lunes, 18 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:15

Secretario de la ANFP declaró en querella por estafa

por 5 noviembre, 2015

Secretario de la ANFP declaró en querella por estafa
Nibaldo Jaque y Pablo Tallarico, el agente de futbolistas, concurrieron la tarde de este jueves a la Fiscalía de La Florida. Santiago Morning interpuso el recurso judicial luego de que durante años los ex regentes de la Sociedad Anónima que maneja a Deportes Concepción se han negado a pagarle a la entidad “bohemia” 175 millones que le adeudan.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La querella por estafa que interpuso Santiago Morning en contra de tres ex regentes de la Sociedad Anónima Deportiva “Fuerza, Garra y Corazón”, que maneja a Deportes Concepción, se activó con la concurrencia a la Fiscalía de La Florida, este jueves, de Nibaldo Jaque y Pablo Tallarico, sindicados por el club “bohemio” como supuestos autores de un delito por aproximadamente 175 millones de pesos.

La historia se remonta a algunos años atrás, cuando los mencionados dirigentes de la Sociedad Anónima penquista, más Adolfo Sabando, eran dueños cada uno del 33,33% de las acciones del club. Urgidos de dinero, le pidieron a Miguel Nasur, presidente del club “microbusereo”, un préstamo por 250 millones de pesos.

A poco de haber asumido dicha acreencia, Nasur le traspasó a Santiago Morning los beneficios del cobro de la deuda. En otras palabras, Jaque, Tallarico y Sabando eran, a partir de ese momento, deudores del club, no del dirigente.

Pero todas las tentativas de Santiago Morning por recuperar dichos dineros fueron inútiles. Buscando de cualquier manera cobrar dicha suma, más que importante para un club de Primera B, Santiago Morning aceptó, con fecha 12 de julio de 2012, el arreglo que le ofrecía la Sociedad Anónima Deportiva de la Región del Bío Bío, esto es, la cesión de diversos porcentajes de los derechos económicos de ocho de sus jugadores.

De esa forma, el “Chago” se hizo del 16,5% de los derechos económicos de Fernando de Paul, del 5% de Emanuel Herrera, del 20% de Milton Alegre, y del 10% de Darwin Serna, Juan Andrés Leiva, Matías Muñoz, Gerardo Cortés y Patricio Schwob. La idea era que, en el caso de ser transferidos, Santiago Morning iba a cobrar el porcentaje que le correspondía según el mencionado acuerdo.

Tal compromiso, protocolizado con las firmas de los dueños de la Sociedad Anónima Deportiva “Fuerza, Garra y Corazón”, es decir, Nibaldo Jaque, Pablo Tallarico y Adolfo Sabando, contó con la mediación de la propia Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP).

Pero los regentes “lilas” jamás respetaron dicho compromiso. En efecto, transferidos Fernando de Paul y Emanuel Herrera, este último primero a Unión Española y luego a un club francés, la entidad recoletana siguió sin ver un solo peso de dichas operaciones.

Y no eran cantidades menores: Herrera, por ejemplo, partió al fútbol francés transferido en un millón 750 mil dólares.

Tiempo después, Nibaldo Jaque, Pablo Tallarico y Adolfo Sabando simplemente abandonaron el club, dejándoles la deuda a sus sucesores.

Y es en este punto donde las mentiras que se utilizaron para implantar las Sociedades Anónimas Deportivas en el fútbol chileno quedan al desnudo: se dijo, entre otras cosas, que con este sistema, aparte de haber una total transparencia, nunca más se iba a dar el caso de esos dirigentes que, tras endeudar a un club, se iban luego tranquilamente para sus casas sin que jamás respondieran ni asumieran las responsabilidades que les correspondían.

El hecho es que fue el nuevo presidente “lila”, Luis Polnaroff, quien se encontró un día con la desagradable sorpresa de enterarse que la ANFP, para servir la deuda de la Sociedad Anónima mantenía con Santiago Morning, y de la cual era suscriptora, le descontó a “Fuerza, Garra y Corazón” 75 millones de pesos que le correspondían de los ingresos del Canal del Fútbol.

Fue, por cierto, en momentos que la postura crítica de Miguel Nasur, respecto de la conducción de la ANFP por parte de Sergio Jadue, aún no se crispaba ni llegaba a los niveles actuales.

La deuda penquista bajó, entonces, de 250 a 175 millones, pero ha seguido pasando el tiempo y la entidad recoletana ha visto frustrarse todos sus esfuerzos por recuperar ese dinero. En vista de ello, Santiago Morning recurrió a la Justicia Ordinaria.

Respecto de los recursos contemplados al interior del fútbol mismo, como acudir, por ejemplo, al Tribunal Patrimonial de la ANFP, el “Chaguito” los ha considerado, aunque vistas experiencias anteriores no tiene mucha fe de obtener en ese plano un fallo favorable.

Alguien, que conoce la interna de cómo se maneja hoy por hoy el fútbol, le confidenció a El Mostrador que “después de cómo le fue a Santiago Morning las dos veces anteriores que recurrió a dicho Tribunal Patrimonial, es lógico ser muy poco optimista, por decirlo de una manera elegante”.

Y es que, como lo señalamos en una anterior nota respecto del insólito caso de un jugador absolutamente desconocido en el Monumental, por el cual Blanco y Negro le está cobrando al club “bohemio” la friolera de 150 mil dólares, “por derechos de formación”, ahora ese mismo personero confidencia algo todavía más sorprendente: la regencia que maneja a Colo Colo engañó a Santiago Morning con el pase de Paredes.

Recurrir al Tribunal Patrimonial, en ambos casos, al “Chago” no le sirvió de nada.
Cuenta:

“Colo Colo compró en 2009 sólo el 40 por ciento del pase de Esteban Paredes. El restante 60% Santiago Morning esperaba recibirlo cuando el jugador, tras mostrarse en Colo Colo, fuera transferido al exterior. Ese 60 por ciento equivalía a un millón 200 mil dólares. Se pensaba, y con toda razón, que el precio del pase del goleador iba a ser muy distinto si se trataba de un jugador de Colo Colo a uno de Santiago Morning. Sin embargo, Blanco y Negro se negó sistemáticamente a transferir a Paredes, a pesar de que recibió varias ofertas y muy convenientes. Cuando el 'Chago' reclamó, el presidente albo de la época, Ricardo Levy, más el gerente Alvaro Romero y el gerente deportivo, Jaime Pizarro, se reunieron con Nasur y sus dirigentes para ofrecer 700 mil dólares y cinco cuotas de 100 mil dólares cada una, que supuestamente iban a salir de partidos internacionales que iba a llevar a cabo el Cacique. Nasur y su mesa aceptaron, pero después Blanco y Negro desconoció por completo el acuerdo al que se había llegado”.

El anónimo personero agrega: “Se supo, luego, que fue Leonidas Vial, en ese momento el principal accionista de Blanco y Negro, quien desestimó la posibilidad de cumplir con el compromiso contraído por ambos clubes al momento del traspaso. Simplemente estiraron la cuerda, dejaron que el tiempo pasara hasta que Paredes quedara con el pase en su poder, y en ese momento, luego que el jugador parte a México a jugar por el Atlante y luego por el Querétaro, lo recuperan, sin que Santiago Morning haya vuelto a ver jamás un solo centavo del millón 200 mil dólares que le correspondían”.

Versión para nada descabellada, si se estudian los antecedentes de Vial. Involucrado en el escándalo del denominado Caso Cascadas, fue multado por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) por infracción a la Ley de Mercados de Valores. En palabras simples, mediante sofisticadas maniobras bursátiles, él y otros conspicuos hombres de negocio (entre los cuales estaba Julio Ponce Lerou) se llenaron los bolsillos de plata a costa del perjuicio millonario de miles de pequeños accionistas.

Mientras Vial debió pagar una multa ascendente a 20,4 millones de dólares, su Corredora de Bolsa, Larraín-Vial, debió cancelar 8,2. Lo que ganaron con sus trampas, sin embargo, no les quitó para nada la risa del rostro a ninguno de los poderosos señores involucrados.

En manos de tipos como este está hoy el fútbol chileno.

¿Qué podemos esperar si Nibaldo Jaque sigue muerto de la risa como secretario de la ANFP? ¿Qué, cuando el señor José Yuraszek condujo con todo desparpajo a la U después de haber sido protagonista principal de otra estafa de dimensiones bíblicas, como el sonado Caso Chispas? ¿Qué, cuando el señor Gabriel Ruiz Tagle, el primer presidente de Blanco y Negro, se coludió durante diez años con la Papelera para estafar a millones de chilenos con el precio del papel higiénico y otros productos de primera necesidad?

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV