miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 02:15

Diputados oficialistas piden q

Cultura - El Mostrador

Gobierno preocupado por eventuales ofensas a Blanlot en misa de Pinochet

por 12 diciembre, 2006

El tema se tocó en la reunión del comité político de La Moneda, donde los presidentes de los partidos del bloque expresaron, en especial el timonel del PPD, Sergio Bitar, su inquietud por la seguridad de la secretaria de Estado, considerando que Marco Antonio Pinochet se mostró contrario a que la administración bacheletista envíe a un representante a la Escuela Militar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para las 11 horas de esta mañana está previsto que la ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, llegue a la Escuela Militar, donde están siendo velados los restos de Augusto Pinochet. El tema no es fácil para el gobierno, pues ya han surgido voces al interior del comité político de La Moneda y de los partidos de la Concertación en orden a que la secretaria de Estado no debería concurrir porque no hay plenas garantías de que no sea ofendida por los familiares o partidarios del ex dictador, lo cual la expondría a una situación muy compleja a ella y a los mandos del Ejército.



Esta materia fue analizada en la reunión de este domingo entre el comandante en jefe del Ejército, Oscar Izurieta, y la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en el domicilio particular de ésta última, oportunidad en que la máxima autoridad castrense habría asegurado que están dadas las garantías necesarias para que la ministra Blanlot no reciba ningún tipo de repudio de parte de nadie y que sea respetada como corresponde.



No obstante, en la cita semanal del comité político de La Moneda -encabezada por el ministro del Interior, Belisario Velasco- los presidentes de los partidos de la Concertación -Soledad Alvear (DC), Ricardo Solari (PS), Sergio Bitar (PPD) y José Antonio Gómez (PRSD)-expresaron su profunda inquietud al respecto, aunque igual dijeron respetar la resolución que en definitiva adopte la mandataria sobre el particular.



Bitar manifestó que a su parecer no era conveniente que la ministra, quien milita en esa colectividad, concurriera a la Escuela Militar por temor a un desaire de la familia de éste, más aún si el hijo menor de Pinochet, Marco Antonio, ya expresó que por respeto a la memoria de su padre y al clan familiar en su conjunto, "espero que el gobierno no participe en las exequias".



Pese a eso, el ministro Velasco recordó que él vivió (cuando era subsecretario del Interior) un hecho parecido cuando falleció el almirante José Toribio Merino en 1996, ocasión en que el Presidente Eduardo Frei debió designar a una autoridad para que asistiera en representación del gobierno, dejando en claro que la Presidenta ya tomó una decisión y que la ministra ya está comprometida a asistir.



Parlamentarios progresistas lamentan decisión de Bachelet



A nivel parlamentario esta materia también se discutió y hubo una fuerte reacción de rechazo a la decisión de la mandataria. Los diputados del bloque progresista, Marco Enríquez-Ominami, René Alinco y Marcelo Díaz, reprocharon los honores que el Ejército brindará a Pinochet y lamentaron que el gobierno haya decidido tener presencia oficial en las exequias del ex dictador.

"Ambos casos nos parecen lamentables, porque se trata de una persona que ha sido procesada por casos de Derechos Humanos y gravísimos delitos de malversación de fondos públicos. Creemos que por el progreso democrático de Chile la actitud debió ser otra", manifestaron.

A juicio de los parlamentarios concertacionistas la medida coordinada por el Ejército y el Gobierno afectará notoriamente la imagen internacional de nuestro país, "ya que se está distinguiendo a una persona que marcó con fuego la historia cívica de Chile". Asimismo, afirmaron que el funeral acordado es una falta de respeto para la ciudadanía y para las miles de víctimas de la dictadura militar.



"Nos parece increíble que el Ejército rinda honores a quien perdonó a los asesinos de René Schneider y a quien amparó el asesinato del ex comandante en jefe Carlos Prats, pasando a llevar históricos códigos y honores militares. Y nos parece aún más increíble que el Gobierno se haya cuestionado tanto el no rendirle homenaje a quien violentó la institucionalidad del país, adoptando la insólita medida de enviar a una representante directa de la Presidenta de la República a su funeral", añadieron.



Presidente de la Cámara, preocupado por Blanlot



En tanto, el presidente de la Cámara Baja, Antonio Leal, recomendó al gobierno atender a lo solicitado por la familia de Pinochet en orden a que en sus funerales no haya ningún integrante del Ejecutivo por lo que estimó conveniente que la ministra de Defensa no asista a las exequias del ex jefe castrense.



"Espero que a partir de la muerte del general Pinochet el país tenga menos divisiones, que este sea un factor que ayude a la reconciliación como ha ocurrido con la desaparición de tantos dictadores en el mundo. Creo que hay que tener presente además que en el caso de Pinochet hay abiertas numerosas causas judiciales que necesitan ser esclarecidas", acotó Leal.



Concertación reafirma que conglomerado sigue vigente



"Con mucha franqueza debo señalar que, en lo personal, no habría salido a celebrar porque siempre la muerte significa para un cristiano un momento de reflexión y de paz". Así lo expresó la presidenta de la DC y vocera de la Concertación, Soledad Alvear, al ser consultada sobre las manifestaciones de alegría que se vivieron este lunes en el país.

Y dijo: "Me alegro que él (Pinochet) haya podido morir rodeado de su familia. Lo que me habría gustado para tantos chilenos y chilenas que no tuvieron la oportunidad de hacerlo durante su régimen. Respeto el dolor de la familia y espero que descanse en paz", agregó la senadora por Santiago Oriente. Además, aseguró que la Concertación debe mirar el futuro y no el pasado porque "nació para derrotar en paz una dictadura y hemos sido capaces de generar un proyecto país".



José Antonio Gómez, titular del PRSD, víctima de torturas en la dictadura, invitó ahora a los chilenos a mirar a futuro. "Y quiero decir que en el lugar en el que hoy día está Pinochet instalado, yo fui torturado, en la Escuela Militar. Y no tengo ningún problema en decir que a mí me parece que lo que hay que hacer es reflexionar hacia el futuro y no pensar solamente en el pasado. Creo que eso es importante porque eso nos permite crecer", dijo Gómez.



En tanto, el ex ministro Ricardo Solari, presidente subrogante del PS, manifestó su deseo de que la división entre los chilenos que genera Pinochet se termine junto con su muerte.



Solari indicó que "la lógica del gobierno de Pinochet, de dividir a los chilenos entre buenos y malos, entre incluidos y excluidos fue generando una polarización francamente descomunal que desata las pasiones que ayer se vieron".



"Creo que con él se irá también esa práctica y seguiremos construyendo unan sociedad de chilenos, convivir en la diferencia, hacer una democracia sólida donde cada cual pueda expresar sus puntos de vista sin ningún temor, sin ningún riesgo", aseveró.



________________________________________



Artículos relacionados:



Pese a fuertes presiones, gobierno decide no rendirle honores a Pinochet (11 de dicimbre del 2006)



Contacto:



sjaramillo@elmostrador.cl










Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV