Publicidad

Gobernanza hídrica participativa

Por: Luis Baertl


Señor director:

 

En el marco del día internacional del agua, una columna de opinión de este medio planteó la necesidad de alcanzar un pacto nacional por este recurso. Estamos de acuerdo con ello, principalmente porque venimos transitando cerca de 15 años de sequía en cuencas de todo el país a raíz de la emergencia climática, a lo que se suma – en el caso de la Región Metropolitana- el crecimiento exponencial de la demanda de agua en el Gran Santiago que en los últimos años sigue aumentando su población.

Y si bien existe consenso que esta realidad nos obliga a dar el siguiente paso y trabajar por una gobernanza hídrica participativa, es fundamental que se incorpore en este diálogo a todos los actores: el sector público y privado, la autoridad, las agrupaciones ciudadanas, especialistas y técnicos en la materia, académicos y en especial a las organizaciones de usuarios de aguas.

Se ha comprobado que en modelos integrados como el de Australia, la amplia participación de todos los actores ha sido vital para el éxito en la gestión hídrica, porque aportan desde sus conocimientos y experiencia.

Una iniciativa que va en esa línea y que, desde la Junta de Vigilancia del Río Maipo, primera sección, compartimos, se refiere a la creación de los Consejos de Cuenca. Es el momento de unirnos para generar esta instancia técnica, autónoma, participativa y transparente que elabore un plan a mediano y largo plazo que resguarde la sostenibilidad y resiliencia de cada cuenca, con el fin de conservar la seguridad hídrica indispensable para nuestro desarrollo como país donde nadie se quede atrás, ninguna persona, ninguna comunidad, ningún ecosistema y tampoco ningún sector productivo.

Luis Baertl

Presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maipo, primera sección

Publicidad

Tendencias