miércoles, 3 de marzo de 2021 Actualizado a las 01:57

MUNDO

Escala el conflicto en Perú por el “vacunagate”: Gobierno entregó lista de 487 privilegiados que se vacunaron anticipadamente

por 16 febrero, 2021

Escala el conflicto en Perú por el “vacunagate”: Gobierno entregó lista de 487 privilegiados que se vacunaron anticipadamente

Crédito: EFE

El escándalo de las vacunaciones secretas de altos funcionarios en Perú, junto a sus familiares, sigue causando estragos en el vecino país. El caso forzó la renuncia de dos ministros del actual gabinete y una investigación contra el expresidente Vizcarra, quien se vacunó junto a su esposa y su hermano. Las dosis también alcanzaron para el médico personal de Fujimori, rectores y el nuncio apostólico, y para unos 50 funcionarios del Ministerio de Salud local. Algunos se pusieron hasta tres dosis. “A la inestabilidad y crisis política que estamos viviendo se une una crisis ética y moral”, señaló hoy el presidente Sagasti.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un presidente y dos ministras ya cesados de sus funciones y el médico personal del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) son algunos de los protagonistas del “Vacunagate”, el escándalo de las vacunaciones secretas de altos funcionarios en Perú, junto a sus familiares, que accedieron a la inmunización antes de que cualquier ciudadano accediera a ellas.

Hasta 3.200 dosis del laboratorio chino Sinopharm llegaron a Perú en agosto de 2020 para inmunizar al personal inmerso en el ensayo clínico que se iba a realizar de esta vacuna con 12.000 voluntarios, pero recientemente se descubrió que numerosas dosis habían sido usadas para vacunar a gente poderosa e incluso a todas sus familias.

La mayoría fueron inoculados cuando ni siquiera había sido aprobada por las autoridades sanitaria de Perú y algunos implicados en la negociación directa para la compra de las vacunas recibieron hasta tres dosis cuando se supone que basta con dos para lograr la inmunidad frente al Covid-19.

Esto, mientras el coronavirus seguía causando estragos en Perú, país que ya acumula más de 100.000 muertes registradas, de las que solo 44.000 están confirmadas por covid-19, este grupo de funcionarios y amigos de los investigadores accedieron de manera privilegiada a este selecto lote de vacunas.

El Presidente Francisco Sagasti, quien se declaró “indignado y furioso” con los hechos, hoy remitió una lista de 487 personas al Congreso, Fiscalía, Contraloría y a la comisión del Ministerio de Salud que investigará el caso. Cabe recordar que el domingo ordenó que todos los funcionarios de gobierno que hayan recibido vacunas de Sinopharm sean separados de sus cargos. En el listado hay al menos 50 funcionarios del Minsa que recibieron la vacuna.

El mandatario hoy volvió sobre el tema, planteando que “a la crisis de salud, a la crisis económica, a la crisis social, a la inestabilidad y crisis política que hemos vivido durante los últimos meses, se ha unido esta crisis ética y moral y creo que, desde todas las profundidades de nuestro país, de nuestras regiones, de nuestras ciudades, tenemos que buscar esa capacidad de regeneración moral y ética, sin la cual ni la recuperación económica ni la paz social ni la salud ni la seguridad, podrán estar a disposición nuestra”.

En Perú están preocupados también de que el escándalo afecte la llegada de los próximos envíos de vacuna desde China,  el principal socio comercial del país. "Con China lo que tenemos que hacer es mantener el clima de confianza que es característico de nuestras relaciones y evitar que estos sucesos puedan empañar", sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores, Allan Wagner, en una entrevista con la radioemisora local RPP.

"Sin duda esto es prioritario porque Sinopharm es un importantísimo proveedor de vacunas de acuerdo al contrato que se firmó y el que a punto de firmarse, por la cual vendrán 34 millones de vacunas más", refirió el canciller, quien entró al Gobierno en reemplazo de la renunciada ministra Elizabeth Astete, una de las funcionarias que se saltó la fila.

Entre los nombres más destacados de la lista difundida este martes están los siguientes:

1.- Martín Vizcarra, expresidente y actual candidato al Congreso. Afirma haber pedido ser voluntario del ensayo e ignorar que lo recibido era la vacuna, pero el director de la investigación, Germán Málaga, asegura que Vizcarra le pidió expresamente vacunas para él y para su esposa cuando aún era presidente (2018-2020). De paso también fue vacunado su hermano.

2.- Pilar Mazzetti, exministra de Salud. "El capitán es el último que abandona el barco. Esperaré mi turno para ser vacunada", decía la pasada semana Mazzetti, que dimitió ni bien se descubrió el escándalo, pues ya había sido vacunada hacía un mes. Como ella, unos 50 funcionarios del Ministerio de Salud hicieron lo mismo.

3.- Elizabeth Astete, exministra de Relaciones Exteriores. "No podía darme el lujo de caer enferma", fue la justificación que dio la ya ahora excanciller de Perú, en cuyo ministerio, encargado de negociar la compra de las vacunas, también fueron vacunados al menos otros cinco funcionarios, algunos en compañía de sus cónyuges.

4.- Luis Suárez, exviceministro de Salud Pública. La mano derecha de Mazzetti en el Ministerio de Salud fue uno de los más se aprovechó del acceso a estas vacunaciones secretas, pues dentro de la lista hay familiares directos como su esposa, sus hijos y su hermana. También dimitió tras desvelarse el escándalo.

5.- Alejandro Aguinaga, excongresista y médico personal del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000). "Somos personas de riesgo e hice las consultas para que nos vacunaran", dijo como justificación Aguinaga tras revelarse que tanto él como su esposa fueron vacunados con este excedente de dosis que quedaban en la investigación.

6.- Ciro Maguiña, vicedecano del Colegio Médico. "Tomé ivermectina", decía la pasada semana Maguiña para explicar cómo había vencido a la covid-19, pero este defensor del antiparasitario cuya eficacia contra la enfermedad no está científicamente demostrada no reveló que fue vacunado después de contraer el coronavirus, lo que favoreció su recuperación.

7.- Germán Málaga, director del ensayo clínico de la vacuna de Sinopharm. El principal responsable de la investigación era el encargado de decidir a quiénes administraba el exclusivo lote de vacunas, que también uso para inmunizar a su propia hija.

8.- Patricia García, exministra de Salud. La titular de la cartera de Salud en el Gobierno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) fue vacunada por ser una de las investigadoras principales de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), a cargo del ensayo clínico, aunque no estaba directamente relacionada con este.

9.- Los rectores. Otras personalidades que también se beneficiaron de sus posiciones para vacunarse fueron las autoridades universitarias donde se hizo el ensayo clínico, pues tanto en la UPCH como en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) fueron vacunados el rector y los vicerrectores.

10.- Cecilia Blume, abogada mediática. "Empezamos... Pepe, el vivo", lamentaba hace unos días Blume ante los anuncios falsos en internet de venta de vacunas de Sinopharm, las mismas que ella ya se había inoculado hacía casi tres meses. Su nombre es uno de los más inesperados y revela sus grandes contactos con altas esferas.

11.- Nicola Girasoli, nuncio apostólico. Otro de los vacunados bajo la categoría de "consultor" del ensayo clínico fue este sacerdote italiano, enviado permanente del papa Francisco en Perú, que fue uno de los encargados de organizar la visita del sumo pontífice al país en 2018.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV