sábado, 6 de marzo de 2021 Actualizado a las 02:20

Opinión

Autor Imagen

Presidente Piñera: recapacite, no repita la historia con el hidrógeno

por 19 enero, 2021

Presidente Piñera: recapacite, no repita la historia con el hidrógeno
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cada cierto tiempo en la historia de Chile la naturaleza nos premia con abundantes recursos que son muy demandados por el resto del mundo. Es cierto, no tenemos petróleo, que fue la materia prima fundamental de la civilización durante el siglo XX, pero hemos tenido salitre, cobre y litio.

Como la historia siempre es sabia, tal vez todo ello fue un proceso de aprendizaje, una especie de ensayo para la revolución que vamos a vivir en las próximas décadas. Tal como lo escuchan, porque somos el país que tiene el mayor potencial planetario para producir hidrógeno verde a bajo costo y este combustible ha sido catalogado por muchos especialistas como el petróleo del siglo XXI.

El hidrógeno verde, que solo emite vapor de agua al ser utilizado, ayudará a disminuir en un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero, siendo un factor esencial para lograr el compromiso del Acuerdo de París de limitar el aumento de temperatura de la Tierra a un máximo de 2 grados. Chile puede ser el país que más le aporte al mundo con esta energía limpia.

La pregunta es si vamos a repetir la historia del salitre, el cobre y el litio, en el sentido de ser meros exportadores de la materia prima, en bruto, sin mayor valor agregado y sin potenciar la ciencia, la tecnología y las capacidades de los chilenos y chilenas, o si vamos a hacer las cosas de una forma distinta. La respuesta vendrá dada por la real voluntad política que el Estado ponga en una o en otra dirección.

El resultado de la licitación de la Corfo para el Instituto de Tecnologías Limpias, la mayor inversión que en toda la historia está haciendo el Estado chileno (193 millones de dólares provenientes de un acuerdo con SQM por el royalty del litio) en investigación aplicada para la transición energética, nos deja con un sabor muy amargo. En esta oportunidad única, que permitirá adelantar los pasos de la minería verde, nuevamente le estamos dando la espalda a nuestro propio desarrollo.

Las mejores universidades de Chile, con altos estándares en investigación, públicas y privadas, se agruparon en un consorcio y se aliaron con las empresas privadas del rubro minero y energético para postular al desarrollo del Instituto y comenzar de la mejor manera el camino de la nueva economía sostenible que podría al fin acercarnos al desarrollo. Es la sinergia perfecta, lo que siempre hemos esperado, pero el gobierno les dice que no y prioriza a un consorcio estadounidense aliado con un par de instituciones locales con vínculos políticos con La Moneda.

Una pequeñez que torpedea nuestro propio desarrollo y que debe ser detenida. Por ello se realizó una sesión especial en el Senado, instancia en la cual los rectores reiteraron las presuntas irregularidades del proceso, como que nunca pudieron exponer el proyecto ante la comisión evaluadora, la errónea consideración del aporte financiero por parte de las universidades locales, la dilación de los tiempos de la licitación y el desconocimiento de los factores objetivos que terminaron haciendo ganar a la propuesta del consorcio extranjero AUI con especialidad en administración de infraestructura tecnológica.

En esta materia no puede haber bandos, no puede haber divisiones políticas, pues estamos hablando del presente y el futuro de todo el país.

Hay que pedirle al Presidente Piñera que no repita la historia. A él le tocó ser Mandatario justo cuando el mundo abre definitivamente sus ojos al hidrógeno, ese mismo que este territorio puede producir en abundancia. Se han cometido errores en muchas áreas, en demasiadas, pero específicamente en esto habíamos logrado avanzar y valoro la Estrategia Nacional de Hidrógeno que el gobierno elaboró escuchando a múltiples actores de forma transversal.

Presidente, no tire por la borda lo que podría ser uno de los pocos legados reales de esta administración. Le pido que recapacite y entienda que las universidades chilenas son las únicas que de verdad van a estar comprometidas y van a poner siempre todos sus esfuerzos en pos del desarrollo de Chile.

 

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV