martes, 23 de julio de 2019 Actualizado a las 12:47

La abogada preside la comisión tributaria de la CPC

Soledad Recabarren advierte sobre propuesta de Piñera de rebajar impuestos a las empresas: “Chile tiene asumido ciertos compromisos sociales"

por 6 mayo, 2017

Soledad Recabarren advierte sobre propuesta de Piñera de rebajar impuestos a las empresas: “Chile tiene asumido ciertos compromisos sociales
Si bien los gremios empresariales respaldaron la propuesta del ex Presidente y candidato presidencial RN-UDI, de bajar el impuesto corporativo desde la tasa de 27% al 24%, Recabarren plantea que hay que recordar que se debe “financiar educación, salud, construcción de hospitales, mejorar el Transantiago, es decir, hay muchas cosas por hacer, así que cuando hablan de bajar impuestos la pregunta es ¿cómo se va a compensar esa baja de impuestos?”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La abogada Soledad Recabarren, quien preside la comisión tributaria de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), señaló, a propósito de la propuesta del ex Presidente Sebastián Piñera de reducir el impuesto a las empresas, que la tasa no es lo más relevante, sino más bien el hecho de cómo se vayan integrando los impuestos y que, además, “no se deberían seguir poniendo más parches al sistema tributario”.

Si bien descarta ser una voz disidente dentro de la CPC (que respaldó la propuesta de la carta presidencial UDI-RN) sí tiene una postura crítica frente a lo que podría significar dicha propuesta para los compromisos sociales adquiridos por Chile.

-¿Se considera una voz disidente dentro de la CPC o está a favor de la propuesta de Sebastián Piñera de bajarle la tasa impositiva a las empresas?

-En primer lugar, hay que aclarar que el tema es bastante más relativo. El solo hablar de tasas no es tan relevante: también hay que ver qué otros ajustes se hacen, porque cuando dices “voy a aplicar un impuesto del 20%”, la verdad es que si es sobre ingreso bruto o si es sobre ingreso menos gasto, no es lo mismo; entonces, lo que yo creo es que cuando uno ve los impuestos, y sobre todos las bajas de impuesto, tiene que ver qué otros ajustes se van a hacer en el sistema, porque hay que pensar, al final del día, que como país ya tenemos ciertos compromisos sociales: hay que financiar educación, salud, construcción de hospitales, mejorar el Transantiago, es decir, hay muchas cosas por hacer, así que cuando hablan de bajar impuestos la pregunta es ¿cómo se va a compensar esa baja de impuestos?

No es que sea una voz disidente dentro de la CPC, sino que lo que yo digo es que esto es un comercial, como cuando te entregan la visión rápida de una película y te ponen unas escenas y dices “parece buena”. Pero igual hay que ver un poquito más.

-¿Cómo debería responder el empresariado a la deuda social con esos temas que usted misma menciona, como la salud y la educación?

-La verdad es que uno dice que se está bajando el impuesto, de un 27% a un 24%, que es lo que dice el proyecto de programa de Piñera, pero el tema es si acaso suben otros impuestos, porque capaz que la recaudación a nivel de empresariado sea exactamente la misma. La verdad es que la pregunta es cómo va a venir el programa de Piñera para lograr reequilibrar nuevamente las cargas tributarias.

-Pero si le disminuye el impuesto de las empresas de un 27 a un 24%, ¿qué va a pasar con las empresas que, en vez de invertir ese porcentaje en Chile, se los llevan para sus casas?

-Mira, cuando tú ves, en general, el FUT de las empresas, uno se da cuenta de que en promedio, anualmente, los empresarios no retiran más que el 28% de las utilidades generadas cada año; cuando uno mira las estadísticas del SII, y ve “retiro a efectos global complementario” y “retiros a efecto de impuesto adicional”, toma ese monto y lo compara con las rentas líquidas imponibles de la empresa, se da cuenta que los dueños de empresas tienden a retirar no más del 30% de las utilidades que genera; eso significa que la mayor parte de los empresarios dejan reinvertidas dentro de las empresas sobre el 70% de las utilidades, y eso de alguna manera, lo que ha permitido, es el crecimiento económico.

Podrás tener una visión crítica o que aplauda la figura, pero al final del día es un dato duro que ha permitido que todo lo que es inversión chilena, aportes de las empresas, salidas de las empresas de Chile al exterior, se vea por este tremendo ahorro que han hecho los empresarios de dejar la plata adentro y no llevársela para la casa; otro tema es que me digas que el impuesto de primera categoría no es suficiente como contribución… La verdad es que cuando salió el proyecto de Bachelet y se planteó el 25%, no fue discutida la tasa, sino la forma de tributar, por lo tanto cuando tú hablas con el empresariado no te encuentras con una pared que diga “no quiero pagar más impuestos”, el tema es cómo lo vas a pagar, y gran parte de la discusión en la reforma de Bachelet era cómo pagar impuestos y mantener incentivos a que los empresarios no se lleven la plata para la casa, sino que la dejen dentro de la empresa, haciéndolas crecer más.

-¿Qué piensa del apoyo de Moreno y, al mismo tiempo, de los paños fríos que han puesto algunos empresarios, como Roberto Fantuzzi, que han dicho que esta propuesta no ayudará a emparejar la cancha?

-Roberto siempre ha sido bien especial, y claro, yo creo que no es fácil adherir a todas las ideas que tiene  y eso hace que se produzcan temas en que no están de acuerdo. Yo te diría que Moreno tiene una visión empresarial súper clara, él ha estado muchos años en grandes empresas y, por lo tanto, la visión empresarial la maneja súper bien, es un buen líder en la CPC.

-Ayer, Ricardo Ffrench-Davis dijo que la propuesta de Piñera para rebajar impuestos era una aberración, un populismo de derecha…

-Siempre que los comentarios sean ideológicos, se descalifican a sí mismos; no puedo escuchar un comentario de esos porque cuesta tomarlos en serio y no aportan. A ese programa, el de Píñera, hagámosle comentarios y criticas técnicas; imagino que hasta su equipo de estudios desea que le hagan críticas constructivas, pero críticas ideológicas ya no aportan nada, estamos en un país demasiado dividido como para seguir con esas críticas.

-¿Usted cree que si se disminuyen los impuestos a las empresas, implicará, probablemente, un aumento a los impuestos a los chilenos y un déficit en la billetera fiscal?

-Va a depender de cómo se equilibren, porque el programa de Piñera decía que quería también volver a que la tasa marginal fuera 40%, eso es de las cosas que poco se entendió, especialmente en un gobierno que decía que la reforma tributaria era para que pagaran más impuestos los ricos, y le bajaron la tasa marginal del 40% al 35%; cuando vi esa propuesta quedé plop, porque ahora Piñera quiere volver a una tasa de 40% para los que ganan más: ahí también hay una pequeña subida de impuestos, aunque la recaudación no es realmente tremenda, pero sí te va dando señales de que, de alguna manera, quiere reestablecer algunas cosas que no debieron haber ocurrido, como la baja de impuestos a los más ricos.

-¿Cuál es su principal crítica con respecto a la reforma propuesta por Piñera?

-No viene el equilibrio que se va a lograr con la rebaja del impuesto a la primera categoría,  es decir, el país ya está comprometido con cierto nivel de inversión y gasto social, y si vamos a bajar un impuesto, tenemos que de alguna manera transparentar cómo vamos a lograr ese equilibrio, y es la misma crítica que le han hecho todos los economistas americanos al programa de Trump: si tú dices “vamos a bajar de 30% a 15%”, ¿y dónde tienes el equilibrio?, porque el gasto del Estadoestá razonablemente comprometido y ese equilibrio tiene que lograrse. Por lo tanto, tú puedes decir “oye, es una súper buena noticia bajar el 24%”, pero la pregunta es qué otro impuesto más va a subir para lograr el equilibrio.

-Usted también ha dicho que la imposición de un sistema, a través de la retroexcavadora, no es la manera de sacar adelante una reforma tributaria…

-No puede, o sea piensa que nosotros llevamos, desde el año 84, que fue cuando se dictó la última ley de la renta, unas 30 reformas de parche, y cuando tú miras el texto legal, ves que debajo de cada inciso hay un número que dice “este inciso fue cambiado etc, etc,”; nosotros tenemos una ley de la renta que es un corcho, es difícil de entender incluso para los que estamos todo el día en temas tributarios, porque es una superposición de parches. Nuestra ley de la renta, si tú la quieres leer, no entiendes nada, porque son correcciones: se encontró un hoyo, se tapó el hoyo, es como ir afuera de la vega central, ¿has visto cómo es el pavimento?

-¿Ha hecho falta involucrar más a los ciudadanos en este proceso?

-Claro, porque si llegas con el algo que tú crees que es lo correcto, que ha sido la política de Bachelet con su reforma, esto llegar con las tablas de la ley y bajar de las montañas diciendo “yo tengo la verdad exacta”, oye, el resto ni siquiera tuvo tiempo de entender lo que estaba planteado, y las cosas que uno vio que tenían errores o que podían ser mal interpretadas… Entonces dijeron ya, pongámosle parches, y salió una reforma tributaria mala, no tiene otra calificación. Incluso, cuando le preguntas a quienes trabajaron en el texto, también dicen que la reforma era mala… ellos solo esperaban que fuera consistente, pero al meterle tantos cambios la consistencia se perdió, la reforma es mala para los que la crearon y es mala para los que la recibieron.

-A propósito de la propuesta de Piñera, ¿cree que la reforma ya no aguanta más parches?

-No aguanta mucho, más parches no aguanta. Sin embargo, de las cosas buenas que uno puede decir que tiene el comunicado de Piñera, es que dijo “el primer año no voy  a tener cambios tributarios”, primero porque tiene consciencia de que necesita caja, y espero que la segunda razón sea porque tiene consciencia de que esto necesita socializarse. Ojalá que el gobierno que siga se tome su tiempo para mirar los impuestos con altura de miras, porque hoy los impuestos están tan mal hechos… Los impuestos deberían ser neutros, no importa lo que yo haga, debería tener la misma carga tributaria, y eso demuestra que nuestro sistema hoy no es bueno. Oye, el empresario para ganar plata para vivir va a crear una sociedad con renta atribuida, y para las platas que quiere reinvertir, va a tener un segundo negocio con un régimen semi integrado, oye, ojalá tuviera un solo negocio, la carga tributaria hace que para esto me convenga esto y para esto otro me convenga algo distinto.

En Chile, la reformas tributarias son como la Vega Central: no sigas poniéndole alquitrán

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV