miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 04:56

BRAGA

Cómo prevenir la violencia en el pololeo: “Ninguna relación sana se constituye de malos tratos, ya sea psicológicos, verbales y menos de agresiones de tipo físicas”

por 27 noviembre, 2020

Cómo prevenir la violencia en el pololeo: “Ninguna relación sana se constituye de malos tratos, ya sea psicológicos, verbales y menos de agresiones de tipo físicas”
“Relaciones sanas: Guía para la prevención de la violencia en las relaciones de pareja joven” se llama el libro escrito por tres investigadoras de la Universidad Autónoma de Chile que busca –a través de historias cotidianas- entregar tips a los adolescentes para detectar a tiempo dinámicas abusivas, desmitificar algunas creencias sobre el amor y prevenir relaciones violentas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Actualmente, alrededor del 35% de las mujeres en el mundo ha sufrido violencia física o sexual al menos una vez en sus vidas, según la ONU. De acuerdo a la doctora en psicología, investigadora de la Universidad Autónoma de Chile, Laura Lara, “cuando se habla de violencia contra la mujer, siempre se piensa en la mujer maltratada con el ojo negro, y no nos damos cuenta de que la violencia parte a edad temprana, por lo que es sumamente importante detectar esos primeros indicios para evitar caer en una relación abusiva”.

¿Qué es una relación sana? ¿Qué hago para salir de una relación violenta? ¿Cómo afrontar una ruptura de pareja? y ¿Cuáles son los mitos del amor? Son algunas de las preguntas que el libro “Relaciones sanas: Guía para la prevención de la violencia en las relaciones de pareja joven”, elaborado por las investigadoras de la Universidad Autónoma Laura Lara, Lesliee Providell y Paloma Labra, busca dar respuesta.

“Ninguna relación sana se constituye de malos tratos, ya sea psicológicos, verbales y menos de agresiones de tipo físicas. Puede que estés pensando que tu pareja nunca te ha maltratado físicamente porque jamás te ha golpeado, sin embargo, no solo los golpes hacen daño”, complementa la investigadora.

Todas las parejas tienen diferencias y discrepancias, agrega, sin embargo, “el tener un conflicto no se asemeja en nada a la violencia o malos tratos, ya que los conflictos se pueden resolver cuando ambas partes se escuchan y son capaces, mediante una negociación, de llegar a un acuerdo en común”.

El documento explica que hay ciertos elementos que deben ser parte de una relación sana: confianza, trabajo en equipo y respeto, tanto de la persona como de sus espacios. Además, define los tres elementos imprescindibles en las relaciones consolidadas que las expertas y expertos coinciden en resaltar: intimidad, deseo y compromiso. El libro destaca que las relaciones amorosas no son para sufrir sino para disfrutar en conjunto.

Lara explica que la guía está destinada a los jóvenes, pero también a sus papás “la idea es que ellos también la puedan leer y sean capaces de identificar estas conductas que podrían devenir en relaciones abusivas”.

¿Cómo salir de una relación violenta?

No es tan fácil darse cuenta de que se está inserto o inserta en una relación violenta, analiza la experta. “Se trata de un proceso en el que van desarrollándose una serie de dinámicas. Los estudios señalan que, en las relaciones de pareja joven, la violencia es más sutil al compararla con relaciones establecidas de personas convivientes o casadas”.

De este modo, las personas que ejercen violencia tratan de aislar a la pareja para poder mantener su control de una forma más eficaz, sin tener la oposición de otros y otras que podrían proteger a la víctima y cuestionarlos o cuestionarlas. Lo peor es que este control se disfraza tan bien de amor y de preocupación que en ocasiones es muy difícil identificarlo.

“Es muy probable que cuando algún adulto le dice a alguien joven que no haga determinada cosa, este la realice igual, no necesariamente porque quiere llevar la contraria, sino más bien porque, en general, tendemos a aferrarnos a lo que nosotros creemos con el fin de reafirmar o demostrar que no estamos equivocados. Lo ideal es que puedas encontrar la forma de apoyar sin generar que la otra persona tome distancia”, puntualiza la investigadora.

Mitos sobre el amor

«¿Te has parado a pensar en las ideas que tienes en torno al amor? ¿Te suenan las frases ‘el amor todo lo perdona’ o ‘quien te quiere te aporrea’? ¡Apostamos a que sí!» Así inicia el capítulo “Los mitos de amor”, esas creencias con las que crecimos y que se transmiten de generación en generación.

La doctora Lara explica que “los mitos están construidos y respaldados por la sociedad; por lo tanto, influyen en nuestras creencias y actos amorosos”.

Si crecimos escuchando desde pequeños, por ejemplo, que “los celos son una prueba de amor” es más difícil detectar estos primeros indicios de violencia. “Muchas veces los jóvenes naturalizan ciertas conductas, creyendo que algunas no son una forma de violentar, sino que una expresión de preocupación. Por ejemplo, el excesivo control, revisar la última hora en la que me conecto a WhatsApp, ver qué amigos hemos agregado a Facebook o a quien llamé por última vez, son una forma de violencia psicológica que prontamente podría derivar en una acción física”.

Puedes descargar la guía completa aquí

Más información sobre El Mostrador