sábado, 28 de enero de 2023 Actualizado a las 20:11

OPINIÓN

Autor Imagen

Compromiso por la participación

por 1 mayo, 2021

Compromiso por la participación
Tenemos la certeza que para fortalecer nuestra democracia necesitamos terminar con esta mirada maniquea y complementar la democracia representativa, con mecanismos de participación, de deliberación y de expresión. Para aumentar la legitimidad social al proceso constituyente, reduciendo la distancia entre la ciudadanía y la institucionalidad política. Avanzando en confianzas entre los representantes y los representados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 75% de los encuestados considera importante o muy importante la elección de constituyentes, según los resultados de la encuesta desarrollada en forma colaborativa por las empresas de la Asociación de Investigadores de Mercado y Opinión Pública (AIM), como un aporte a la conversación en el momento histórico que vive el país.

La expectativa sobre el proceso constitucional se reafirma al indagar sobre los mecanismos de participación ciudadana y la forma en la que los representantes deberían escuchar las posturas de los ciudadanos sobre los contenidos de la Constitución. Dentro de los más mencionados, los encuestados señalan: las redes sociales (40%), especialmente los más jóvenes (52%), las encuestas de opinión (37%), las plataformas virtuales abiertas a la ciudadanía (36%), cabildos comunales o barriales con representantes de la convención (36%), siendo este el preferido por los votantes de mayor edad (40%), consultas ciudadanas virtuales con sistema de votación (35%) y sesiones abiertas con participación libre de los ciudadanos (35%).

Como país tenemos que responder a las expectativas que el proceso ha generado, que no nos gane la pandemia, el proceso constituyente tiene que recuperar la mística inicial y volver a conectar a los chilenos y chilenas desde el proyecto común.

Desde la Red por la Participación nace el Compromiso por la Participación Ciudadana en el proceso constituyente, fruto de un encuentro abierto a comienzos de marzo donde, a través de un proceso de diálogo abierto, se recogen los criterios, principios y mecanismos que deberían ser considerados para enriquecer la deliberación constitucional.

La Convención debe reglamentar su funcionamiento y ello abre una oportunidad de elaborar una Constitución dotada de mayor adhesión. ¿Cómo hacerlo? A través de una Convención Constitucional que sea abierta, transparente, participativa y deliberativa.

Los elementos del Compromiso se vinculan con los resultados de la encuesta y dan cuenta de la necesidad de incorporar diversas formas de participación, así como también habilitadores para que ello sea posible en forma inclusiva para la mayoría de los ciudadanos de nuestro país.

Dentro de ellos se encuentra: instaurar los principios y estándares de máxima transparencia y acceso a la información pública, incorporar la participación ciudadana directa e incidente en el reglamento de funcionamiento de la Convención a través por ejemplo: Encuentros Locales Autoconvocados, Iniciativa Ciudadana de norma, Encuentros periódicos de rendición de cuentas de las y los constituyentes al menos en sus distritos, consejos consultivos ciudadanos y mecanismos de resolución de controversias que faciliten el diálogo y la deliberación entre representantes y ciudadanía en momentos de conflicto, utilizando para ello la experiencia internacional en la materia.

Así como también descentralizar el trabajo de la Convención, incluir a quienes por diversas razones normalmente quedan fuera de las decisiones, como niñas, niños y adolescentes, como también a quienes han quedado fuera del ejercicio de este derecho como ocurre, por ejemplo, con las personas privadas de libertad y los chilenos y chilenas residentes en el extranjero. También a las mujeres, los pueblos originarios, personas migrantes; las personas mayores; personas en condiciones de pobreza; personas con discapacidad; las diversidades sexuales y de género; la población afrodescendiente; la población rural, especialmente quienes habitan en zonas extremas y aisladas.

Además, incluir un enfoque de género en su diseño y ejecución, establecer un equipo técnico de promoción, seguimiento y procesamiento de la participación ciudadana inclusiva en el marco del funcionamiento de la Convención y utilizar ampliamente las herramientas digitales de comunicación.

Desarrollar la comunicación pública en materia constituyente para fortalecer la deliberación de todas y todos luchando contra la información falsa o manipulada.

Tenemos la certeza que para fortalecer nuestra democracia necesitamos terminar con esta mirada maniquea y complementar la democracia representativa, con mecanismos de participación, de deliberación y de expresión. Para aumentar la legitimidad social al proceso constituyente, reduciendo la distancia entre la ciudadanía y la institucionalidad política. Avanzando en confianzas entre los representantes y los representados.

Como país tenemos que responder a las expectativas que el proceso ha generado, que no nos gane la pandemia, el proceso constituyente tiene que recuperar la mística inicial y volver a conectar a los chilenos y chilenas desde el proyecto común.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV