lunes, 23 de mayo de 2022 Actualizado a las 14:08

Agenda Saludable

Presentado por:

Salud

Advierten sobre el exceso de consumo de huevos de chocolate

por 17 abril, 2022

Advierten sobre el exceso de consumo de huevos de chocolate
¿Cuáles son las porciones recomendadas y las golosinas adecuadas? Todo dependerá del sexo y edad de las personas y los ingredientes de cada chocolate. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un llamado a madres y padres para tratar de manera responsable el consumo de huevitos y conejitos de chocolate durante esta Pascua de Resurrección hicieron especialistas.

“Es de suma importancia que los padres sepan cuál es la porción correcta de huevitos de chocolate que los niños pueden comer, para que no exista un consumo excesivo de azúcar y grasas. Los niños entre 2 a 3 años deberían consumir hasta tres huevitos al día, mientras que los niños de 4 a 6 años hasta seis diarios”, plantea la académica de la Universidad de Magallanes (UMAG), Macarena Gallardo.

Todo depende del tamaño del chocolate. “Para un niño de aproximadamente 5 años, la porción adecuada sería 4 unidades, esto considerando huevitos chicos. En el caso de los adultos, la porción recomendada es de unos diez. Lo anterior, considerando las recomendaciones de consumo de azúcar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del contenido de azúcar entre otros nutrientes que contenga el chocolate”, complementa Carolina Pye, académica de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de los Andes.

Estas cantidades que se pueden consumir pueden variar dependiendo del sexo de la persona, ya que están determinadas por los requerimientos de energía de las personas. “Por ejemplo, un niño de 10 años necesita unas 1880kcal y la cantidad de azúcar recomendada serían 23 gramos/día lo que se traduce en unos 6 a 8 huevitos chicos. Una niña de 10 años necesita 1730kcal y la cantidad de azúcar en este caso serían 21 gramos, unos 5 o 6 huevitos”, agrega la especialista.

Ademas, el excesivo consumo de azúcar en los niños y niñas, explicó Gallardo, está vinculado a una serie de problemas de salud, tanto a corto plazo, como molestias gastrointestinales entre otras, como a largo plazo. “Algunas de ellas son malnutrición por exceso, lo que puede derivar en sobrepeso y obesidad, caries dentales, enfermedades cardiovasculares y diabetes mellitus 2. Por lo tanto es de suma importancia seguir las recomendaciones”, afirmó.

¿En que fijarnos a la hora de comprar los chocolates?

Las porciones recomendadas también cambiarán dependiendo de la calidad del chocolate que se consuma y la cantidad de azúcar añadida, entre otras cosas, ya que estas características determinarán su contenido de nutrientes y energía.

Carolina Pye comenta que un detalle clave a la hora de elegir los huevitos son los ingredientes que lo componen y que lo ideal es que sean chocolate real y no sucedáneos. “Por ejemplo, un chocolate debe incluir masa de cacao o manteca de cacao, azúcar y puede incluir otros ingredientes como leche y frutos secos. Pero si entre los ingredientes se encuentran aceites o mantecas hidrogenadas de otros orígenes distintos al cacao, la calidad de ese producto es mucho menor”, agrega la académica UAndes.

Igual de importante es el porcentaje de cacao que contenga cada chocolate. “Los ingredientes están ordenados de forma decreciente, es decir, que lo primero que aparece es lo que tiene en mayor cantidad, entonces el azúcar debiera ser el segundo o tercer ingrediente. Los chocolates amargos tendrán cacao como primer ingrediente, los de leche probablemente tendrán azúcar entre los primeros ingredientes”, explica Pye.

Mientras que la nutricionista UMAG sostiene que “al momento de comprar los huevitos de chocolate es importante leer en el etiquetado nutricional para conocer el aporte de azúcar y grasas que contiene. Se recomienda elegir los huevitos huecos por sobre los rellenos y que tengan un alto porcentaje de cacao, que sea mayor a 65% ya que aportan mayor cantidad de antioxidantes y menos azúcar, grasas y calorías. Además, se debe evitar el consumo de huevitos de chocolate blanco, ya que no contienen cacao, por lo tanto no poseen propiedades antioxidantes y su aporte de azúcar y grasas saturadas es mayor”.

La académica agregó que una buena alternativa es que los padres puedan realizar con los niños diferentes actividades en esta festividad, “como por ejemplo hacer galletas de avena con forma de conejito y preparar sus propios huevitos de chocolate.

Otro aspecto muy relevante a considerar es que en los huevitos de mayor consistencia, es decir los que son más duros, de pequeño tamaño, y ovalados no se deben suministrar a los niños menores de 5 o 6 años ya que generan un alto riesgo de atoro o atragantamiento.

Salud bucal

Según la OMS, las enfermedades bucodentales afectan a la mitad de la población y entre estas las caries son las más prevalentes. En el caso de Chile, se estima que a los 2 años existe un 20% de niños de nuestro país con caries, cifra que asciende al 53% a los 4 años y a 72% en el grupo de 6 años. 



Y como la mayor parte de los chocolates que se comercializan en estas fechas contienen una cantidad importante de azúcares, hay que considerar que es uno de los elementos principales para la proliferación bacteriana que provoca la aparición de caries. 

María Fernanda de la Barra, odontopediatra y directora odontológica de la Clínica Dental RedSalud La Dehesa, asegura que “es muy importante que los padres tengan en consideración que en fines de semana como estos los niños aumentan considerablemente el consumo de azúcar, lo que afecta la calidad y salud de sus dientes".

"Por ello, es clave que refuercen las rutinas de limpieza en sus hijos y revisen regularmente que no existan lesiones o cavidades en sus dientes. Cualquier alimentación alta en azúcares favorece la producción de ácidos que dañan el esmalte del diente y que, mantenido de forma constante y sin control, provoca la caries dental”, agrega.

De este modo, para este fin de semana la especialista aconseja “controlar la cantidad de chocolate y dulces que van a consumir los niños e idealmente hacerlo en momentos definidos, no durante todo el día. Además, a la hora de escoger uno, se recomienda comprar chocolate negro o amargo, porque tiene menos azúcar que uno de leche”.

Sobre el uso de cepillo de dientes, señala que debe realizarse 20 a 30 minutos después de la ingesta de alimentos, para permitir al sistema recuperarse del “ataque ácido” que producen los dulces antes de eliminar los restos de comida de la superficie dentaria. Al respecto, agrega que “es fundamental asegurarse de “barrer” todas las superficies y zonas de los dientes y terminar siempre cepillando la lengua, porque es un gran reservorio de bacterias. En el caso de los niños desde los 12 años, deben hacer uso de hilo o seda dental al menos una vez al día”.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV