domingo, 18 de agosto de 2019 Actualizado a las 22:32

PAÍS

Siempre hay un chileno: empresario vitivinícola es uno de los acusados de fraude para ingresar a sus hijos a universidades prestigiosas en Estados Unidos

por 13 marzo, 2019

Siempre hay un chileno: empresario vitivinícola es uno de los acusados de fraude para ingresar a sus hijos a universidades prestigiosas en Estados Unidos
Agustín Francisco Huneeus Jr., presidente de la compañía Huneeus Vintners habría pagado más de 300 mil dólares para lograr que su hija ingresara a la Universidad de Carolina del Sur.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Estados Unidos se despertó hoy en medio de un escándalo que involucra celebridades de Hollywood. El Departamento de Justicia acusó a más de 50 personas, entre ellas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, de ser parte de un plan de fraude y sobornos de larga data para que sus hijos ingresaran a algunas universidades de renombre. Y el escándalo sacude, en parte, a Chile.

Entre las más de 50 personas acusadas se encuentra un chileno. Agustín Francisco Huneeus Jr., presidente de la compañía Huneeus Vintners, una exitosa empresa dedicada al vino con sede en el Valle del Napa, en California está involucrado en los casos de soborno, junto con otros ejecutivos y dueños de negocios, que son investigados en Estados Unidos.

Huneeus Jr., de 53 años, es hijo de Agustín Huneeus, un personaje destacado en la escena mundial del vino que, en los años 60 fue copropietario y gerente de Concha y Toro. Él fue el que impulsó la expansión extranjera de la empresa chilena.

De acuerdo a lo informado por radio Cooperativa, el éxito les llegó de inmediato. Por eso, entre padre e hijo, se dedicaron a adquirir diversas empresas. Y terminaron fundando la empresa conocida por etiquetas premium como Quintessa, Faust e Illumination.

Los fiscales federales de Boston señalaron que Huneeus Jr. "participó tanto en el esquema de trampas del examen de ingreso a la universidad (de California del Sur) como en el plan de reclutamiento universitario para su hija".

Según la investigación, el empresario chileno pagó cerca de 50 mil dólares a una persona para que su hija pudiera dar el el SAT, un examen estandarizado que se usa extensamente para la admisión universitaria en Estados Unidos. Durante varios esa persona estuvo supervisando a la hija de Huneeus Jr., además le brindó asistencia mientras tomaba el examen, "y corrigió sus respuestas después de que ella lo completó".

La investigación dice que Huneeus Jr. no quedó conforme con el puntaje de su hija, ya que obtuvo 1.380 de un máximo posible de 1.600. Él esperaba 1.550. El testigo colaborador involucrado en el esquema le advirtió que el puntaje que le propuso "se habría investigado a ciencia cierta con base en sus calificaciones".

Entre los documentos investigados, se reveló que Huneeus Jr. hizo pasar a su hija como estrella del waterpolo estudiantil, por lo que sobornó a Donna Heinel, la directora atlética asociada de la Universidad del Sur de California, y Jovan Vavic, el entrenador de waterpolo de la casa de estudios.

En total, Huneeus Jr. desembolsó más de 300 mil dólares en la "educación" de su hija.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV