viernes, 15 de noviembre de 2019 Actualizado a las 03:17

Estilo

Arquitecto Luis Alonso: “La ciudad puede crecer verticalmente en espacios públicos y privados, pero bajo el suelo”

por 14 mayo, 2019

Arquitecto Luis Alonso: “La ciudad puede crecer verticalmente en espacios públicos y privados, pero bajo el suelo”
Para Alonso el subsuelo de la ciudad es un extraordinario valor a rescatar y potenciar con una superficie extremadamente amplia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La mayoría de las ciudades presentan una elevada densidad de edificación y en forma simultánea, un significativo déficit de equipamientos públicos-ciudadanos y áreas verdes, según el arquitecto catalán Luis Alonso, con más de 5 años en Chile.

Para Alonso el subsuelo de la ciudad es un extraordinario valor a rescatar y potenciar con una superficie extremadamente amplia. “ No es posible que se entregue tanto protagonismo a estacionamientos vehiculares y se desaproveche ese espacio en el que se podrían construir equipamientos deportivos, centros culturales, auditorios, bibliotecas, centros de asistencia sanitaria, oficinas administrativas, comercio de cercanía, instalaciones para la infancia, spas urbanos, espacios de coworking para jóvenes, centros de día para adultos mayores u otros”, dice.

Son subsuelos que, con una adecuada y sensible respuesta arquitectónica, pueden ofrecer grandes cualidades espaciales y visuales, con comunicaciones verticales, y amplias “plazas hundidas” para el acceso por inundación de la luz natural. El arquitecto entrega ejemplos de proyectos que son todo un éxito en otros países como los Spa Aires en España. Estados Unidos y Gran Bretaña.

En el caso de Aires en Barcelona, por ejemplo, se intervino un almacén de finales del siglo XIX, donde se mantuvo la estructura original con pozos de agua en el subsuelo. “En Inglaterra hoy estamos por inaugurar un spa justo bajo el metro de Londres” señaló Alonso.

Este tipo de arquitectura soterrada, que también tiene ejemplos en hoteles como Hesperia Tower de Barcelona o el central deportivos y sociales de Európolis, en Barcelona y Madrid, tienen unos costos de mantenimiento muy inferiores a los de la arquitectura en altura, por menores consumos energéticos (inferiores saltos térmicos ), por reducción de los costos de fachada, por bajo costo del suelo, y en especial por la mezcla de usos y funciones, que mantiene en uso el edificio el mayor número de horas al día, y el mayor número de días año lo que significa auténtica sostenibilidad, sentenció el catalán avecindado en nuestro país.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador