miércoles, 13 de noviembre de 2019 Actualizado a las 08:06

Autor Imagen

Doloroso final de la cañonera "Covadonga"

por 24 junio, 2015

"El año 1880, ocupada en el bloqueo de Chancay (Perú), su comandante acogió la fatal idea de capturar una pequeña embarcación recién pintada y con sus bronces relucientes, que había quedado a flote después de echar a pique algunos lanchones en la bahía".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

*La gallarda cañonera “Virgen de la Covadonga”, capturada por Williams Rebolledo a 30 millas de la escuadra española en 1865, causa del suicidio del almirante Parejas, .de serias reclamaciones diplomáticas sobre su restitución a España; camarada de la “Esmeralda” en Iquique; motivo de la pérdida de la “Independenci"a en Punta Gruesa; creadora de la gloria de Condell; no terminaría su vida defendiendo el honor de Chile, en batalla como lo merecía, sino por la explosión de una carga oculta, que la sepultaría en pocos minutos en las rada de Chancay.

El año 1880, ocupada en el bloqueo de Chancay (Perú), su comandante acogió la fatal idea de capturar una pequeña embarcación recién pintada y con sus bronces relucientes, que había quedado a flote después de echar a pique algunos lanchones en la bahía. Aunque revisada prolijamente esa embarcación antes de llevarla al costado de la “Covadonga”, escondía en sus cajas de flotación una poderosa carga de dinamita.

Correspondió al contramaestre Constantino Micalvi, salvado de la “Esmeralda” morir al izar el fatal día 13 de septiembre, en un pescante de popa al hermoso bote. De inmediato la carga hizo explosión llevando al abismo a la querida cañonera. De los 161 tripulantes, sólo salvaron 45, asidos a los mástiles del buque hundido, además de 29 hombres que el teniente Merino Jarpa consiguió llevar en una embarcación que condujo valientemente hasta llegar a la “Pilcomayo” en Ancón. Su comandante renunció a la vida al ser invitado a salvarse y se hundió junto con su buque.

La “Covadonga” había servido a la Armada de Chile durante 15 años. Desapareció bajo las aguas dramáticamente con los colores de la patria al tope y al mando de un comandante que honró su fin entregando su vida sin vacilaciones, como el comandante Peña en el “Loa”, como Prat en Iquique, como Arturo Whiteside en Quellón y como tantos otros que han dignificado con gloria nuestras tradiciones en el mar.. Este episodio se revive con motivo de recordarse el día 23 de junio, el triunfal arribo a Valparaíso de la “Covadonga”, después de su victoria en el combate Naval de Punta Gruesa, el 21 de mayo de 1879.

* Del distinguido escritor naval, Don Homero Hurtado Larraín.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV