lunes, 18 de enero de 2021 Actualizado a las 07:59

Gastronomía

El reconocido vino chileno que se consolida con un puntaje perfecto

por 18 diciembre, 2020

El reconocido vino chileno que se consolida con un puntaje perfecto
La 2018 es una de las grandes cosechas en la historia de Don Melchor gracias a las condiciones climáticas ideales -con un buen equilibrio de precipitaciones y temperaturas- para el cultivo de Cabernet Sauvignon y el riguroso trabajo enológico detrás.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Un manjar". Así se puede definir la experiencia de probar Don Melchor, uno de los vinos chilenos más reconocidos internacionalmente. Y no es casual, pues efectivamente es una cremosidad con carácter y presencia la que despierta los sentidos de este Cabernet Sauvignon que gana adeptos que incluso se reúnen en clubes en diferentes partes del mundo.

2018: Una cosecha perfecta

La reciente añada del vino tinto ícono de Puente Alto se dio en condiciones climáticas ideales, permitiendo una vendimia sin precedentes y un vino final que obtuvo el máximo reconocimiento -100 puntos-  del crítico internacional James Suckling, marcando un verdadero hito para la marca y para la industria del vino chileno.

“Esto es alucinante. La vitalidad y energía en este vino es deslumbrante. La complejidad de los aromas es impresionante con ores, grosellas negras, frambuesas, y duraznos. Cuerpo amplio, aunque muy refinado y pulido con textura impecable y belleza. El largo es maravilloso. Este es un testimonio al equilibrio, la armonía y la transparencia en un gran tinto”, dijo el norteamericano.

Y es que las favorables condiciones permitieron obtener un vino que rescata la máxima expresión de la fruta y madurez de los taninos y que respeta fielmente su origen.

“La perseverancia en la búsqueda de la mejor expresión y calidad, nos ha permitido obtener en la cosecha 2018 lo que llamamos una cosecha perfecta. Los vinos son muy expresivos, con la madurez precisa, rescatando toda la expresión de la fruta del Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. Vinos concentrados, pero con taninos muy suaves y elegantes, vinos que muestran diferentes capas de aromas y sabores que al momento de juntarlos en la mezcla nal, logran producir esa emoción única que solo se percibe en los grandes vinos y las grandes cosechas”, señala su enólogo, Enrique Tirado.

Con la obtención de estos históricos 100 puntos por parte de James Suckling, Don Melchor consolida su posición como uno de los grandes Cabernet Sauvignon de alta gama del mundo y posiciona además, al terroir de Puente Alto como un lugar único y capaz de mostrar al mundo el gran potencial de Chile para producir grandes vinos.

Con más de 30 años de historia, la marca sigue cosechando lo más altos reconocimientos a nivel internacional, como cuando el medio internacional Wine Spectator elaboró un artículo llamado “El Cabernet coleccionable de Chile”, el cual se basó en la degustación retroactiva de las 30 cosechas de Don Melchor.

En la instancia participó el reconocido crítico y editor senior Kim Marcus, quien catalogó las cosechas con “una notable consistencia y profundidad de sabor”. 

El especialista en vinos destacó además lo “distintivo y poderoso” de este Cabernet Sauvignon, resaltando los “aromas ricos y terrosos, sabores de frutas rojas secas, cerdo y especias que reflejan una notable combinación de finura al estilo de Burdeos y pureza otorgada por sus frutas”.  

Tradición y calidad de 30 años

Wine Spectator destaca la historia del terroir de Puente Alto, ubicado en el valle del Maipo, contada por Enrique Tirado, quien ha estado involucrado en la producción de Don Melchor desde 1995. Sin embargo, la historia de este vino nace en 1987 cuando fue bautizado en honor al fundador de Concha y Toro. 

El artículo destaca que el viñedo fue plantado originalmente hace 100 años, y cuenta con una superficie que alcanza las 127 hectáreas, donde 90% corresponden a Cabernet Sauvignon, 7,1% a Cabernet Franc, 1,9% a Merlot y un 1% a Petit Verdot.

Por otro lado, la revista especializada señala que este vino puede envejecer por más de 20 años y conservar su “frescura y vitalidad”. Entre las cosechas más antiguas, destaca la publicación, se encuentran la de 1997, 2003 y 2008, las que se caracterizan por un sabor profundo, con un gran agarre a los componentes de fruta madura, y respaldada por taninos ágiles. 

Más información sobre El Mostrador