viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 20:43

MERCADOS|BLOOMBERG

Los sindicatos se unen a las protestas de Chile mientras Piñera se esfuerza por calmar los disturbios

por 23 octubre, 2019

Los sindicatos se unen a las protestas de Chile mientras Piñera se esfuerza por calmar los disturbios
Inicialmente, el gobierno abordó la violencia como un asunto de orden público, un enfoque que solo empeoró las cosas. El martes, Piñera se disculpó por no haber reconocido las quejas genuinas detrás de las protestas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El mea culpa del presidente Sebastián Pinera y una serie de concesiones diseñadas para sofocar los peores disturbios sociales de Chile en décadas no fueron suficientes para evitar más protestas e interrupciones en las minas y puertos gigantes de cobre.
El miércoles, los trabajadores procedían con huelgas y manifestaciones planificadas, con al menos tres instalaciones propiedad del productor estatal de cobre Codelco interrumpidas a medida que los sindicatos alientan a los miembros a unirse a las protestas antigubernamentales que han azotado a Chile durante los últimos cinco días.

Las operaciones en la mayoría de los puertos se detienen ya que los miembros del sindicato también salen solidarios, uniéndose al sector público, los sindicatos de salud y de maestros que exigen que el ejército sea enviado de regreso a sus cuarteles y el fin del estado de emergencia. Al mismo tiempo, otros manifestantes se reunieron esta mañana en la plaza del centro de Italia.

Leer más: Cómo Chile pasó de ser una estrella económica a un desastre enojado

Las manifestaciones continúan incluso después de que Piñera pidió perdón por el fracaso de los sucesivos gobiernos para abordar adecuadamente las desigualdades. El presidente de centro derecha se comprometió a elevar la tasa máxima del impuesto sobre la renta del 40% al 40%, elevar las pensiones básicas en un 20% e introducir un ingreso mínimo garantizado.

Pero en un discurso televisado después de una reunión con los líderes de la oposición, prometió mantener el estado de emergencia hasta que se garantice la seguridad.

El ministro de Finanzas, Felipe Larrain, dijo que el costo de las medidas sociales sería de aproximadamente $ 1.2 mil millones. Está programado para hablar nuevamente a mediodía hora local.

"Las medidas son positivas, pero solo servirán para curar la fiebre y no resolverán los problemas centrales", dijo Fuad Chahin, presidente del opositor partido demócrata cristiano en una entrevista con Radio Pauta.

Las concesiones amenazan la anterior agenda económica del gobierno, que incluía permitir a los accionistas compensar los impuestos corporativos con los pagos personales y un proyecto de ley para impulsar las pensiones al recargar el sistema existente de cuentas de ahorro individuales. Los manifestantes están exigiendo un retorno a un sistema de jubilación administrado públicamente.

Sin embargo, las protestas pueden estar entrando en una nueva fase con la participación de los sindicatos.

Los disturbios comenzaron el viernes en reacción a un aumento en las tarifas del metro, transformándose rápidamente en un movimiento más amplio contra la desigualdad de ingresos y la corrupción percibida de las élites. El gobierno ha reportado 18 muertes, aunque la tasa de eventos violentos graves se desaceleró en las últimas 24 horas. El instituto de derechos humanos de Chile dice que cinco murieron en enfrentamientos con la policía o los soldados, mientras que 269 resultaron heridos y 1.894 arrestados.

Inicialmente, el gobierno abordó la violencia como un asunto de orden público, un enfoque que solo empeoró las cosas. El martes, Piñera se disculpó por no haber reconocido las quejas genuinas detrás de las protestas.

JPMorgan Chase & Co. rebajó el mercado bursátil de Chile a infraponderar desde neutral. Por otro lado, el analista de crédito Rafael Elias de Tellimer Markets dijo que ahora sería un buen momento para comprar bonos soberanos chilenos con base en una resolución rápida.

El índice S&P IPSA cayó un 4,6% el lunes, el primer día de negociación después del anuncio del estado de emergencia, solo para recuperar parte de esas pérdidas el martes y retroceder un poco temprano el miércoles. El peso cayó un 0,4%, renunciando a las ganancias del martes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV