viernes, 15 de febrero de 2019 Actualizado a las 21:07

Rechaza emplazamiento del PS a que la DC cumpla los compromisos

Senador Pizarro: "No me gusta que se descalifique a la iglesia, y no me gusta que la iglesia dé órdenes"

por 7 febrero, 2015

Senador Pizarro:
"No hay en ninguna parte del programa de gobierno que diga cómo tenemos que votar. No estamos de acuerdo con declaraciones del presidente de un partido amigo que dice que porque el gobierno plantea una cosa hay que aprobarla porque sí. Menos en un caso como este, altamente sensible", explica el legislador DC.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El senador de la DC, Jorge Pizarro, salió al paso del debate que se ha dado en torno al proyecto de ley que despenaliza el aborto bajo tres causales, violación, inviabilidad fetal y riesgo de la vida de la madre, afirmando que le incomoda que se descalifique a la Iglesia, pero al mismo tiempo advierte que no le parece que ésta de órdenes para que se vote de una manera conveniente.

En entrevista con El Mercurio, Pizarro admite que el debate es importante para su partido, ya que forma parte del acuerdo programático, en donde se establece que el gobierno enviará una moción donde se establecen tres excepciones para despenalizar la interrupción del embarazo.

"El compromiso es que se genere el debate y eso el gobierno lo ha cumplido. Lo que viene, por tanto, es el debate en el Congreso, la opinión pública y todas las instancias de la sociedad que sean necesarias para irse formando una convicción", explica.

El senador también desestima el llamado del timonel del PS, Osvaldo Andrade, en el sentido de que se debe cumplir el acuerdo, afirmando que "no hay en ninguna parte del programa de gobierno que diga cómo tenemos que votar. No estamos de acuerdo con declaraciones del presidente de un partido amigo que dice que porque el gobierno plantea una cosa hay que aprobarla porque sí. Menos en un caso como este, altamente sensible".

Admite, en tal sentido, que como DC se encuentran abiertos y dispuestos para ese debate, mencionando que "el nuestro es un partido que defiende la vida, y frente a tres situaciones de excepción cada parlamentario se va a formar su propia convicción. Lo que esperamos es que este debate se haga con alturas de miras. A mí lo que no me gusta es que se haga de esto una caricatura o que se diga 'si apoya el proyecto está a favor del gobierno, y si no está de acuerdo está en contra del gobierno'. Eso es absurdo, porque no es ese el acuerdo que adoptamos. Nadie puede venir a dar órdenes de partido ni menos plantear obligaciones que no están establecidas".

En ese mismo orden, Pizarro tampoco admite el llamado del arzobispo Ricardo Ezzati a que los parlamentarios cristianos y creyentes voten en base a sus convicciones cristianas, argumentando que "el arzobispo plantea la posición de la Iglesia Católica, y es evidente que tiene que plantear ese punto de vista. Para los católicos ese es el ideal, el deber ser. Pero la vida y la realidad es algo muy distinto, y quienes hoy día tenemos responsabilidades legislativas sabemos y tenemos conciencia de que las normas y las leyes que hacemos tienen aplicación para todos los chilenos, no solo para los católicos o los de una determinada religión o posición".

"Es importante que uno conozca el punto de vista teológico, filosófico, sociológico, del tema. Y ese es el debate que llevar adelante sin descalificaciones de ningún tipo. A mí no me gusta que se descalifique a la iglesia, y no me gusta que la iglesia dé órdenes, porque no puede dar órdenes. Pero sí es bueno que participe con su punto de vista, como lo harán otros actores. Lo fundamental es conformarse una convicción", precisa.

Respecto a su convicción, Pizarro explica que "yo voté a favor de las tres causales (cuando el tema se debatió hace tres años). Por supuesto que con dudas. La situación de riesgo de vida de la madre creo que es la más recurrente y opera todos los días en hospitales, en eso nadie puede dudar. Las otras dos causales son más difíciles de entender. Yo llegué a la convicción de que en casos de excepción la madre tiene mucho que decir y ella tiene derecho también a que, bajo ciertas condiciones, pueda interrumpirse el embarazo".

En cuanto a los casos de violación a menores de 14 años que puedan abortar hasta las 18 semanas, el senador explicó que "esa es una diferencia con la que vimos en las mociones anteriores. Voy a utilizar el mismo procedimiento y espero que todos los colegas lo hagamos: recabar los antecedentes, ver las situaciones caso a caso, en qué circunstancias, bajo qué condiciones, los efectos que se generan, las condiciones específicas de las mujeres violadas, sobre todo cuando son menores, y buscar otras fórmulas de acompañamiento".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV