Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 20:17

Informe Anual de DD.HH. de la Diversidad Sexual en Chile

Políticos de la UDI y Pastor Soto aparecen entre ránking de personajes públicos evaluados como homofóbicos

por 15 marzo 2016

Políticos de la UDI y Pastor Soto aparecen entre ránking de personajes públicos evaluados como homofóbicos
Según el estudio elaborado por el Movilh, las denuncias por homofobia y transfobia aumentaron un 8,8% en el último año, registrándose un total de 258 abusos, entre esos tres asesinatos y 48 graves ataques.

Jacqueline Van Rysselberghe, Iván Moreira, Ignacio Urrutia, José Antonio Kast, junto al llamado llamado "Pastor Soto" (Javier Soto), y el alcalde de Talca, Juan Castro, aparecen en los primeros lugares de los personajes públicos evaluados como homofóbicos, según el ránking del XIV Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual en Chile.

Según el estudio elaborado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), en el segundo lugar aparecen: el senador Manuel José Ossandón, el diputado Leopoldo Pérez y Nicolás Monckeberg.

En una tercera posición, aparecen más figuras públicas como la rectora del colegio Pumahue, Carolina Bergamasco Valle. Y en el cuarto, algunos miembros de la iglesia como el Arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati.

En total, se identificaron a 152 personas y 60 instituciones como responsables de total de atropellos a nivel nacional.

“Se trata de colegios, pequeñas y grandes empresas, iglesias, partidos y organizaciones no gubernamentales que, de una u otra manera, están vinculados a religiones, a movimientos ultraconservadores y, en menor medida, a corrientes “neonazis”, siendo su perfil el mismo que el de años anteriores, pero con una lamentable excepción.

Homofobia y transfobia

Las denuncias por homofobia y transfobia aumentaron un 8,8% en el último año registrándose un total de 258 abusos, entre esos tres asesinatos y 48 graves ataques.

Los atropellos contrastaron con el mejor desempeño que el Poder Judicial ha tenido en su historia, a un punto que el 2015 fue calificado como el “Año de la Justicia para la Diversidad Sexual” a raíz de 8 fallos a favor de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), añadió el estudio.

La investigación, que es la principal fuente en materia de diversidad sexual para Naciones Unidas, la OEA, las embajadas y organismos nacionales; precisó que “el aumento de denuncias fue inesperado, pues el 2014 hubo un explosivo incremento del 65%, tendencia que lejos de revertirse, siguió al alza durante 2015”.

El aumento es “explicable, en parte, porque tras la aprobación del Acuerdo de Unión Civil (AUC) los opositores a la igualdad se movilizaron de norte a sur para impedir el avance de más leyes; como las del matrimonio igualitario y de la identidad de género; mientras que las parejas del mismo sexo se empoderaron en sus derechos, exigiéndolos en más espacios y denunciando todo episodio que las afectara”, indicó la investigación,

“A la par, las autoridades reaccionaron púbicamente a abusos de alto impacto, lo cual generó la sensación de que las denuncias podían ser útiles, así como derivar en justicia”, redondeó el estudio.

Pese a todo, “el Estado fue ineficiente en lo referente a saldar deudas históricas con la diversidad sexual, como son el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y la derogación de leyes homofóbicas. El desempeño del Congreso Nacional y el Gobierno fue incluso hasta más conservador que el Poder Judicial, un fenómeno sin precedentes”, apuntó el Movilh.

Casos de discriminación

Los 258 casos y denuncias por homofobia y transfobia registrados el 2015 fueron más o igual de violentos que en el pasado, dañando a las personas en los planos físicos, emocionales, laborales, familiares y educacionales, entre otros, situación que resulta preocupante.

En los casos más extremos se trata de asesinatos y de ataques que incluyen cortes con vidrio en cara y cuerpo, apuñalamientos, azotes de cabeza contra el cemento, puñetazos, patadas y apedreamientos, a lo que suman abusos contra niños/as LGBTI o hijos/s de parejas del mismo sexo.

El total de abusos se dividen en 3 asesinatos; 45 agresiones físicas o verbales perpetradas por civiles; 16 casos de discriminación laboral y 18 de tipo educacional; 48 movilizaciones o campañas contra los derechos de personas LGBTI; 33 exclusiones o intentos de marginación institucional; 19 obstáculos para la libertad de expresión en espacios públicos o privados; 31 excesos comunitarios (propinadas por familiares, amigos o vecinos); 43 declaraciones homofóbicas o transfóbicas y 2 atropellos en la cultura, los medios o el espectáculo.

De las 11 categorías de homofobia y transfobia mencionadas, en 7 aumentaron las denuncias y casos, en 3 disminuyeron y en 1 se mantuvieron.

El mayor incremento se registró en la discriminación propinada por amigos, familiares o vecinos, con un 244% más que el 2014; seguida por los obstáculos o sanciones contra la libertad de expresión de las personas y parejas LGBTI (+72,7%,) y por las agresiones físicas y verbales perpetradas por civiles (+55%),

Los atropellos más brutales, aquellos que quitan la vida, descendieron un 40%, pasando de 5 a 3 los asesinatos homofóbicos o transfóbicos. Sin embargo, en el año se conoció el suicidio de un joven que en reiteradas ocasiones denunció acosos en razón de su orientación sexual.

Destaca positivamente que por primera vez en 7 años no se registraron abusos policiales, mientras las declaraciones homofóbicas o transfóbicas mermaron un 46,2%.

La población transexual concentró el 15% del total de abusos del 2015, las mujeres lesbianas o bisexuales el 17% y los hombres homo-bisexuales el 20%. El 48% de los casos afectó a las personas LGBTI como conjunto.

Los abusos contra personas transexuales incrementaron un 135% en relación al 2014, sumando 40 casos, la cifra más alta reportada en un año. El alza obedeció a un mayor empoderamiento de las personas trans en torno a sus derechos laborales y educacionales, así como a las continuas movilizaciones de reducidos sectores contra la Ley de Identidad de Género.

Distribución geográfica de los abusos

En 9 regiones aumentaron los casos o denuncias por discriminación ubicándose en primer lugar Atacama, que pasó de cero a 5 reportes.

Le siguen las regiones Bernardo O´Higgins y Arica y Parinacota (+300% cada una), Aysén (+200%,), Maule (+133%) Antofagasta (+120%), Magallanes (+50%), Metropolitana (+30%) y Valparaíso (+18.7%)

En la Araucanía (-44%), Los Lagos (-37,5%) Biobío (-6,6%) se registraron mermas, mientras que en Tarapacá, Coquimbo y Los Ríos no hubo variaciones estadísticas..

Por último, el Gran Santiago concentró el 35,3% de los abusos a nivel nacional, seguido por las regiones de Valparaíso (22,1%), del Biobío (5,4%), de Antofagasta (4.3%), del Maule (2.7%), de Magallanes (2.3%) de Atacama (1.9%), de la Araucanía (1.9%), de Los Lagos (1.9%), de Bernardo O´Higgins (1,6%), de Tarapacá (1,2%), de Arica (1,2%), de Aysén (0.8%), de Los Ríos (0.8%) y de Coquimbo (0.4%).

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes