martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 15:14

BRAGA

El relevante rol de las mujeres en la agenda política para planificar ciudades y movilidad con perspectiva de género

por 28 septiembre, 2020

El relevante rol de las mujeres en la agenda política para planificar ciudades y movilidad con perspectiva de género
Retomando el ritmo de ciudad en medio de la pandemia y ad portas de un proceso constituyente, la discusión sobre pensar ciudades con perspectiva de género se instala en la agenda, ¿Cuál es el rol de las mujeres en el diseño de ciudad y movilidad? Isabel Serra, arquitecta e investigadora del Laboratorio Ciudad y Territorio de la Facultad de Arte y Diseño Universidad Diego Portales, conversó con El Mostrador Braga sobre los principales temas a considerar en esta materia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque no superada la pandemia, las fases de desconfinamiento continúan progresando en la Región Metropolitana y junto con aquello se retoma un aparente ritmo de ciudad que implica, no sólo el regreso a los espacios de trabajo, movilidad y transporte, si no que rehabitar espacios de esparcimiento como plazas, parques y restaurantes, lo que ha obligado a reorganizar de manera improvisada las calles a fin de que todo quien desee pueda tomar un respiro de los meses de encierro que poco a poco comienzan a quedar atrás.

Este segundo intento por volver a la denominada “nueva normalidad” no goza de elaborados planes de reorganización de la ciudad y salvo por las ya conocidas medidas de higiene y distanciamiento físico, el panorama completo luce desprovisto de conducción y deja interrogantes e incertidumbre, sobre todo para las mujeres quienes en gran proporción, no sólo deben considerar su individualidad en este proceso de regreso, sino que a su vez a quienes tienen a cargo, niños y personas de tercera edad.

¿Se tienen en cuenta las perspectivas de género en el diseño de ciudad y movilidad del Chile actual? ¿Cómo se instala esta materia en la agenda política ad portas de un inminente proceso constituyente? ¿Cuál es el rol de las mujeres en este contexto de retorno a los espacios públicos en medio de la pandemia? Para contestar estas interrogantes, El Mostrador Braga conversó con Isabel Serra, arquitecta e investigadora del Laboratorio Ciudad y Territorio de la Facultad de Arte y Diseño Universidad Diego Portales.

El estado del arte en materia de diseño y movilidad con perspectiva de género en Chile

Para Isabel Serra, los temas de género y urbanismo han tomado fuerza durante los últimos años en Chile, a raíz de dos eventos que identifica de manera central, el primero, la ola feminista de 2018 y el segundo, la llegada de la Ministra de Transportes Paola Tapia en 2017, “quien instala la primera política de transporte con perspectiva de género”, indica y  cataloga este paso como “relevante”, puesto que “en la movilidad es donde las brechas de género más se muestran, en los ámbitos referidos al territorio”, en esta línea, hace referencia a estudios que indican que “la violencia de género en términos de movilidad es abismante”, he ahí la importancia de la participación de “un actor político que tome estos temas y los haga relevantes”, de esta forma es que se lograría instalar las perspectivas de género en la agenda política.

Otro lugar donde se está comenzando a pensar sobre estos temas es la academia con sus centros de investigación en urbanismo de género, respecto de esto señala que “hoy por las comunicaciones se hace mucho más fácil conocer la realidad en esta materia en otros lugares”, lo que permitiría a las académicas contar con retroalimentación sobre el manejo de estas temáticas en otros sectores donde “está siendo importante, se está estudiando bastante y se está implementando en las líneas curriculares de las escuelas que imparten temas referidos a estas áreas”.

En tercer lugar, destaca la influencia de las “organizaciones sociales, sobre todo, por ejemplo, los temas de bicicletas donde las mujeres han tomado un rol súper importante, entonces la perspectiva de género en la movilidad activa está siendo súper importante”. Para concluir sobre el estado del arte del diseño de ciudad y feminismo, indica que este tema ya se encuentra presente con más o menos relevancia en “todas las escalas; tenemos la institucional, la académica y la organización civil que es donde yo creo que están bien a caballo en los temas de género”, dice y agrega “ese es el panorama, aún cuando el trabajo en la institucionalidad de género en este gobierno no acompaña para nada, yo creo que hay otras instancias donde se está avanzando de forma bastante más potente”.

Pasos de mujeres, cotidianidad femenina en el diseño de ciudad

Para planificar el diseño y movilidad de una ciudad con perspectiva de género es central “estudiar los requerimientos de cada sexo, en el fondo, establecer claramente cuáles son las necesidades de las mujeres que son completamente distintas a las necesidades de los hombres. Los hombres en general son los que manejan el auto, las mujeres somos las que caminamos y somos las que usamos más el transporte público”, ejemplifica y subraya “eso tiene que ver mucho con el tema patriarcal y con temas de seguridad”. Y es respecto de este último tema, la seguridad, desde donde “surgen gran parte de los estudios de ciudad y movilidad relacionados con las mujeres”, expone.

En términos concretos,lo que el urbanismo feminista plantea, es que hay que observar mucho la cotidianidad, ¿Qué hacen las mujeres? ¿Cómo se mueven? ¿Qué necesitan? ¿Qué gente tienen a su cuidado?”, consigna y explica “el diseño debe estar enfocado en las actividades cotidianas y eso tiene que ver con los detalles, es decir, cómo está iluminada la calle, las bancas, los baños, cómo se configuran los espacios de manera segura; que no hayan espacios oscuros, hay una serie de condiciones que se deben tener en cuenta y que posteriormente se traduce en el diseño de espacio” y señala “ese es un primer paso súper importante” a lo  que seguiría “hacer participación desde lo femenino, es decir que las mujeres puedan establecer sus requerimientos”.

El -desprovisto de conducción- plan de regreso a la “nueva normalidad”

Y es que regresar al movimiento de ciudad con una pandemia no concluida guarda otra complejidad en términos de organización de los espacios públicos y los medios de transporte, en este sentido Isabel Serra expone las dificultades que surgirán en primera instancia en términos de planificación y coordinación general “es decir desde la intendencia”, señala y agrega “la intendencia tienen pocas maniobras para poder organizar bien la ciudad, aquí hace falta un plan integral o un plan general Covid para poder organizar la ciudad de manera segura y con perspectiva de género”.

Para la arquitecta, este plan pasaría “no sólo por hacer una revisión completa de la movilidad, si no por revisar los ámbitos de trabajo y estudio”, lo que destaca como “importante”, sin embargo esta responsabilidad pertenecería al ámbito más privado, por tanto “habría que ver cómo el gobierno se está reuniendo con el ente privado para organizar -por ejemplo- los distintos horarios de acceso a los trabajos, sugerir que aquellos los que no son esenciales realizarlos en la casa” y reflexiona sobre este punto “las mujeres que –hemos visto durante la pandemia- han sido las que más han perdido sus trabajos y que las que vuelvan, van a tener que elegir entre cuidar a sus hijos y volver al trabajo, eso va a ser un tema bien difícil de discutir, es decir, el versus economía – salud”.

Proponer ciudades con perspectiva de género de frente al proceso constituyente

Para la académica, el proceso constituyente representa una posibilidad invaluable en términos de discusión y oportunidad para generar un cambio de paradigma, “Eso es súper importante y atingente, hoy día tenemos la oportunidad de discutir el proceso constituyente y más allá del resultado que es la nueva constitución, va a ser relevante el proceso, porque cuando uno discute las cosas y conoce la perspectiva del otro, ahí se van conformando ciertos discursos que se cohesionan, eso nos da la oportunidad de cambiar la perspectiva”, sugiere.

El diseño que las ciudades han tenido hasta ahora comprenden un carácter productivo “hasta hoy la ciudad se había diseñado solamente pensando en las  perspectivas de eficiencia económica y eficiencia para llegar más rápido a tu lugar de trabajo, que son los paradigmas con los que se ha estado diseñando la ciudad, de acuerdo a las necesidades del hombre de treinta años, de un metro ochenta de estatura, saludable, que cruza los semáforos en 20 segundos”, apunta.

Y el proceso constituyente sería la posibilidad de pensar y diseñar las ciudades con otro enfoque “entonces ahora hay una posibilidad de cambiar esa perspectiva, de incluir en nuestra constitución el derecho a la ciudad, el derecho a la vivienda, el derecho al agua, el derecho a vivir realmente en un ambiente libre de contaminación, que se pueda discutir y consensuar con todos los ámbitos políticos que eso conlleva. Es un desafío y yo estoy súper esperanzada en que durante el proceso podamos convencernos unos a otros que necesitamos tener un modelo de ciudad sustentable, inclusivo, desde una perspectiva de género, incluyendo las distintas vulnerabilidades. Porque si uno diseñara la ciudad desde la mirada de un niño o desde la mirada de la vulnerabilidad, todo cambiaría”, explica.

Finalmente, se refiere a la importancia de que las mujeres participen de la toma de decisiones “ lo otro importante del urbanismo feminista es que las mujeres deben estar en los puestos de poder para tomar las decisiones, mientras eso no pase nada de lo otro sigue. La mitad de los gore mujeres, la mitad de los alcaldes: o sea las mujeres tienen que tener la mitad y más de los puestos de decisión”, dice y recuerda “ya vimos los ejemplos de Nueva Zelanda con su presidente mujer o el caso de Angela Merkel, todos los países donde las mujeres fueron las que tomaron las decisiones (durante la pandemia) gestionaron mejor el conflicto, tenemos que poner este tema en pauta, porque si no logramos estar en la toma de decisiones, no vamos a avanzar y no es un cliché, no se trata de ‘las mujeres deben llegar a sus puestos por sus propios méritos’, no, tiene que ser de ese modo, porque si no, la perspectiva de género no se logra implementar de la manera correcta”, cerró.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día