miércoles, 4 de agosto de 2021 Actualizado a las 15:00

La lección que aprendió el Bci tras su alta exposición a algunos de los peores negocios de 2011

por 2 abril, 2012

La lección que aprendió el Bci tras su alta exposición a algunos de los peores negocios de 2011
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Bajo casi cualquier lupa, el Bci tuvo un año extraordinario en 2011: utilidades netas de más de US$ 500 millones, la tercera mayor rentabilidad del mercado, el único de los tres privados más grandes que mantuvo su rentabilidad en 2011 (21,4%) sobre capital, y el único entre los grandes que aumentó sus utilidades (un 17,7%). Ademas fue líder en transparencia, siendo la única empresa del IPSA que reúne los requisitos promedio internacionales en materia de transparencia.

Pero hubo una nube negra que dejó un sabor amargo: su alta exposición a algunos de los peores negocios del año o al menos los más mediáticos. Hablamos de La Polar, Campanario, Johnson's y las dificultades financieras de Supermercados del Sur.

Es el mayor acreedor de La Polar y de Campanario, además de ser dueño de un 20% de las acreencias de Johnson’s. Todos, casos de alta exposición pública que vinieron a rayarle la pintura al tercer banco de la plaza. De los US$ 120 millones que le debe La Polar, va a recuperar el 47%.

Estos casos pusieron en alerta al banco. Analistas indican que el malestar de algunos inversionistas era que en muchos de estos casos problemáticos, el Bci tenía una participación como acreedor superior a su market share.

Y aunque el gerente general del banco, Lionel Olavarría, advierte que la alta exposición a firmas ligadas al fondo de inversión Southern Cross no han afectado su negocio, reconoce que es un tema importante.

En una entrevista con El Mostrador Mercados, Olavarría explica los cambios que ya han hecho, y adelanta una nueva política a nivel de cultura corporativa en los trabajadores del banco, para diferenciarse no por precio, y confirma que no dejará el cargo antes del 2016.

¿Se están haciendo cambios para evitar que se repitan casos como la exposición como acreedor de empresas con dificultades como La Polar, Campanario, etc., con un porcentaje de deuda superior a su market share?

El único tema es que están todos asociados a un fondo de inversión y la política tiene mejoras respecto de eso. O sea el governance (gobierno corporativo) de los fondos de inversiones es importante a la hora de considerar al player. A parte de eso no, o sea, ya está todo encaminando y muchos de esos créditos se van a recuperar, es decir, tampoco es un tema que nos preocupe.

¿No se da en este banco que créditos a empresas con algunos clientes significan una participación superior al market share del banco?

No, hay otros casos en que no hemos estado, ni mucho menos en los más importantes. Eso varía.

¿No es una cosa que preocupe, que haya que corregir, o hacer cambios en política de riesgos, seguimiento?

Más allá de lo que comento de fondos, no. Que los governance que tienen compañías que tienen fondos de inversión no son iguales a las compañías que tradicionalmente tienen un controlador. Y estamos cambiando las reglas de negocios en ese tema, lo cual ya se está aplicando.

¿Qué tan complejo es el cambio?

Es muy simple, pero las reglas de crédito de las políticas de riesgo de los bancos no son públicas. En todo caso, ese es un tema para nosotros relevante. Ahora prácticamente no tenemos (créditos con fondos), el caso de Southern Cross es el único caso que realmente que por la calidad de las personas que estábamos analizando proyectos que ellos han traído. Ahora, respecto de la importancia para el banco es mínima, porque aumentó utilidades un 17,7% en 2011, siendo el que más creció, otros cayeron. La utilidad la incrementó. Además subimos el ROE entonces ha sido un año espectacular.

¿Está pensando en dejar la gerencia general o pasar al directorio?

No, tengo para rato, creo que estamos en una estrategia muy exitosa. El banco va a seguir seguir creciendo, creciendo utilidades, la participación de mercado en el sector bancario en utilidad. Tengo un muy buen equipo. No tengo ninguna intención. Tajantemente no, hay para rato gerente general. Ahora, ser director no depende de mi.

¿Cuanto más estará en el cargo, un par de años?

Bastante más, esto es como los terremotos, todos los años anuncias el terremoto y al final puede ocurrir, pero antes de cuatros años no.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV