sábado, 12 de junio de 2021 Actualizado a las 02:19

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

Potencial amenaza a biodiversidad por alga japonesa enciende alarma en Calbuco

por 9 mayo, 2021

Potencial amenaza a biodiversidad por alga japonesa enciende alarma en Calbuco
Sernapesca declara Emergencia en la comuna de Calbuco por especie de alga invasora detectada en cultivo de choritos de la empresa Algas Tower SpA. Según investigadores del Instituto de Fomento Pesquero IFOP se trataría de una especie con alta tasa de reproducción.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La macroalga Saccharina japonica, es una especie exótica no autorizada en territorio chileno. Tiene su origen en Japón y fue introducida en otros países como China y Taiwán durante el s. XX, siendo ampliamente cultivada en dicha zona.

La declaración de emergencia fue emitida por resolución exenta del Sernapesca el 27 de abril de 2021 y ratificada el pasado 3 de mayo, con el objetivo de establecer medidas y acciones excepcionales tendientes a evitar la diseminación y propagación de la especie invasora.

Esta alga introducida de forma ilegal tiene la característica, de constituir una invasión biológica en ecosistemas marinos chilenos, constituyendo una amenaza a su conservación. “Los efectos ecológicos que puede presentar esta especie, son si termina por asentarse en la zona afecte a otras algas nativas, como Macrocystis pyrifera (Huiro)”, advierte el investigador de IFOP Pablo Leal. “Eventualmente esto se podría traducir lamentablemente en perdida de diversidad”, añade el investigador del Departamento de Repoblación y Cultivo de IFOP.

El cultivo ilegal quedó al descubierto luego que Sernapesca recibiera una denuncia ciudadana el 10 de noviembre del año 2020. Posteriormente, funcionarios de la oficina comunal de Sernapesca Calbuco junto a la Autoridad Marítima, inspeccionaron el centro de cultivo código 102808, propiedad de Algas Tower SpA, detectando la presencia de algas en las líneas de cultivo de mitílidos.

“Se tomaron muestras las cuales fueron enviadas para análisis al Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) de Puerto Montt, determinándose preliminarmente que la muestra correspondía a una especie de macroalga parda no descrita para las costas de Chile”, explixa Leal.

Tardanza en la Alarma

Para los investigadores es un problema que Sernapesca haya tardado medio año en tomar la decisión de generar la alarma ya que la detección de que era una especie invasiva fue decretada en el laboratorio en diciembre del año pasado. “Es lamentable que se hayan demorado tanto tiempo, porque además cuando fuimos a recolectar las muestras se notaba que ya había habido una cosecha y pudimos ver que hacia el fondo marino ya se encontraban remanentes que llegarían a madurar reproductivamente, eso con las corrientes marinas puede diseminar las esporas y transportar el problema a varios kilómetros más”, señala Leal.

La sospecha de los investigadores es que esta alga se implantó para fines comerciales ya que es una de las de mayor consumo en el mercado asiático. “Hoy recién sabemos de su presencia en este lugar, pero podrían existir por ejemplo más cultivos que aún desconocemos”, advierte. “Por lo general los cultivos se realizan en más de un punto para ir monitoreando cómo se va dando y según las diferentes características en un lugar puede funcionar y en otros no, y eso es grave porque no lo sabemos”, añade el fisiólogo de IFOP.

“Lo único positivo de esta situación es que fueron cultivadores de mejillones próximos al lugar los que dieron la primera denuncia” cuenta el biólogo marino Alejandro Buschmann experto en cultivos integrados. “Es lamentable que Sernapesca haya tardado tanto en actuar, porque es un tema complejo de manejar en el sentido de que muchos otros animales pueden estar en peligro o puede transformarse en plaga”, advierte. “Hay una demora muy grande, no fue hasta que se levantaron voces cuando llegó Sernapesca, cometió un pecado capital de no actuar rápidamente, podrán decir que estaban muy atareados con las floraciones de microalgas, que estaban sobre exigidos, pero esto es un aspecto relevante y debió actuar de forma mucho más rápida”, lamenta Buschmann.

Rol de las Industrias 

Este hallazgo en el centro de cultivo del sector Caicaén, enciende alarmas ya que una buena forma de combatir los nutrientes y otros remanentes de la industria del salmón pueden ser “controlados” por las macroalgas, pero surgen interrogantes si esta forma de proteger al ecosistema será otro diseño más de escala industrial que busque la industria del salmón para fabricar un sub-producto con potencial exportador y comercial de alto alcance en el mercado de Asia.

El profesor de la Universidad de Los Lagos, Alejandro Buschmann sostiene que “se manifiesta la mala intención de este cultivo pues estaba mezclado con otras especies”. El biólogo eminencia en materia de cultivo integrado en 1999 junto al profesor Alfonso Guitérrez también de la Universidad de Los Lagos intentaron realizar un experimento controlado con la especie e incluso fueron a China y Japón para estudiar los impactos ambientales de esta tan apetecida alga. “Cuando uno pretende introducir una especie debe seguir un montón de protocolos de cuarentenas y certificaciones que son necesarias para limitar el riesgo, pero claramente esto aquí no ha ocurrido”, sentencia.

“La introducción, para que estuvieran con ese nivel de crecimiento, debe haber sido quién sabe si de ésporas o de las plantulitas hace varios meses del año pasado, no es algo repentino, hasta donde tengo entendido existe una solicitud de introducción que estaba en estudio”, añade Buschmann.

Lo que resulta evidente a juicio del profesor Buschmann es que “se intentó ocultar lo que había ahí… No lo puedo asegurar, pero sí sacaron las algas porque sabían que venían a controlarlos. Eliminaron todo, pero algunas líneas quedaron y otras se sumergieron que fue lo que pudieron reportar los buzos científicos”, dice.

Respecto de si podrían existir otros focos de cultivo del alga japonesa el profesor es enfático en sostener que “No tenemos idea porque estas algas no tienen una capacidad de dispersión muy grande y se supone que Sernapesca debería estar promoviendo una campaña de monitoreo para toda la zona y que además debería repetirse por lo menos en primavera y en verano que reclutan y empiezan a crecer nuevamente”, explica.

Plantar en Contrabando

“Yo no creo que era para diseminarla porque pierdes el manejo de tu negocio, yo creo que es más bien, alguien que intentó tener un alga de mayor valor con un mercado en países orientales y expandiéndose hacia el occidente. Un mercado directo y si quiero explotar no puede ser para todos, sin que se metan competidores pues bajaría su precio… No lo creo, yo creo que hay gente que tenía esa mirada con la que han insertado acuicultura como la del turbot, esturiones o la ostra japonesa, es el mismo racionamiento detrás”, reflexiona Buschmann.

Sernapesca realizó una fiscalización documental de la operación del referido centro que evidenció que tenía una existencia de 3.000 kilos de chorito. La resolución de la autoridad advierte “considerando que esta macroalga no es nativa de Chile, y su presencia en la zona podría tener efectos negativos en otras comunidades de macroalgas que tienen una importancia ecológica y comercial para los pequeños recolectores, es que se hace necesario establecer medidas necesarias para conocer el estado de desarrollo en que se encuentra en el área y, además, controlar y erradicar su presencia”, sentencia dicha resolución. 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Ley Machuca

Envíada por Carmen Garrido Fonseca | 12 junio, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV