domingo, 15 de julio de 2018 Actualizado a las 19:15

Esta localidad de la Sexta Región es considerada como el paraíso del Windsuf

Playas de Topocalma: el conflicto por el acceso libre al mar

por 18 marzo, 2018

Playas de Topocalma: el conflicto por el acceso libre al mar
Aun cuando terminó la temporada de playas, el conflicto entre el empresario Jorge Gálmez, propietario del proyecto Punta Puertecillo y la comunidad de Litueche en la Sexta región, está lejos de terminar. Después de permanecer clausurado por un largo período el acceso libre a la playa de Topocalma, debido al proyecto inmobiliario del ex socio de Almacenes París, la comunidad logró reabrir los accesos en diciembre del año pasado. Hoy, la pelea se libra en el campo de la burocracia medioambiental. La superintendencia de Medio Ambiente sostuvo que el proyecto, que está en plena marcha, es inviable por no tener un estudio de Impacto Ambiental. La resolución al conflicto está en manos del SEA, servicio que aún no emite su pronunciamiento.

Más de cuatro años de polémicas con la comunidad y enfrentamientos legales va a cumplir el proyecto Punta Puertecillo, un loteo rural que se desarrolla en las cercanías de la Playa Topocalma, comuna de Litueche, en la VI Región.

Los habitantes de la comuna se mantienen a la expectativa respecto a lo que diga el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) sobre si este proyecto necesita o no una Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

El proyecto, propiedad del empresario Jorge Gálmez, obligó en 2013 al cierre del llamado acceso histórico a la Playa Topocalma para la construcción de Punta Puertecillo, dejando a los habitantes de la zona sin poder entrar al mar.

El ex socio de Almacenes París, Gálmez compró el terreno en el año 2007 a la compañía eléctrica CGE. El monto de la transacción habría sido de unos 27 millones de dólares.

Gálmez, a través de la Inmobiliaria e Inversiones Pirigüines, comenzó el loteo en la Hacienda Topocalma en 2014, meses después de que se cerrara el acceso histórico hacia la playa. Para tal efecto, la inmobiliaria estableció un nuevo acceso hacia el mar, situado a unas dos horas de Litueche, pero que no daba acceso a la playa de Topocalma, sino a su vecina Puertecillo.

Para llegar a este nuevo camino, había que subir unas dunas, complicando el paso para quienes decidieran ir a pie o en auto. Al llegar al lugar, un cartel con una ordenanza municipal daba cuenta de un mal presagio: Decreto exento N°1026: "Se prohíbe el ingreso y tránsito de vehículos motorizados en los sectores de playa Topocalma y Puertecillo de la comuna de Litueche". Es decir, el paso por esta nueva vía establecida por Gálmez y su inmobiliaria en detrimento del acceso histórico, está prohibido por la municipalidad de Litueche.

Tras la denuncia de la Superintendencia del Medio Ambiente, Gálmez decidió prescindir de los servicios del abogado Raimundo Labarca, para contratar al estudio Barros y Errázuriz (abogados del Presidente Piñera), el cual históricamente ha trabajado con sus hermanos Juan Antonio, José Miguel y Luis Alberto Gálmez Puig.

El movimiento Playas Libres Litueche, liderado Gabriel Palma, sin embargo, de ese mismo momento emprendió una batalla contra el proyecto, logrando doblarle la mano al empresario para reabrir el del acceso histórico, tras conseguir más de 5 mil firmas en diciembre de 2017.

Tras los hechos, se inició una demanda ante la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en contra de Punta Puertecillo y la Inmobiliaria e Inversiones Pirigüines, encargada de este proyecto, ya que no cuenta con una Resolución de Calificación Ambiental.

Desde la SMA solicitaron al SEA que se pronuncie al respecto, pero hasta la fecha no ha habido una respuesta, manteniendo la población de Litueche en suspenso.

Desde la reapertura, Palma y este movimiento se han mantenido activos para impedir que este acceso histórico sea nuevamente cerrado, a través de jornadas de limpieza y eventos deportivos.

 Playas Libres Litueche contra Jorge Gálmez

A 175 kilómetros de Santiago, en la comuna de Litueche de la VI Región, se encuentra escondido un santuario del windsurf llamado Topocalma, con un entorno natural envidiable de bosques nativos y de sustento para pescadores de la zona.

Al lado de Topocalma se encuentra Puertecillo, ubicada en la comuna de Navidad, playa en donde habitan familias que se dedican a la pesca artesanal y a la recolección de algas marinas.

Tras el cierre del acceso histórico en 2013, por medio de la resolución N°1808 que establece un nuevo camino hacia la playa de Topocalma, los lituechinos, de la mano del concejal Gabriel Palma, líder del movimiento “Playas Libres Litueche”, y el consejero regional Bernardo Cornejo, reunieron más de 5 mil firmas para exigir el restablecimiento de este tradicional camino por la Hacienda Topocalma, propiedad del empresario Jorge Gálmez. Y lo lograron.

En diciembre del año pasado, el paso utilizado por los habitantes de Litueche para entrar libremente a Topocalma fue habilitado nuevamente, haciendo valer lo establecido en la resolución N°5 de 1984 del Ministerio de Bienes Nacionales y el artículo 13 del decreto ley 1939 del año 1977, que dicta que “los propietarios de terrenos colindantes con playas de mar, ríos o lagos, deberán facilitar gratuitamente el acceso a éstos, para fines turísticos y de pesca, cuando no existan otras vías o caminos públicos al efecto”.

Pero todavía queda una batalla pendiente, una mucho más dura. Jorge Gálmez, empresario dueño de la Hacienda Topocalma, está desarrollando desde 2014 un proyecto inmobiliario denominado Punta Puertecillo, para el cual no cuenta con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA), autorización que entrega el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) una vez culminado el proceso de Estudio de Impacto Ambiental.

“Dicho proyecto inmobiliario, nosotros sabemos que no posee Declaración de Impacto Ambiental, dicho proyecto inmobiliario afecta el normal desarrollo de comunidades centrales, afecta por ejemplo, la fuente laboral de recolectores que han trabajado una vida en dicha playa”, declaró el concejal Gabriel Palma.

Punta Puertecillo se define como un loteo rural, que se emplaza en un predio denominado Hijuela Puertecillo, que colinda con la playa del mismo nombre ubicada en la comuna de Litueche, VI Región.

El proyecto contempla 295 lotes vendibles de una superficie mínima de 5 mil metros cuadrados cada uno y 12 lotes comunes destinados a áreas verdes, estacionamientos, restaurant, equipamiento y zonas de protección, que comprenden un 30 por ciento de la superficie del proyecto, esto es aproximadamente 66 hectáreas. Hasta la fecha se han vendido 122 lotes.

Desde la inmobiliaria apuntan al hecho de que “algunos de quienes figuran en la denuncia ante la SMA tienen loteos en el sector y no cumplen con ninguna de las exigencias que pretenden exigir a esta parcelación”.

Por otra parte, Puertecillo Playas Libres, otro movimiento que se encarga de defender la playa de Puertecillo, solicitó que esta área sea incorporada al Plan Regulador Intercomunal como zona de restricción debido al riesgo latente de inundación por marejadas y tsunami, algo que fue corroborado por el Servicio Agrícola Ganadero.

 

El Mostrador trató de comunicarse con empresario Jorge Gálmez, pero de la empresa respondieron que eso no era posible, y en su reemplazo, aportaron con sus argumentos por escrito.

Formulación de cargos

El caso llegó hasta la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), que el 14 de diciembre de 2017 formuló cargos en contra de la Inmobiliaria e Inversiones Pirigüines, propiedad de Gálmez y encargada de la construcción de Punta Puertecillo. La denuncia establece como hecho constitutivo de infracción, “la ejecución, sin contar con una Resolución de Calificación Ambiental”.

Fuentes cercanas al proyecto aseguran que este no contempla ninguna construcción, ya que se trata de una subdivisión y la venta de parcelas resultantes de la misma. “En nuestra opinión, esta parcelación no cabe en ninguna de las tipificaciones establecidas en la ley para los efectos de someterla a un proceso de calificación ambiental. Los casos a que alude la SMA en su formulación de cargos dicen relación con proyectos en suelos urbanos y que contemplen las obras de urbanización tal como dicho concepto está definido en la ley, lo que no es aplicable a una parcelación rural como esta”.

En un comunicado, la empresa se refiere a la formulación de cargos realizada por la Superintendencia del Medio Ambiente, indicando que Punta Puertecillo “corresponde a un proyecto de parcelación rústica, acogida a lo dispuesto en el Decreto Ley N°3.516, que establece Normas sobre División de Predios Rústicos, aprobado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)”.

En el documento del SAG, la Administradora Punta Puertecillo solicitó la autorización de cambio de uso a la agricultura en el predio rústico, el cual se informa favorable. Esto significa que está autorizado el terreno para un uso distinto al agrícola.

Bajo este marco legal, Punta Puertecillo tiene la facultad para vender los terrenos, pero el documento también establece que el objetivo del proyecto es “complementar alguna actividad industrial con viviendas”. Vale destacar lo que dice en la página oficial de Punta Puertecillo (http://puertecillo.cl/proyecto.php), en donde se señala textualmente que “el proyecto contempla la construcción de una casa por lote y en algunos de ellos un máximo de dos, pero con una serie de limitaciones para mantener la armonía y la baja densidad del proyecto”.

Desde el SAG explican que en este particular, la responsabilidad de construcción va a quedar en manos del propietario del lote, quien deberá hacer todos los trámites. Desde Punta Puertecillo señalaron que hasta el momento no se ha construido ninguna vivienda.

Con respecto a la formulación de cargos de la Superintendencia del Medio Ambiente, todo depende del SEA, para lo cual el 31 de enero pasado la SMA le solicitó un pronunciamiento sobre pertinencia de ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Hasta la fecha no ha habido respuesta. Y mientras no la haya, el procedimiento sancionatorio se mantendrá suspendido.

Querella contra Gabriel Palma

La lucha de Gabriel Palma y Playas Libres Litueche no ha quedado indiferente. A tal punto ha llegado la presión sobre Jorge Gálmez que, Hacienda Topocalma presentó una querella criminal en contra del concejal, señalando que el pasado 20 de enero concurrió al predio con un grupo de personas y procedió a romper los cercos que separan la vía de acceso a la playa Topocalma.

Sin embargo, Palma manifiesta lo contrario: “Junto a más de 50 personas lo que hicimos fue limpiar el camino de acceso de los matorrales que habían sido arrojados y depositados allí para impedir el paso a turistas y pescadores al borde costero. Considerando la gran cantidad de personas que visitaron Topocalma, lo que hicimos fue instalar letreros que llamaban al autocuidado de la hacienda y de la playa. Eso fue todo, no hubo corte de cercos ni mucho menos daños a la propiedad privada”.

Vale destacar que para la fecha señalada (20 de enero de 2018) en la cual se cometió el presunto delito, Bienes Nacionales ya había habilitado nuevamente el acceso histórico a Topocalma, por lo que, para ese día, dicha entrada debía estar habilitada.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV