domingo, 11 de abril de 2021 Actualizado a las 17:05

Ernst & Young, el "bueno de la película" en el caso Cascadas

por 4 octubre, 2013

Ernst & Young, el
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por teléfono, a "gritos pelados", entre Julio Ponce y un alto ejecutivo de Ernst & Young, terminaron las discrepancias entre la auditora y el directorio de las sociedades cascadas por reconocimiento de las utilidades de una de las operaciones cuestionadas por las Superintedencia de Valores y Seguros (SVS). Por lo menos así lo describe una persona cercana a la auditora y que conoce de cerca la relación que había con las sociedades controladas por Julio Ponce Lerou.

La controversia era por el reconocimiento de las utilidades de US$ 252 millones generadas por la venta de cinco millones de acciones de SQM-A en diciembre de 2010.

De acuerdo a la investigación de la SVS, en sesión de directorio de Pampa Calichera del 3 de marzo de 2011, el gerente general, Sr. Aldo Motta informó al directorio de las diferencias. "Al respecto, los auditores externos son de la opinión que la utilidad generada como consecuencia de las ventas de acciones SQM, no es una utilidad realizada y no quedaría demostrada y por tanto el resultado sería nulo, en virtud de que son operaciones entre entidades de un grupo controlador. Asimismo, los auditores señalan que si se podría aceptar la utilidad en la medida que las operaciones hubieren sido realizadas con un tercero".

Conforme al acta de dicha sesión, Motta explica al directorio que la administración no estaba de acuerdo con la conclusión de la auditora. En el acta de la sesión de fecha 3 de marzo se indica: "La administración de la Compañía estima no aplicable el criterio de los auditores externos en el sentido que la utilidad si está realizada, que es absolutamente valida y correcta y que la utilidad que se genera en Pampa Calichera y se elimina a nivel de consolidado con Sociedad de Inversiones Oro Blanco S.A. (...) Asimismo agrega el señor Gerente General con respecto a las operaciones de compra y venta de las acciones en cuestión, en el sentido de que estas operaciones fueron informadas al mercado, a precio de mercado, en días distintos e inclusive se generó competencia en el sentido que siempre hubo más interesados en los paquetes accionarios".

La conclusión de la SVS es que las citadas operaciones de venta y compra "correspondieron, en la práctica, a transacciones entre entidades relacionadas".

El documento de la SVS revela que finalmente el directorio de Pampa Calichera tomó conocimiento y aprobó los Estados Financieros en su sesión de fecha 23 de marzo de 2011. Pero en el acta no hay registro que dé cuenta "que el gerente general haya informado de manera expresa la resolución de la discrepancia con los auditores externos".

La molestia de Motta y Ponce con EY se vio reflejada en que el 12 de abril, el directorio de Pampa Calichera propuso que PwC, quien fuera auditor de La Polar, como reemplazante de EY. De acuerdo al regulador, el período 2008 y 20I0 "fue el lapso más breve en que una empresa de auditoría externa prestó servicios a las Sociedades Cascada".

Fuentes al interno de EY dicen que la firma se siente "súper validada" por la investigación de la SVS ya que en su momento estaban "urgidos" por la polémica y el posible impacto en su negocio en Chile dado que las Cascadas tienen ejecutivos y directores poderosos en el mercado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV