un socio fundamental”.

Esto, explica Brodsky, “porque las relaciones con los países vecinos siempre son más complejas. De alguna manera Brasil es una nación que en un orden mundial con múltiples polos, será el país más influyente en el ordenamiento global a nivel latinoamericano. Así como es China en Asia o Alemania y Francia en Europa”.

La salida de Hormazábal estuvo de la mano con el término de contrato con Imaginacción, de Enrique Correa, empresa de comunicación estratégica que veía todo lo relacionado con las relaciones y negociaciones con las comunidades.

Según Carlos Ominami, Brasil “se está consolidando como la gran potencia latinoamericana. Con un prestigio enorme a nivel internacional, con un presidente Lula con gran popularidad y que establecerá continuidad política a través de las elecciones que probablemente ganará su candidata, Dilma Rousseff”.

Los gobiernos de la Concertación tenían una especial cercanía con Lula da Silva, aunque esa preeminencia también es fundamental para la nueva administración.

El cientista político Boris Yopo, explica que para Sebastián Piñera es muy importante mantener e impulsar estos vínculos, ya que en cierta forma la situación de Chile en la región es complicada. “Hay problemas con Perú por el tema de la Haya, la situación con Bolivia está estabilizada por ahora, pero no se sabe hasta cuando”.

Además, Brasil es el país que introduce equilibrios en la región, con una economía gigantesca y un potencial enorme para hacer inversiones.

“La reciente asociación estratégica de Lan y Tam es un ejemplo de los negocios entre ambos países”, detalla Yopo. Alianza que para que se concrete, necesita la aprobación del gobierno brasileño.

Yopo añade que es en el mundo de los negocios donde justamente Brasil está usando herramientas políticas aprovechando el peso que tiene en la arena internacional para apoyar a sus inversionistas en el exterior. “Es algo común que las potencias emergentes usen las espaldas que da tener el poder del Estado para favorecer a sus empresas e inversionistas”.

En esta estrategia se amolda Castilla: el brazo del gobierno brasileño apoya la expansión económica del país en la región.

Por eso el destino de la termoeléctrica de Batista es complejo. Según explican fuentes de la Concertación, “los brasileros siempre actúan a favor de sus inversores extranjeros. Hay que recordar que Lula tuvo problemas con Evo Morales por Petrobras en medio de la nacionalización del gas. Y el asunto se resolvió a nivel presidencial”.

Otro caso fueron las tomas de haciendas en Paraguay de propietarios brasileños, luego de lo cual se realizaron ejercicios militares en la zona fronteriza. “Porque si  bien los brasileños son discretos, pues les preocupa no aparecer como el nuevo Estados Unidos de la región, esos ejercicios no fueron ninguna casualidad. Así ellos hacen sentir el mensaje”.

La estrategia de Batista

En Chile los movimientos de MPX para lograr la aprobación de Castilla cobraron mayor fuerza desde principios de año, luego del negativo pronunciamiento de la Seremi de Salud.

A las gestiones diplomáticas, Batista sumó una serie de cambios estratégicos para impulsar la aprobación de la termoeléctrica que planea instalarse en la zona de Punta de Cachos, a 80 kilómetros al sur-oeste de Copiapó.

Entre ellos la salida del gerente general, Luis Hormazábal, que fue reemplazado por Pedro Litsek, un alto ejecutivo del grupo Batista. Su traslado a Chile se interpreta como una jugada para que alguien cercano y de la confianza del millonario brasileño dirija y gestione los pasos del proyecto.

La salida de Hormazábal estuvo de la mano con el término de contrato con Imaginacción, de Enrique Correa, empresa de comunicación estratégica que veía todo lo relacionado con las relaciones y negociaciones con las comunidades. Y se mantuvo como asesora de prensa a Gloria Stanley.

También hubo cambios legales. Hasta febrero, el estudio Claro y Cía asesoraba a MPX. Luego, entró el bufete de Bofill Mir & Álvarez Jana.

Al menos desde ese mes empezó a verse en las audiencias de la Corema de Copiapó a la abogada Blanca Oddo -de la firma en que la que el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter-, fue socio hasta marzo, acompañando a  la representante legal de MPX, la fiscal María Paz Cerda.

Pero según fuentes del sector, el encargado del tema es el socio principal del estudio, Álvaro Jana.

En este minuto, las gestiones de Batista y el gobierno de Brasil no aseguran nada. Desde la semana pasada el futuro de este y otros proyectos energéticos es incierto. Sobre todo si cuentan con un amplio rechazo social.

La propia ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, consultada sobre si Castilla también está en riesgo, dijo que “lo que suceda con esos proyectos lo va a definir el presidente Piñera”.

En todo caso, lo más probable es que en este caso se “patee” el proyecto hasta un momento menos candente, pues sería muy complicado para Piñera rechazarlo.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes