miércoles, 3 de marzo de 2021 Actualizado a las 03:36

Nadie está libre: El 21% de los pasivos del sistema financiero chileno están amarrados al Libor

por 10 julio, 2012

Nadie está libre: El 21% de los pasivos del sistema financiero chileno están amarrados al Libor
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todavía no se conocen cálculos, pero es muy probable que la manipulación de las tasas Libor hiciera que los costos de financiamiento fueran menores para el sistema financiero chileno durante la crisis de 2008.

El banco británico Barclays fue multado el 27 de junio por los reguladores británico y estadounidense con US$ 450 millones por manipular el Libor y su equivalente europeo, el Euribor, entre 2005 y 2009. Pero fueron sus acciones durante la crisis de 2008 las que han levantado mayor enojo. Y operadores de la plaza local estiman que si se investiga, se descubrirá que la manipulación tuvo impacto en el sistema financiero chileno

Las tasas Libor son las que se prestan los bancos entre sí y se calcula a diario en Londres con las estimaciones de varias entidades sobre lo que les costaría pedir dinero prestado a sus competidores. Son la referencia contra la cual se establecen millones de millones de dólares en productos financieros en todo el mundo. Se estima que US$ 360 trillones de activos están ligadas a esas tasas, desde hipotecas hasta fondos de pensión, rentas vitalicias, créditos corporativos y cuentas de ahorros. Y Chile no se escapa.

De acuerdo a cifras del Banco Central de Chile, en plena crisis —agosto, septiembre y octubre de 2008— el sistema financiero tuvo créditos externos ligados al Libor por un total de más de US$ 3.000 millones. En agosto la cifra fue de US$ 2.100 millones, en septiembre fueron US$ 587 millones y en octubre US$ 254 millones. Entre julio y octubre, el spread promedio ponderado cayó de 2,2% a 1,0%. Esto significa que la manipulación de las tasas que ocurrió en Londres suavizó el impacto de la crisis en el sistema financiero chileno.

"Que yo sepa, nadie ha hecho cálculos, pero mirando los detalles de lo que se está revelando en Londres, es muy probable que las tasas en Chile fueron afectadas" es el comentario de un operador de un mesa de dinero de una corredora que se especializa en transar divisas e instrumentos de renta fija. "Sin la manipulación, con la cual los bancos en Londres rebajaban artificialmente el Libor, las costos para el sistema financiero chileno —al menos para los pasivos amarrados a la tasa de Londres— hubiesen sido mayores", explica el operador.

Ese mismo año, en enero, venció un bono soberano del Gobierno chileno por US$ 600 millones que tenía una tasa tasa Libor + 40 puntos base (Libor + 0.4%). No está claro cuál fue el impacto, pero dado que se ha establecido que los bancos comenzaron a manipular la tasa ya en 2005, los últimos tres año de la vida de ese bono, el Gobierno chileno pagó una tasa que habría estado manipulada.

Y las tasas Libor siguen siendo una parte importante del sistema. Según las cifras manejadas por la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), a mayo de 2012 el sistema financiero chileno registra pasivos en moneda extranjera equivalentes al 21% del total. Un 7% del total son depósitos; otro 7% obligaciones con bancos del exterior (líneas de financiamiento); 2% cuentas corrientes y bonos 2%. La gran mayoría de estas obligaciones están expresadas en tasa Libor.

En conformidad a cifras del Banco Central, a diciembre del 2011, la deuda externa bruta de Chile alcanzó un monto de US$ 98.579 millones y casi el 90% es en dólares. No hay datos claros, pero se estima que la gran mayoría de esa deuda en dólares está amarrada a las tasas Libor.

Datos más específicos se encuentran en el prospecto que publicó el Ministerio de Hacienda en septiembre del año pasado, cuando colocó un bono soberano a diez años por US$ 1.000 millones en Nueva York. Ese bono se emitió con una tasa fija final de 3,3%, que marcó un mínimo histórico para Chile desde 1822.

En el documento de oferta, Hacienda informa que el Gobierno tenía compromisos a mediano y largo plazo de US$ 158 millones amarrados a la tasa Libor.

Además, el documento revela que entre Codelco, Metro, EFE y Enap acumulan deudas de cerca de US$ 2.500 millones que también tiene tasas variables amarradas al Libor.

La empresa privada no se escapa: la mayoría de la deuda que emiten afuera a tasa variable en dólares y los créditos sindicados que las multinacionales acuerdan con bancos extranjeros, está vinculada al Libor.

Por ejemplo, en febrero del año pasado el Banco de Chile logró un crédito por US$ 200 millones con 15 bancos asiáticos. El crédito es a tres años y tiene una tasa Libor más 110 puntos bases.

Y cuando Aquachile, la mayor salmonera chilena logra acuerdo con sus principales bancos acreedores durante la crisis de la industria en 2009, y los términos eran que la empresa dejara el 100% de las acciones prendadas y pagare una tasa Libor más 2,5% durante diez años, para refinanciar deudas cercanas a US$ 380 millones.

Un analista de renta fija local advierte que en las operaciones de swap en dólares es donde más se ve el uso de las tasas Libor como referencia, ya que las empresas chilenas que emiten deuda en el extranjero son sólidas y con buen clasificación crediticia, por lo que pueden negociar una tasa de interés fija bastante atractiva, y no exponerse a tasas variables, que es donde se usa la Libor como referencia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV