jueves, 28 de octubre de 2021 Actualizado a las 02:24

La Semana del Arte Contemporáneo este año congregó a 12 mil asistentes en Antofagasta

Cultura - El Mostrador

Semana del Arte Contemporáneo llega a 12 mil asistentes: Un ejemplo de cómo alimentarse del desierto

por 29 septiembre, 2016

Semana del Arte Contemporáneo llega a 12 mil asistentes: Un ejemplo de cómo alimentarse del desierto
El próximo año el festival tendrá cómo título AMOR – decadencia y resistencia-.En el continente estigmatizado por latin lover, el mariachi, el tango, la salsa, lo romántico, lo brutal y lo pasional; lo conservador, el machismo, la prostitución infantil, el embarazo adolescente, la maternidad sacrificada y a la vez lo trasgresor, la lucha, la libertad, la igualdad y la tolerancia, la restructuración de la familia y las relaciones interhumanas, nos preguntamos: ¿Qué le pasa actualmente al latino con el sentimiento más elevado?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La quinta edición de la Semana de Arte Contemporáneo cerró sus puertas con 13 mil visitas, un número espléndido si ya considerábamos un éxito los 4 mil del año pasado.

Cuando en 2012 nos propusimos instaurar un evento cíclico y masivo en Antofagasta, nadie estuvo dispuesto a apostar por el proyecto; elevado nivel utopía generaba sonrisas. En el norte de Chile, privado de museos, galerías, centros de arte y documentación, carreras profesionales que desarrollasen el pensamiento crítico, no había de donde agarrarse.

Empezamos por la formación y la aglutinación de la micro escena local. Artistas autodidactas: periodistas de formación que siempre quisieron estudiar arte, ingenieros que regalaron cuatro años de su vida y un cartón a sus padres, psicólogos que comprenden el mundo a través del lente y otros, con o sin títulos de las universidades locales - casas de estudios que son en su esencia institutos superiores al servicio de la gran minería. Había hambre de arte.

Armamos una pequeña cocinería ambulante, con invitados bien seleccionados para lo que necesitábamos - generosos, visionarios y de alto conocimiento- que dictaban talleres, exponían sus obras, realizaban residencias en El Lugar Más Seco del Mundo, donde involucraban al circuito en su proceso de producción.

Después de cuatro años podemos hablar de una micro escena que creció en paralelo a SACO. En un terreno supuestamente infértil y sin mínimas condiciones necesarias, con pinceladas de políticas publicas, placebo de discursos y omnipresencia de la industria.

Como sucede en estos casos, el cultivo se alimenta de lo que puede, aprovechando al máximo cada instancia que se le presente, y resulta ser de una determinación, resistencia y capacidad de absorción impresionante. Es lo que asombra a los profesores universitarios de Santiago, que llegan a dictar talleres a ISLA – la atención, el interés y el compromiso.

La micro escena aprende y enseña a la vez, es un sistema de flujo multicanal, de ser alimentado y a la vez alimentar al otro. No hay tiempo para esperar hasta que se cierre un etapa y empiece una nueva, todo avanza de manera simultánea. Alumnos de talleres y revisiones de portafolios son a la vez mediadores de primer contacto en SACO - guías que atienden las visitas y acercan las obras al público, fotógrafos de registro, sonidistas, periodistas, administradores web. Las instancias formativas son gratuitas,  por trabajo realizado para SACO reciben su remuneración.

Este año les tocó duro, atender a 13 mil personas no es menor. Instalar SACO en el Muelle Histórico de Antofagasta fue un acierto. Independiente del intenso programa de mediación con los colegios, bombardeo en la prensa local y las redes sociales, fue el transeúnte casual, que elevó significativamente el número de visitas.

Entre el terminal pesquero, la municipalidad, el Museo Regional y el casco histórico, a dos pasos de la Plaza Colón, se arma un sector de circulación obligada y transversal socialmente. La familia redondita con helados, el chofer con la empanada de mariscos, la señora de sombrero con su poodle, una pareja de ciclistas siempre jóvenes, el grupito problemático en cimarra, el sindicalista desempleado que nunca fue padre y ahora aprende a ser abuelo, el reagguetonero con su equipo y el barbón de moda, con su chela. Por allí circulan. Y allí los estaban esperando los guías para acompañarlos a recorrer el muelle entre las obras del arte. Teníamos todo calculado.

SACO5 fue enfocado en el fenómeno de emigración, como experiencia personal compartida por millones. Invitamos a seis artistas emigrantes a exponer en One way ticket, todos de diferentes países tanto del origen como de destino, buscando que trasmitieran a través de sus obras esta experiencia transcendental. Sin lugar a dudas Antofagasta, ciudad con la más alta taza de inmigración reciente en Chile y a la vez históricamente formada por puros inmigrantes, constituye un lugar más que pertinente para reflexionar sobre este fenómeno.

SACO crece, suben las expectativas y demandas, tanto internas como externas. Dentro de un escenario nacional que no ha logrado instaurar una bienal o trienal, se convierte en el único evento no comercial cíclico en artes visuales, con visibilidad y resonancia dentro y afuera. El hecho que el epicentro se corra durante un par de semanas mil cuatrocientos kilómetros al norte, le hace bien a todos, tanto a los de aquí, como a los de allá. El lugar donde estas sentado influye significativamente a tu manera de ver el mundo, especialmente si estas fijo en el mismo sillón durante mucho tiempo. Es recomendable cambiar el ángulo, de vez en cuando, aunque el taburete de Calama o de Temuco no es tan cómodo y se mueve.

Con los ocho proyectos en marco de SACO5, paralelos a la exposición principal, abarcamos más de tres meses de diversa programación: conferencias, revisiones de portafolio, talleres, obras en emblemáticos espacios públicos de la ciudad, proyecciones de video, residencias, intervenciones en campamentos. Las trece mil visitas corresponden solamente a la exposición principal One way ticket en el Muelle Histórico, el impacto total incluyendo todas las actividades paralelas de SACO5 aún no hemos calculado, y aún falta, porque cerramos el último taller de investigación en Ayquina, en la cordillera, el 2 de noviembre.

Como cada año, en diciembre presentaremos el libro y video documental correspondiente a esta edición. Por primera vez lanzaremos bases de la convocatoria. Invitamos a artistas latinoamericanos  y residentes en Latinoamérica a participar de SACO6.

El próximo año el festival tendrá cómo título AMOR – decadencia y resistencia. En el continente estigmatizado por latin lover, el mariachi, el tango, la salsa, lo romántico, lo brutal y lo pasional; lo conservador, el machismo, la prostitución infantil, el embarazo adolescente, la maternidad sacrificada y a la vez lo trasgresor, la lucha, la libertad, la igualdad y la tolerancia, la restructuración de la familia y las relaciones interhumanas, nos preguntamos: ¿ Qué le pasa actualmente al latino con el sentimiento más elevado? ¿Cómo es el amor latino hoy?... Esperemos que estas interrogantes inspiren y motiven procesos de creación, y que lleguen muchas propuestas de toda Latinoamérica. La invitación esta abierta.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV