martes, 19 de enero de 2021 Actualizado a las 13:01

OPINIÓN

Autor Imagen

Nueva institucionalidad para el apoyo al financiamiento

por 16 junio, 2018

Nueva institucionalidad para el apoyo al financiamiento
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El día 29 de mayo la cámara de diputados aprobó la creación de una nueva empresa pública, INFISA (Institución Financiera S.A.), donde se alojará la administración de los programas de apoyo al financiamiento que hoy están en CORFO, particularmente las garantías estatales (FOGAIN, COBEX y Pro Inversión) y también los programas de crédito. De acuerdo al proyecto de ley, también se incorporará la cobertura FOGAPE, hoy administrada bajo el alero de Banco Estado.

Como en todo proyecto, nacen voces a favor y en contra. Los que rechazan esta propuesta consideran una mayor burocracia y costos de implementación poco claros, con un proyecto de ley basado en un acuerdo político cuyo argumento más notorio es un estudio del Banco Mundial que no ha sido completamente presentado. Asimismo, hay temores respecto a sus posibilidades de apalancamiento, ya que al tener autonomía en su capacidad de endeudamiento, esta pueda estar sujeta a presiones y superar límites prudenciales en pro de la sustentabilidad de la sociedad y terminar sus operaciones con pérdidas.

A favor hay varios elementos que motivaron a los propulsores de esta ley, tanto de la administración anterior como de la actual. En primer lugar están los factores presupuestarios y contables, ya que si bien los pagos por siniestros que realiza CORFO de las operaciones que cuentan con garantías estatales están sujetos a la disponibilidad de los fondos de cobertura que respaldan estos programas, también están sujetos a la disponibilidad presupuestaria anual asignada a CORFO. Si consideramos que en el último año se pagaron coberturas por alrededor de MM$38.000,  esto claramente impacta a las demás Gerencias y programas de dicha Corporación, y en escenarios de ajuste presupuestario como el de hoy, esto cobra significancia.

A favor hay varios elementos que motivaron a los propulsores de esta ley, tanto de la administración anterior como de la actual. En primer lugar están los factores presupuestarios y contables, ya que si bien los pagos por siniestros que realiza CORFO de las operaciones que cuentan con garantías estatales están sujetos a la disponibilidad de los fondos de cobertura que respaldan estos programas, también están sujetos a la disponibilidad presupuestaria anual asignada a CORFO. Si consideramos que en el último año se pagaron coberturas por alrededor de MM$38.000,  esto claramente impacta a las demás Gerencias y programas de dicha Corporación, y en escenarios de ajuste presupuestario como el de hoy, esto cobra significancia.

Junto a lo anterior, la mayor flexibilidad, dinamismo y autonomía que puede presentar una empresa que actúe bajo las dinámicas del mercado financiero parece una propuesta interesante. Lo anterior reviste importancia si consideramos que hoy en CORFO para el diseño e implementación de cada programa se requiere una serie de trámites administrativos que al momento de salir al mercado, en algunos casos, podría encontrase con un escenario distinto al que se definió en el diagnóstico, sumado a una seria de restricciones que tiene actualmente el diseños de estos programas dentro de CORFO.

Este proyecto va en línea con las mejores prácticas internacionales, esperando que esta nueva empresa pueda convertirse en la Banca de Desarrollo de Chile. La historia reciente nos indica que estos elementos pueden ser un apoyo importante en la ruta al desarrollo de los países, teniendo como ejemplo a las bancas de desarrollo de Alemania, Japón o Corea. Si esperamos como país subirnos a la siguiente ola de revolución industrial, necesitamos una institucionalidad de apoyo en el mercado financiero acorde a las dinámicas de las empresas actuales.

Finalmente, si este proyecto entra en vigencia, deberá demostrar su sustentabilidad, con un gobierno corporativo ad hoc, presentando una buena gestión de riesgo, considerando no solo los financieros, sino también los sociales y ambientes, además de una adecuada gestión de liquidez, como señal al mercado. Pero antes es importante que desde CORFO, el Ministerio de Economía o Hacienda, se presente a la ciudadanía los estudios de pre factibilidad y los análisis del diseño que sustentan esta propuesta para no dejar lugar a dudas.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV