jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 05:03

Como prometió, Reforma Tributaria de Bachelet sube impuestos a empresas y baja tasa a personas

por 31 marzo, 2014

Como prometió, Reforma Tributaria de Bachelet sube impuestos a empresas y baja tasa a personas
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La presidenta Michelle Bachelet informó hoy los detalles de reforma tributaria y como prometió, subirán los impuestos a la empresas y bajará la tasa máxima a la renta de las personas.

"Se está dando inicio a una de las reformas más importantes de nuestro Gobierno, junto a la reforma Educacional y la nueva Constitución", dijo Bachelet, al firmar en el Palacio de la Moneda el proyecto de ley que será enviado el martes al Congreso.

"La reforma tributaria es necesaria y tiene un sentido de largo alcance, no se trata sólo de recaudar más recursos para hacer más cosas, el sistema tributario es uno de los instrumentos que tiene Chile para impulsar aquellas condiciones que requiera el desarrollo de una democracia, equidad y creación de riqueza", agregó.

Bachelet precisó que los objetivos de esta modificación son aumentar la carga tributaria para financiar con ingresos permanentes una reforma a la educación y reducir el déficit fiscal; favorecer nuevos mecanismos de ahorro e inversión, y disminuir la evasión y elusión.

Las modificaciones al sistema de enseñanza chileno, que contempla gratuidad en todos sus niveles y una mejora en su calidad, es una de las principales promesas de Bachelet y que recoge una de las más extendidas demandas de la sociedad, expresadas desde 2011 en masivas movilizaciones estudiantiles.

Según el proyecto presentado por la mandataria, el aumento en el impuesto único a las empresas será progresivo hasta llegar a un tasa de 25 % en 2017 desde el 20 % actual. A través de esta alza se pretende recaudar unos 8.200 millones de dólares adicionales, equivalentes a unos 3 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB) chileno.

Paralelamente se eliminará un beneficio que permite a las compañías tributar sólo por las utilidades retiradas y no las efectivas y se derogará un estatuto que da un sistema impositivo especial a las inversiones extranjeras.

Ambas normas, vigentes desde la década de 1980 como un incentivo a la inversión, fueron calificadas como "obsoletas" por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

En su reemplazo, la reforma pretende establecer un sistema de depreciación instantánea por la adquisición de bienes de capital nuevos o usados.

Bachelet aseguró que el aumento de impuestos no afectará al 95 % de las empresas chilenas, que son de tamaño pequeño o mediano.

Los impuestos a las personas, en tanto, se rebajarían al disminuir la tasa máxima aplicable a las rentas de un 40 % a un 35 %, con el objetivo de "dar un trato impositivo más equitativo a las rentas del trabajo en relación a las rentas del capital", dijo Bachelet.

No obstante, la presidenta precisó que este recorte no regirá para ninguna autoridad de Gobierno ni para los parlamentarios.

"Es decir, no vamos a legislar para subirnos los sueldos a nosotros mismos", aseguró.

Por su parte, Arenas afirmó que la reforma tributaria no impactará el crecimiento del país, que se viene desacelerando desde 2013 y que este año se situaría cerca de un 4,0 %.

"Este proyecto agregará valor a nuestra economía, en la dimensión del crecimiento económico, del área social y fiscal", dijo Arenas.

"Dentro de las buenas prácticas de los países desarrollados ha sido absolutamente consistente el progresar (...) conjuntamente con incrementar los bienes y los servicios públicos que se entregan desde el Estado y eso se hace con responsabilidad con la ciudadanía y financieramente sustentable en el tiempo", añadió.

Representantes de la derecha opositora, cuestionaron la modificación planteada al régimen tributario y señalaron que puede dañar el crecimiento y la tasa de empleo del país.

"Si lo consideramos en un contexto de una economía desacelerada, eso puede generar que el país se restrinja en lugar de expandirse", afirmó el senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) Hernán Larraín.

El líder de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, afirmó que "es importante ver los detalles" del proyecto" para "evaluar los objetivos de que siempre hemos hablado, de crecimiento, inversión y empleos de calidad".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV