jueves, 24 de septiembre de 2020 Actualizado a las 01:52

OPINIÓN

Autor Imagen

Descentralización y economías resilientes

por 12 junio, 2020

Descentralización y economías resilientes
Es necesario recalcar que este tipo de políticas han sido implementadas en distintos países y no son una excentricidad. Algunos ejemplos son: España, que promovió la creación de polos de crecimiento intermedio y traspasos de poder; Francia, que potenció el capital humano en sus regiones; Suecia, que promovió el buen nivel de vida; Finlandia, que invirtió en aquellos sectores productivos y estratégicos donde tenía valor agregado; y Perú, que ha otorgado beneficios fiscales para que las empresas trasladen sus inversiones a otras regiones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El lamentable aumento de casos de COVID-19 tiene a Chile paralizado frente a una de las mayores crisis de las últimas décadas. Los datos de contagios y fallecimientos muestran que la mayor concentración poblacional en polos urbanos y hacinamiento aumentan el riesgo sanitario y también dificultan mantener la economía en funcionamiento.

Esta situación nos muestra que la descentralización no es solo un valor político abstracto, sino también un requisito para tener un país más resiliente. Nuestras autoridades deben trabajar para que todo el dolor que ha traído esta crisis no sea en vano. La descentralización es una forma de lograr darle sentido a esta tragedia.

El estudio de la OCDE “Assigning responsabilities across levels of government” indica que Chile está presente en la banda más baja de descentralización fiscal e ingresos regionales. A la vez, nos señala que “el hecho de que los gobiernos subnacionales tengan mayores responsabilidades en competencias económicas, culturales o de educación y bienestar, tiene una influencia positiva sobre la eficiencia de los países”. Así, tenemos mucho que avanzar como país en términos de descentralización.

Por esto, la elección de Gobernadores es un hito relevante tanto para el fortalecimiento de la democracia, como para la descentralización de Chile. En los principales países de la OCDE, esta es un pilar para reducir las diferencias territoriales y las capacidades de innovación y competencia.

La votación de Gobernadores viene a ser una luz de esperanza democrática a los ciudadanos que viven en las regiones de nuestro país, además de responder al llamado de requerir autoridades con la autonomía necesaria para enfrentar las necesidades y desafíos específicos, evitando la burocracia del centralismo. En este sentido, el estudio “Eficiencia y descentralización: evidencia para países de la OCDE”, realizado por docentes de la U. de Navarra, señala que “mayor autonomía conlleva mayor eficiencia asignativa, mayor satisfacción por parte de la población y mayor crecimiento”.

Una vez pase la contingencia del COVID-19, es de esperar que las empresas no solo aumenten los puestos de teletrabajo, sino también sus inversiones en regiones y el traslado de sus casas matrices. Se espera, entonces, que la autoridad potencie las inversiones en regiones mediante fomento específico y ventajas tributarias.

Es necesario recalcar que este tipo de políticas han sido implementadas en distintos países, y no son una excentricidad. Algunos ejemplos son: España, que promovió la creación de polos de crecimiento intermedio y traspasos de poder; Francia, que potenció el capital humano en sus regiones; Suecia, que promovió el buen nivel de vida; Finlandia, que invirtió en aquellos sectores productivos y estratégicos donde tenía valor agregado; y Perú, que ha otorgado beneficios fiscales para que las empresas trasladen sus inversiones a otras regiones.

Las facultades del Gobernador Regional aún no han sido definidas. Es necesario hacerlo ya, entregando atribuciones claras y potentes políticamente. No es admisible para la ciudadanía que los Gobernadores sean representantes sin poder. Permitir una elección vacía solo puede aumentar la desconfianza en el ya resentido sistema político.

Descentralizar permite una política y economía resilientes, abriendo una vía de desarrollo económico sostenible, y profundizando el sistema democrático al acercar las autoridades a las personas.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV