miércoles, 20 de enero de 2021 Actualizado a las 00:41

Celfin se embarca en una reestructuración que incluye el despido del 10 % de la firma

por 19 noviembre, 2012

Celfin se embarca en una reestructuración que incluye el despido del 10 % de la firma
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es la corredora que se pelea el título de la más poderosa de Chile con Larraín Vial y ahora está en medio de una fuerte reestructuración que incluye el despido del 10 % de la firma. La decisión coincide con el cierre de la compra de Celfin por parte del banco de inversión brasileño BTG Pactual que finalizó oficialmente el miércoles de la semana pasada.

Setenta ejecutivos de Celfin son los que comenzaron a ser despedidos el viernes pasado. El duro proceso debería concluirse a fines de esta semana. "Se viene fea la semana y no va a ser un buen clima estar acá", advierte un ejecutivo que tiene que despedir a una parte de su equipo. A los 70 que están despidiendo se podrían sumar 50 más en los próximos meses, de acuerdo a dos personas que conocen detalles del proceso.

La noticia no fue confirmada oficialmente por Celfin, pero sí por fuentes al interior de la corredora. Una de ellas explica que la salida de ejecutivos responde exclusivamente a un cronograma conocido y planificado, cuyo único objetivo y justificación es minimizar la duplicidad de funciones que se produjo en forma inevitable tras la fusión con BTG Pactual.

Las mismas fuentes comentan que se tomaron "todas las consideraciones necesarias con estas personas, a quienes se les agradeció sinceramente el compromiso y la excelencia del trabajo realizado". Añaden que Celfin "no sería el banco de inversiones líder que es, sin el aporte que esas personas realizaron en el tiempo".

Dentro de la corredora chilena se sabía que el nuevo socio brasileño BTG Pactual había instruido a los socios de Celfin reducir el número de profesionales para bajar los costos y equiparar el estilo de trabajo y el rendimiento de la compañía brasileña con su filial chilena.

Los cálculos de Pactual es que ellos ganan US$ 1.500 millones con 1.200 empleados y Celfin, US$ 40 millones, con una planta de casi 700 personas.

El ingreso del nuevo socio a la propiedad se hizo notar desde un comienzo: se fijaron altas metas a sus ejecutivos, lo que generó un ambiente de estrés y el deseo de algunos de dejar la compañía.

La alegría inicial dio paso a una realidad no prevista en su real magnitud. Las metas subieron, comenzó un control severo en gastos administrativos, entre ellos, el uso de materiales, lo que provocó incomodidad en el staff. "Me pidieron hacer un reporte de cuanto estábamos gastando en papel de impresora", comenta un ejecutivo que maneja un equipo de casi una docena de personas.

También hubo sorpresa por la "agresividad" de los nuevos dueños. "Se cuentan todos los pesos y no tienen piedad al momento de tomar decisiones de personal: a las estrellas están felices de pagarles el oro y el moro, al resto, la orden es ponerles presión para que rindan y generen ingresos", describe el nuevo régimen en Celfin un ejecutivo que lleva años en el banco de inversión y que en general está de acuerdo con los cambios que están aplicando los brasileños. "Es como se trabaja en Wall Street y Londres y quizás acá estábamos un poco mal acostumbrados y había más relajo de lo que nos dábamos cuenta", añade el ejecutivo.

Quienes trabajaron con Celfin en operaciones internacionales recientes pudieron advertir que no había reacciones entusiastas cuando se mencionaba el trabajo de su nuevo dueño o sugerencias de que los contactos de BTG podrían ayudar en la operación.

Lo que está sucediendo en Celfin no debería ser sorpresa. Es normal en la industria cuando hay fusiones y adquisiciones. La ola que sacudió a la industria bancaria en la década pasada provocó una enorme cantidad de despidos. En 2002, la unión Santander con el Santiago provocò la salida de cerca de 2 mil trabajadores; la del Chile con el Edwards, mil. En 2008, más de 1.300 empleados quedaron sin empleo cuando el Banco del Chile volvió a fusionarse, esta vez, con el Citibank.

Irónicamente, el despido del 10 % del staff de Celfin coincide con el cierre de la operación de compra por parte de la brasileña.

Pactual informó en un hecho relevante a las autoridades reguladoras de su país que la fusión ya es una realidad, detallando que los accionistas de Celfin, encabezados por sus fundadores Jorge Errázuriz y Juan Andrés Camus, y algunos de sus ejecutivos pasarán a tener indirectamente un 2,2 % del capital del banco y de BTG Investments LP (BTGP), además de acciones sin derechos económicos de BTGP.

Según la institución financiera liderada por el banquero André Esteves, el negocio da origen al mayor banco de inversiones de Latinoamérica.

Para Celfín, la fusión marca el inicio de una nueva etapa que le permitirá potenciar la estructura y consolidarse como el banco de inversiones líder del continente. Al interno de Celfin estiman que podrán entregar a sus clientes un "servicio de calidad, procesar para ellos mejor información e identificar oportunidades de negocios cross border".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV