Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 15:10

Nuevo enfrentamiento de las dos almas del gobierno

Longueira contradice a Larroulet y desecha financiar gastos permanentes con venta de activos del Estado

por 2 noviembre 2011

Longueira contradice a Larroulet y desecha financiar gastos permanentes con venta de activos del Estado
“No podemos estar financiando gastos permanentes con ventas de activos, por lo tanto, si se requiere un esfuerzo adicional para hacer una inversión por una vez, uno puede contemplar un mecanismo como ese”, dijo el titular de Economía en respuesta a los dichos de su par de la Segpres. Los planteamientos de este último también despertaron el abierto rechazo de la Concertación, que condenó que se recurra estas fórmulas para financiar la reforma educacional.

Una fuerte polémica generaron en el mundo político las declaraciones del ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, quien no descartó una nueva venta de activos para financiar más recursos destinados a la educación. Como era de esperar, desde la oposición la idea recibió el más resuelto rechazo, pero también provocó discrepancias al interior del propio gabinete. Ello, porque el titular de Economía, Pablo Longueira, salió al paso de los dichos de su par de la Segpres, asegurando que “nosotros no hemos evaluado la venta de ningún activo, por ahora”.

Esta mañana en La Moneda, Larroulet señaló que “el presidente Eduardo Frei, formó una comisión que se denominó la Comisión Brunner, donde se planteó como uno de los instrumentos para mejorar la Educación la venta de activos. No es descartable que ese instrumento, también se considere ahora”. Aún cuando no aclaró a qué activos se refirió. Más tarde, Longueira fue categórico en afirmar que “lo importante es que el gasto permanente se haga con recursos permanentes” y que “nosotros (como Ministerio de Economía) no hemos evaluado ningún activo, por ahora”. Incluso aseguró que “a mi no me han preguntado por los activos nuestros”.

El titular de Economía no dudó un segundo en reafirmar su posición, señalando que “no podemos estar financiando gastos permanentes con ventas de activos, por lo tanto, si se requiere un esfuerzo adicional para hacer una inversión por una vez, uno puede contemplar un mecanismo como ese”.

Eso no es todo. El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, también se mostró sorprendido por la noticia, cuando se le consultó al respecto. Y no encontró nada mejor que señalar que “no tengo ninguna observación sobre la venta de activos”.

Pero la polémica llegó más allá. Para los parlamentarios de la Concertación no pasó inadvertida la idea anunciada por Larroulet y salieron a rechazarla de plano. En este sentido, el ex vocero de Michelle Bachelet, senador Ricardo Lagos Weber fue enfático: “Me parece escandaloso que el gobierno opte por privatizar o vender otras empresas o bienes del Estado para financiar la Educación Pública” y añadió que “para eso no se necesita vender ninguna empresa pública, sólo hay que subir los impuestos a las personas que más ganan y tenemos los dineros que se necesitan. (…) ya se ha vendido buena parte de las empresas sanitarias que equivalen a unos 1.300 millones de dólares”.

Desmantelamiento del Estado

Y en la misma línea de los expresado por el ministro de Economía, Lagos Weber indicó que “hemos dicho que hay que tener ingresos permanentes para gastos permanentes”, pero a su juicio una fórmula para generar recursos permanentes “es tener una reforma tributaria en Chile”. Y, por tanto, subrayó que los “1.300 millones de dólares que ya vendió (empresas sanitarias) debiera ponerlo en Educación, para dar un ejemplo, pero lo que no me parece es que el gobierno se suba por el chorro para vender bienes del Estado”.

Po su parte, el senador DC Jorge Pizarro, junto con considerar que de parte del gobierno es "inaceptable empezar a chantajear con vender activos del Estado para financiar la reforma educacional", destacó que en la administración de Sebastián Piñera "parece que a cada ministro se le ocurre una idea brillante en la mañana, sale otro ministro mucho más brillante y lo corrige en la tarde y si eso no es suficiente, lo hace el Presidente en la noche".

Una opinión similar manifestó el senador socialista Camilo Escalona. Como ya es característico en él, sostuvo que “no hay que seguir desmantelando el Estado, los recursos ya existen”. Según planteó, “la ola privatizadora no tiene ninguna justificación más. Los dineros ya existen, estos están en poder del gobierno. De hecho, CORFO no tiene ninguna propuesta de utilización de esos recursos este año. No hay plan de inversión de esos 1.200 millones de dólares, que están ya en poder de CORFO”.

Dado este contexto, en la oposición existe amplia coincidencia en que una salida para conseguir recursos permanentes sería mantener el impuesto de primera categoría a las grandes empresas en un 20 por ciento. Y avanzar en una reforma tributaria, algo que el Ejecutivo se niega siquiera conversar antes de la aprobación del Presupuesto para el próximo año.

El jefe de la bancada de senadores de la Democracia Cristiana, Andrés Zaldívar, insistió en la postura de que el financiamiento para la educación debe ser permanente y en este contexto los recursos también deben serlo. Aunque admitió que si se habla de recursos transitorios se podrían usar los fondos de la venta de las sanitarias. A su juicio, continuar vendiendo activos del Estado “no creo que sea la manera de financiar una reforma permanente (en educación)”. Y explicó que para realizar una reforma completa en todos los niveles de la educación se requiere, alrededor de 1000 millones de dólares sólo el primer año, para comenzar a aplicarla.

Mientras tanto, uno de los más molestos con el anuncio de Larroulet fue el vicepresidente falangista, diputado Fuad Chaín, quien advirtió que su partido no está dispuesto a ceder ante un “chantaje” del Ejecutivo. “¿Qué es lo que quieren? ¿Quieren vender Codelco, Enap, Enami?. Estas son empresas estratégicas, hay una mirada absolutamente ideológica. ¿Eso es lo que busca el gobierno? Me parece un chantaje inaceptable y no estamos disponibles para ello”, exclamó visiblemente exasperado ante la sola posibilidad de que la administración de Sebastián Piñera vuelva a echar mano a los activos del Estado para obtener recursos adicionales.

El dirigente DC incluso recordó que el actual gobierno “vendió el porcentaje de acciones que poseía de las empresas sanitarias, con lo cual ha dejado de ganar millones de dólares. Tomó ese dinero para comprar deuda norteamericana que renta un 5% anual, cuando las empresas sanitarias rentaban sobre el 10%”. Y agregó que la fórmula planteada por Larroulet “es para eludir la discusión de una reforma tributaria “donde contribuyan los que ganan más. Si quiere desprenderse de las empresas, mejor que vendan los autos de los ministros y rebajen los sueldos de los asesores. En esa línea estamos disponibles, pero no para vender el patrimonio de todos los chilenos”.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes