domingo, 20 de septiembre de 2020 Actualizado a las 07:32

Hacienda sigue con el mensaje: ahora Micco advierte en seminario del BID de los beneficios de mantener cuentas fiscales ordenadas

por 15 junio, 2016

Hacienda sigue con el mensaje: ahora Micco advierte en seminario del BID de los beneficios de mantener cuentas fiscales ordenadas
Los comentarios los hizo en un Seminario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde se reveló que América Latina es la región del mundo que menos ahorra, después del África subsahariana.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La orden de Hacienda está clara: hay que martillar con el mensaje de crecimiento.

Ahora fue el turno del subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco.

Micco, en el marco de un seminario sobre ahorro organizado por el BID, habló de la necesidad de mantener las cuentas fiscales ordenadas, de manera de impulsar el crecimiento presente y futuro de la economía chilena.

“Cuando uno plantea de forma tan categórica la necesidad de mantener las cuentas fiscales ordenadas es una forma de ayudar al crecimiento presente y futuro del país (…). Hacienda es un ministerio que es responsable, que siempre está mirando las cuentas fiscales tanto en el presente como en el futuro, porque sabemos que las cuentas fiscales ordenadas son la única forma de tener bienes públicos para la ciudadanía, es la única forma de tener programas sociales que se mantengan a través del tiempo y no se tengan que recortar cuando la gente más lo requiere”, señaló el subsecretario.

Y agregó que “hay que hacer política fiscal responsable. Hemos demostrado como país que somos capaces de ahorrar en los buenos tiempos a diferencia del resto de América Latina (…). Obviamente, tenemos que ser responsables de que el gasto que tengamos tiene que ir acorde a cuáles van a ser nuestros ingresos estructurales de aquí en adelante”.

Los comentarios los pronunció en un Seminario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), donde se reveló que América Latina es la región del mundo que menos ahorra, después del África subsahariana.

Para revertir esa situación, el BID entregó ayer un paquete de recomendaciones con el fin de eliminar los obstáculos que la región ha ido levantado a lo largo de décadas.

"Si América Latina ahorra poco no es por una maldición, no es un problema 'cultural'", aseguró el economista jefe del BID, José Juan Ruiz, durante la presentación en Santiago de un extenso análisis titulado "Ahorrar para desarrollarse".

"América Latina ahorra poco porque se ha ido creando una serie de obstáculos que impiden que la tasa sea la que necesita la región para poder invertir y desarrollarse. La buena noticia es que, si nosotros los hemos creado, nosotros también podemos deshacerlos", enfatizó.

"Es también un problema de calidad. No solo ahorramos poco, sino que ahorramos mal", agregó el economista argentino Eduardo Cavallo, uno de los coordinadores de este informe.

El BID ha identificado las áreas en las que los Gobiernos podrían gastar de manera más eficiente y ahorrar más.

La asistencia social, las exenciones fiscales y los subsidios energéticos sufren "filtraciones" por un monto aproximado de 100.000 millones de dólares al año, que acaban beneficiando más a los ricos que a los pobres.

A ello hay que sumar otros 50.000 millones de dólares por la falta de eficiencia en el ámbito de la salud y la educación, estima el organismo financiero internacional con sede en Washington.

"Muchos países han hecho políticas públicas basadas más en criterios administrativos y presupuestarios que en criterios de resultados. El debate gira en torno a cuánto se destina a la educación, y no para qué debe servir la educación", lamenta José Juan Ruiz.

Otro de los ejemplos sobre falta de eficiencia que aporta este economista es el de los subsidios a la energía, que en algunos países han supuesto hasta el 4 por ciento del PIB "y que claramente son regresivos (...), porque benefician a los más ricos".

El documento del BID identifica seis áreas "que deben ser atendidas de manera prioritaria".

Así, por ejemplo, aconseja que los Gobiernos encaren los sistemas de pensiones defectuosos, eliminen las filtraciones en los programas de transferencias y subsidios "que en muchos casos acaban beneficiando a los que no los necesitan", y establezcan políticas impositivas que eviten la doble tributación de los ahorros.

Asimismo, sugiere que las autoridades promuevan el ahorro de los particulares eliminando obstáculos, y supriman impuestos y regulaciones que atenazan la productividad. También pide a los bancos que manejen información confiable acerca de potenciales prestatarios.

"Decir que se ahorra poco porque hay muchas necesidades es un planteamiento un poco simplista", considera el economista jefe del BID. "Ahorramos poco porque nos hemos puesto muchas barreras", precisó.

Básicamente, las familias no ahorran porque la mayoría se mueve en la economía informal; las empresas, porque las políticas fiscales no propician la inversión, y los Gobiernos, a causa de la alta evasión fiscal y una estructura de gasto orientada al consumo.

Los países de la región que menos ahorran son aquellos donde los términos de intercambio de las materias primas que exportan son más volátiles. Venezuela, Centroamérica y el Caribe figuran en los puestos de cola.

En opinión de Cavallo, no existe el concepto de tasa de ahorro óptima, sino el de inversión.

En este sentido, el economista investigador del BID sostiene que "hay oportunidad de generar un ahorro equivalente al 3 por ciento del PIB de la región (150.000 millones de dólares al año), a través de la focalización y la mayor eficiencia en el gasto público".

"Puede que parezca más conveniente contar con que sean los extranjeros lo que nos provean sus excedentes de ahorro; (sin embargo), esto ya no es una opción viable", aseguró.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV