miércoles, 21 de noviembre de 2018 Actualizado a las 03:42

Plaga se expande, pero vecinos

Cultura - El Mostrador

Termitas: el secreto mejor guardado de Vitracura y Las Condes

por 21 marzo, 2004

Son los mismos vecinos de estas comunas los que se niegan a reconocer que están siendo afectados por una plaga de termitas subterráneas. ¿La razón? El sólo reconocer el hecho generaría una depreciación de sus propiedades y la imagen de sus comunas se vendría abajo. Ya no serían catalogadas como comunas top.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"En el closet de una de las piezas encontramos un camino café, lo limpiamos, echamos insecticida y no nos preocupamos más. Al tiempo después volvió a aparecer el camino, pero ahora tenía parte de una camisa pegada a él. Ahí supuse que podían ser termitas y llamé a la municipalidad. Ellos confirmaron mis sospechas". Así partió la lucha contra las termitas subterráneas de la periodista Lourdes Alfaya quién, hace casi un año, descubrió la plaga que amenazaba con destruir su casa.



Las termitas subterráneas llegaron a Chile hace casi veinte años y vinieron para quedarse. Aunque históricamente siempre han sido consideradas como una plaga exclusiva de los sectores más pobres de Santiago, lo cierto es que en la actualidad nadie está a salvo de estos insectos.



Lourdes es una de las tantas afectadas de Vitacura por la acción de las termitas subterráneas. Gracias a que detectó la presencia de estos insectos pudo alertar a varios de sus vecinos para que consultaran. Y efectivamente, el termitero era casi tan grande como una cancha de fútbol.



"En las comunas del sector oriente no existe cercanía con los vecinos, así es que, como sabía que las termitas podían estar afectando a muchas casas, les avisé a los que más conocía y cuando la municipalidad hizo el diagnóstico comprobó que todas las casas aledañas tenían esta plaga", aseguró Lourdes.



Vecinos reprimen acciones de los municipios



A pesar de que la municipalidad de Vitacura estaba en conocimiento de la plaga de afectaba a su comuna, jamás hizo nada para informar a los vecinos sobre cómo abordar el problema. Sólo se limitaba a dar asesoramiento y derivar a los afectados a las empresas pertinentes.



Lourdes, que aún mantiene conversaciones con la municipalidad de Vitacura, asegura que las autoridades de su comuna no han hecho mucho para alertar a la población sobre el problema que los está afectando.



Sin embargo, aclara que no es porque no quieran sino porque "son los propios vecinos los que se niegan a dar a conocer el problema porque sus propiedades se devalúan. No quieren que se sepa que en Vitacura hay termitas sólo por una cosa de imagen y por los perjuicios económicos que eso conlleva".



Reconoce que la comuna está infestada desde hace, al menos, ,diez años. "En ese entonces la municipalidad sacó unos folletos explicativos sobre las termitas y qué hacer en el caso de encontrarlas en la casa, pero fueron los vecinos quienes reclamaron por es y se vieron obligados a retirarlos de circulación. Desde entonces que no se ha hecho nada", asegura la afectada.



Este medio se contactó con la municipalidad de Vitacura para que entregara su versión sobre este problema, pero luego de varios intentos, ello no prosperó.



Las Condes es otra de las comunas del sector oriente que tiene problemas con las termitas. Sus autoridades también intentaron hacer algo para alertar a los vecinos sobre el problema, pero éstos se negaron por las mismas razones que los de Vitacura, es decir, sus propiedades se deprecian.



Raúl Valdés, jefe del departamento de Higiene Ambiental de la municipalidad de Las Condes, aseguró que "hace casi un año tuvimos problemas con las termitas subterráneas en una de las zonas de escasos recursos de la comuna. En ese entonces nosotros les prestamos toda la ayuda posible y logramos acabar con la plaga. Ahora sólo controlamos cada tres meses para ver que el foco no rebrote".



En ese entonces fueron 26 las casas afectadas y la municipalidad se encargó del asunto, pero no siempre sucede lo mismo. Según dijo Valdés "nosotros sólo damos orientación respecto al tema, sobré las mejores empresas para eliminar las termitas de la casa y cosas así. Pero no podemos hacer nada más porque ninguna autoridad se hace cargo del tema".



Aseguró que otro de los problemas que enfrentan a la hora de querer implementar una campaña informativa sobre el tema es que los mismos vecinos de la comuna son los que niegan el tema.



"Nosotros recibimos denuncias y cuando confirmamos que son termitas la gente nos pide que no digamos nada. Ante eso no podemos hacer mucho. A los vecinos de la comuna les importa que sus propiedades no se deprecien y por lo mismo niegan el problema", aseveró.



El jefe de Higiene Ambiental de Las Condes aseguró que "hay muchas personas que saben que tienen termitas subterráneas en la casa y hacen un arreglo parcial. Luego venden la propiedad y es el nuevo dueño quien tiene que pagar los costos por esa irresponsabilidad. Por eso la gente no quiere que se sepa que, realmente, existen estos insectos en Las Condes o en comunas del sector oriente".



Problema en expansión



James Smith, de la empresa Terminator, se encarga de liberar las casas de las temitas subterráneas y aseguró que esta plaga está en expansión.



"La termita subterránea es característica de las zonas urbanas. Ya está en la V región y en la metropolitana y se está extendiendo hacia la VI. El crecimiento de la plaga se debe principalmente a que nosotros hemos contribuido a crear, en forma artificial, las condiciones óptimas para su supervivencia", aseguró el experto. Dichas condiciones serían la humedad y la temperatura a la que estamos acostumbrados a vivir y que bordea los 20 grados.



Como las termitas son insectos introducidos al país, en Chile no tiene depredadores naturales y por lo mismo el control de la plaga se hace complicado. La única manera de acabar con ellas es con métodos químicos y fiscalizando que los materiales que se usan en la urbanización no estén contaminados.



"Chile en general se está urbanizando en forma acelerada, pero nadie fiscaliza que los materiales que se usan en las construcciones, principalmente la tierra, no esté infestada con larvas de termitas", dijo.



Por otro lado, Smith aseguró que "en Chile existe la mala costumbre de construir con madera en contacto directo con la tierra. Eso es lo peor que se puede hacer porque facilita la entrada de las termitas subterráneas a la casa y su posterior destrucción".



Al mismo tiempo aseguró que los problemas causados por la termita subterránea no afecta sólo a las comunas de más bajos recursos, sino que a todas por igual. De hecho, según Smith "las comunas del barrio alto de Santiago son tanto o más afectadas que Pudahuel o Cerro Navia por nombrar algunas".



En cuanto a las denuncias que su empresa recibe la situación cambia. "Por una cuestión netamente económica los sectores altos de Santiago son los que más llaman para contratar los servicios, porque la gente de escasos recursos jamás podrá pagar por un buen servicio", dijo.
______________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV