lunes, 18 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:48

Colo Colo perdió el partido y la punta

por 18 octubre, 2015

Colo Colo perdió el partido y la punta
Cuando todo parecía propicio para el cuadro popular, sobre todo tras la sorpresiva derrota de Universidad Católica en Antofagasta, la impericia de sus jugadores y la torpeza de Fierro, que se hizo expulsar, marcaron la justa victoria de San Marcos, que se está acostumbrando a ganar en el Monumental.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Salvo por el triunfo de la Universidad de Concepción frente a la U, estaba siendo una fecha muy propicia para Colo Colo, que seguramente había celebrado la derrota de Palestino ante San Luis y, sobre todo, la sorpresiva caída de Universidad Católica en Antofagasta. De ganarle a San Marcos de Arica, como la lógica indicaba, iba a tener tres puntos de ventaja sobre su más cercano perseguidor, el cuadro del Campanil. Pero los planes albos se derrumbaron en medio de su ineficacia ofensiva, en un estado físico que no fue de los mejores para soportar un partido intenso y, sobre todo, en una nueva expulsión absurda –en este caso de Fierro- que limitó sus posibilidades, tal como en la fecha anterior había ocurrido con la tarjeta roja que le mostraron a Estaban Pavez frente a Universidad Católica.

Resultado: San Marcos de Arica volvió a alzarse con una victoria en el Monumental, por la cuenta mínima, tal como había ocurrido en el anterior campeonato, que lo encumbró en la tabla y, de paso, le quitó a Colo Colo el liderato del torneo por diferencia de gol en favor de la U penquista.

A pesar de sus varias ausencias, del bajo rendimiento de jugadores que claramente no están siendo capaces de ponerse a la altura de las circunstancias, pareció que Colo Colo, de buen comienzo, se iba a quedar con la victoria y el liderato en exclusiva. Con un Vecchio muy activo y un juvenil que como Gabriel Suazo no desentonaba para nada en su trabajo de mediocampo, el Cacique contaba, además, con el constante adelantamiento de Baeza y de Fierro para provocar superioridad numérica en las últimas líneas de San Marcos y crearse, producto de su mejor juego durante la primera etapa, situaciones de gol que, sin embargo, se frustraron por la ineficacia alba en el último toque o porque hubo al frente un arquero que, como Carrizo, lo atajó todo, transformándose en la figura del partido.
Colo Colo, en esos primeros 45 minutos, era mejor, a pesar de que el “Chupete” Suazo, como viene siendo habitual, perdía más que ganaba frente al anticipo constante de la defensa ariqueña y a que ni Beausejour, ni mucho menos Vilches, tenían entrada por las bandas.

Lo del ex Huachipato no resultaba por ninguna parte. En Colo Colo no ha podido rendir nunca de manera más o menos satisfactoria y, ubicado esta vez sobre la banda derecha, mucho menos. Tanto, que después optó por buscar por el centro, pero sin conseguir transformarse en un elemento ofensivo que preocupara a la bien plantada defensa de San Marcos.

En cuanto al “Chupete”, parece no estar ya para partidos en que no hay espacio no tiempo para hilvanar jugadas. Impreciso, lento, sólo ofreció una jugada de mérito en el partido: cuando a los 22 minutos dejó solo a Vecchio frente a Carrizo mediante precisa y rápida habilitación.

Sobre el filo del descanso vino la jugada que en buena medida contribuyó a disminuir de manera ostensible la opción alba de una mejor suerte frente a un equipo ordenado y mordedor, que no regalaba un metro: Fierro no pudo o simplemente no quiso evitar darle un feo pisotón a Vásquez tras un entrevero y la jugada, no advertida por el juez Claudio Puga, sí fue captada por Julio Bascuñán, el cuarto árbitro, ubicado a la orilla del campo de juego.

Frente a un cuadro que mueve bien la pelota, que no tenía problemas en tocar y tocar hacia atrás en una tarea en que se mezclaban la búsqueda del desgaste de un adversario tanto como la valoración del punto que estaba rescatando, Colo Colo se quedó sin respuesta física ni futbolística.

Replegado para resistir de mejor forma la posesión casi absoluta de balón que ahora tenía San Marcos, los jugadores albos tenían un gran trecho que recorrer para acercarse con ciertas posibilidades al área de Carrizo. Las pocas veces que lo intentaron, además, Beausejour y Suazo se veían rodeados por cinco o seis defensores que abortaban una y otra vez las tibias y cada vez más esporádicas cargas albas.

Más allá de su inferioridad numérica, quedó en claro, además, que la poca precisión en el pase de varios de sus jugadores iban transformando el fondo albo en un frontón. El paraguayo Cáceres, por ejemplo, quitaba mucho, pero una y otra vez la dejaba en los pies de un adversario.

Daba la impresión que el que San Marcos abriera la cuenta iba a ser sólo cuestión de tiempo. Es verdad que a pesar de su dominio el cuadro ariqueño no conseguía procurarse oportunidades claras de anotar, pero de tanto insistir tarde o temprano tendría que encontrar el claro para abrir la cuenta y, visto el trámite que adquiría el partido, quedarse con el triunfo y los puntos.

Y esa instancia llegó en el minuto 70, mediante un violento derechazo de Bubas, que apenas había ingresado al terreno de juego un minuto antes, en reemplazo de Vásquez. El argentino recibió a la entrada del área, amagó frente a Camilo Rodríguez y le pegó con tanta fuerza y tan pegado al palo que el manotazo de Villar resultó estéril.

Y lo que pudo ser un fin de semana rehabilitador y esperanzador para Colo Colo, se transformó para los seguidores albos en una pesadilla. No sólo habían perdido un partido que en el papel se antojaba absolutamente ganable, sino que sus propios jugadores habían facilitado una victoria ariqueña que, al cabo, resultó más que justa.

San Marcos, por cierto, no tuvo culpa de que Fierro cometiera una nueva torpeza, impropia de un profesional.

No tiene culpa, tampoco, de que este Colo Colo, aparentemente invencible hasta hace un par de fechas nada más, hoy esté siendo relegado en la tabla por hacerse un harakiri en dos partidos consecutivos.

Pormenores
Estadio: Monumental.
Público: 19.320 espectadores.
Arbitro: Claudio Puga.
COLO COLO: Villar; Fierro, Cáceres, Barroso, Gutiérrez; G. Suazo (76´ Carvallo), Baeza, Vecchio; Vilches (46´ C. Rodríguez), H. Suazo (68´ Delgado), Beausejour.
SAN MARCOS: Carrizo; Barrios (76´ Abarca), Ferreyra, Jélvez, Jopia; Rivera, Corral, Fagundes (85´ Medel), Vásquez (68´ Bubas); Gularte y Orellana.
GOL: Bubas, a los 70´.
Tarjetas amarillas: Abarca y Corral, en San Marcos de Arica.
Tarjeta roja: Gonzalo Fierro, a los 41´.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV