martes, 28 de septiembre de 2021 Actualizado a las 20:08

Yo opino

Mamás que mueven el mundo

por 3 agosto, 2021

Mamás que mueven el mundo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Las mamás que mueven el mundo son como yo”, afirma Amparo de Quinta Normal, madre trabajadora de mellizos de 2 años, que junto a otras mujeres han emprendido un camino de desarrollo y empoderamiento por ellas y por sus hijos e hijas. Así cuenta uno de los videos de la campaña de Fundación Emma denominada “Mamás que Mueven el Mundo” que, en justicia, reconoce el aporte humano y socioeconómico que realizan las madres chilenas, especialmente, las de los sectores más vulnerables de nuestro país, que día a día, interpelan a una sociedad que depende de lo que ellas hacen para que el desarrollo de las nuevas generaciones siga siendo una posibilidad cierta.

La iniciativa recoge la experiencia de mujeres que han buscado apoyo para salir adelante, y así no sucumbir frente a la complejidad de las situaciones con las que deben lidiar, muchas veces, por el único hecho de ser madres: exclusión social y económica, abandono, violencia, ausencia de apoyo para el cuidado de sus hijos, condiciones laborales desprotegidas, sólo por nombrar algunas.

"Nuestro futuro depende de que cada mujer madre sea acompañada, y que así cada niño y niña pueda gozar de los beneficios de una maternidad protegida. Sin duda, desde ahí comienza una real protección a la infancia".

Es una campaña que, más allá de cualquier teoría o estadística, tiene rostro y nombre. Constanza, Ana María, Francisca, Génesis, Jessica, Luz, Daniela, Karla, Natalia, Ester, Elizabeth, y el de cientos de mujeres que nos han regalado la posibilidad de conocerlas y aprender de ellas. Son las mamás que hemos visto desde antes de la pandemia, y con mayor fuerza durante ésta, convertir una caja de mercadería en almacén para un mes, una sola pieza en un hogar, un colchón en un centro de entretención para sus hijos/as, y una mínima oportunidad de trabajo en un gran impulso para el cambio en favor del bienestar de su familia. Así, independiente de la impotencia que provocan las injustas condiciones en las que son madres, la dignidad con la que ejercen su maternidad es asombrosa. Por esta razón, esta es una campaña positiva y, lejos de toda ingenuidad, alegre. Por ellas y por sus hijos, que son el más fiel reflejo de su esfuerzo por otorgarles un futuro mejor.

Lo menos que podemos hacer es darles todo el apoyo que necesitan, no por compasión, si no por justicia, partiendo por reconocer que como sociedad las hemos sobre exigido, beneficiándonos y dando por hecho que, incondicionalmente, movidas por el amor, con o sin recursos, con o sin apoyo, van a cuidar y proteger a sus hijos, que no son ni más ni menos que nuestra infancia y futuro. No hay necesidad de realizar grandes intelectualizaciones, sólo el sentido común y el corazón nos pueden indicar que apoyar a las madres en las etapas críticas del desarrollo de sus hijos es la mejor demostración de desarrollo humano y social, disminuyendo así las inmensas brechas que afectan a tantas mujeres y niños, que hoy sólo vienen a exponer una gran herida de la que nos tenemos que hacer cargo.

El aumento del estrés materno y las consecuencias en el desarrollo de sus hijos e hijas, hace tiempo que nos vienen mostrando el temerario rumbo que estábamos tomando en el trato a la maternidad. Y el aumento de la pobreza reflejada en la última encuesta Casen en los grupos de madres y niños, dramáticamente superior al general, debe significar un punto de inflexión para reaccionar. “Mamás que Mueven el Mundo” es una invitación a la toma de conciencia sobre esta realidad, pero sin victimizar a las mujeres que generosamente han querido participar en ella. Es un homenaje a su contribución y busca dar la oportunidad a miles de personas para que las conozcan y se comprometan con el cambio que necesitamos para que la maternidad no sea nunca más un motivo de exclusión y empobrecimiento.

“Ni una mamá sola “, “ni un hijo solo”, son las frases que se eligieron para dar fuerza al mensaje y sensibilizar, representando el anhelo de quienes han participado en la campaña. Nuestro futuro depende de que cada mujer madre sea acompañada, y que así cada niño y niña pueda gozar de los beneficios de una maternidad protegida. Sin duda, desde ahí comienza una real protección a la infancia.

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día