lunes, 19 de noviembre de 2018 Actualizado a las 11:49

99% de los recursos responden

Trivelli se queda con mínimo presupuesto por alta inversión preelectoral

por 1 marzo, 2004

El Intendente y el Consejo Regional destinaron altas sumas el 2003 a inversiones en la capital, lo que les permitirá mostrar resultados en un año de elecciones municipales. Esto dejó el presupuesto del presente año reducido a sólo 300 millones de pesos, con lo que se verían postergadas inversiones como colectores de aguas lluvias y construcción de colegios.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pocos recursos tendrán este año los consejeros regionales y el sucesor del intendente Marcelo Trivelli, en caso que se postule a alcalde por la comuna de Santiago: para proyectos nuevos por ahora sólo hay disponibles 274 millones de pesos para distribuir en áreas como educación, salud, electrificación y superación de la pobreza en la Región Metropolitana.



Esto se debe a que el 99,2 por ciento de los recursos -unos 32 mil millones de pesos de los Fondos de Desarrollo Regional de este año- fueron programados desde el 2003 a obras que deben ejecutarse y terminarse en los próximos meses. Según fuentes del Gobierno Regional, se aprobaron iniciativas en áreas como educación, salud y obras públicas, para ser estrenadas este año y así cortar cinta en periodo inmediatamente anterior a que comience la campaña municipal. De hecho se estima que serán iniciadas entre julio y septiembre, antes que comience el periodo de propaganda.



Los fondos están destinados, fundamentalmente, a la construcción y ampliación de establecimientos para entrar a la Jornada Escolar Completa (JEC). De hecho en el Gobierno Regional se estima que unos 280 proyectos, ubicados en distintas comunas de Santiago, serían inaugurados este año, debido a que se les dio alta prioridad en el Consejo Regional (Core). El Core es una instancia netamente política; pues está integrada por 26 representantes de distintos conglomerados: siete de la UDI e igual n úmero de la DC; tres PPD y tres PS y cinco RN. Quien coordina y propone los proyectos para ser evaluados es el propio intendente de la Región Metropolitana. Con lo anterior no sólo se favorecen a las comunas de la Concertación, sino también las de la Alianza.



A los 274 millones de pesos disponibles para proyectos este año, se les deben añadir las denominadas "provisiones" o recursos provenientes de distintos ministerios, que suman unos 10 mil millones de pesos para infraestructura de emergencia en educación, consultorios, construcción de colectores de aguas lluvias, electrificación, entre otros. Se debe considerar que la edificación de un establecimiento conlleva una inversión de alrededor de 800 millones de pesos.



Una de las interpretaciones sobre el tema se relaciona con que el intendente quiso impulsar numerosas propuestas el 2003, para que no fuera postergada su votación para este año, el que podría ser el último de gestión regional, debido a sus pretensiones de postular a alcalde.



Priorizando obras



Félix Viveros, consejero regional RN, asegura que el 2004 "no se dispondrá de muchos recursos para impulsar tareas nuevas" y explica que no saben qué pasará "con el nuevo Consejo Regional que asuma en marzo del 2005, el que probablemente también tendrá una alta deuda de arrastre y pocos recursos frescos para destinar".



Previendo esta situación, los consejeros regionales solicitaron a los alcaldes, el último trimestre del 2003, que hicieran una lista con las tres prioridades para invertir en sus comunas, según explica el consejero regional PPD, Fernando Pérez. Reconoce, además, que con los recursos se postergarán la construcción de colectores de aguas lluvias y se priorizará la demanda por centros educacionales con jornada completa. Por el contrario, otros consejeros regionales estiman que se potenciarán proyectos de más bajo valor, para hacer alcanzar el presupuesto.



La importancia del uso de los recursos para el Gobierno Regional es crucial en el periodo preeleccionario. Esto se vio reflejado claramente el año 2003 en la disputa entre el intendente y algunos alcaldes de la Alianza por Chile , que pintaron algunos colegios, gimnasios y consultorios, aprobados con platas del gobierno regional, con los colores del cambio: azul y amarillo.



Esto motivó a que los consejeros regionales aprobaran una norma que dice que los proyectos autorizados con dineros regionales deben tener una placa recordatoria con los nombres de los consejeros -y el intendente- que visaron la obra. La idea, según explicó Trivelli a este medio, es que los alcaldes "no se vistieran con ropa ajena", es decir, con iniciativas financiadas en el Gobierno local.

Artículos relacionados:



Los municipios de la UDI corren con colores propios (11-07-2003)


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV