lunes, 19 de abril de 2021 Actualizado a las 21:37

PAÍS

Diputada Natalia Castillo: "A las parlamentarias nos dicen que somos niñitas"

por 21 mayo, 2018

Diputada Natalia Castillo:
La militante de Revolución Democrática aseguró que el feminismo es una agenda que aumenta las contradicciones bajo un gobierno como el de Sebastián Piñera y que a pesar de que hay avances y liderazgos “muy power” de mujeres en el Congreso, la gran política del Estado sigue en manos de los hombres. La parlamentaria, que integrante la comisión de Infancia convocada por La Moneda, aseguró que el trabajo aún se mantiene bajo la premisa de la “buena fe”, pero que de notar que eso se termina el Frente Amplio será el primero en retirarse.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un punto de no retorno, eso sucedió la semana pasada con el movimiento feminista, que se instaló de lleno en la agenda pública y ha obligado a que se debata sobre sus demandas para terminar con la cultura del acoso y abuso sexual en todas las instancias del país, las de poder, las políticas y las cotidianas. Aun debutante en las lides del Congreso, con solo dos meses de ejercicio, la diputada Natalia Castillo (RD) explicó como esa lógica también está presente en este poder del Estado, que pese a ser el que representa a la ciudadanía y que las mujeres son la mitad del país, hoy no cuenta en la Cámara Baja con más de 35 parlamentarias de un total de 155 escaños.

-El movimiento se ha centrado por ahora en terminar con el acoso y el abuso sexual ¿ésto se vive en espacios como el Congreso?

Yo no me he visto enfrentada a situaciones de acoso propiamente tal, pero hay una lógica -como en muchos otros espacios- que es  bien machista. A las parlamentarias nos dicen que somos niñitas, el mismo ministro Emilio Santelices trató de “diputado” muchas veces a la diputada (Marcela) Hernando. Pero es un Congreso que está cambiando, hasta hace un año tenía 17 mujeres, hoy día somos 35 de 155, si bien somos la mayoría en la ciudadanía, en el Congreso seguimos siendo una minoría.

-¿Cuáles son éstas lógicas machistas?

Por ejemplo, en la comisión de Constitución y Hacienda no hay ninguna mujer y no es un problema que sea ni del FA ni de un partido en general, sino que es un asunto de cómo se concibe la gran política. Mientras las mujeres lideramos otros espacios, la gran política de Estado la siguen manejando los hombres, si tu caminas por los pasillos del Congreso sólo son tres las presidentas de la Cámara, Alejandra Sepúlveda, Adriana Muñoz y ahora Maya Fernández, y no ha habido más mujeres. De hecho, fue una de las condiciones que el FA puso en la negociación administrativa por la mesa de la Cámara, que fuera ésta liderada por una mujer este año.

-¿Cuáles son los principales liderazgos femeninos en el Congreso?

Se han levantado grandes líderes mujeres, que se están perfilando. Por ejemplo, el rol que tuvo la diputada Hernando en la interpelación, ahora Carmen Hertz va a liderar la interpelación al ministro (Hernán) Larraín (...) hay grandes agendas que están siendo lideradas por mujeres. En el mismo tema de la identidad de género, la senadora Adriana Muñoz y yo hemos tenido importancia en esa comisión. Y así, es una cosa que está en constante cambio, y veo como un cambio en la disposición de los hombres con el rol de las mujeres. Además que hay parlamentarias que son tremendamente power desde sus distintos sectores, incluso en la derecha hay figuras como Marcela Sabat que también ejerce un liderazgo importante dentro de la derecha.

-¿Esta agenda pone en jaque al gobierno de Sebastián Piñera o a su núcleo más duro?

En los gobiernos de derecha se agudizan las contradicciones y el movimiento feminista que existe desde hace muchos años, hoy día está viviendo un momento histórico donde, en base al hastío y a temas tan sensibles como el acoso sexual, las mujeres estamos sacando la voz. Se está articulando una importante fuerza feminista, sobre todo ligado al movimiento estudiantil y centrado en las demandas de igualdad de género. Eso es tremendamente interesante para el proceso del feminismo en Chile y aquí hay algunos que están un poco incómodos, pero el feminismo también tiene esa misión, incomodar. El feminismo que incomoda va a hacer que los hombres se cuestionen sus privilegios.

-Se ha criticado la visión separatista del movimiento...

Hoy en día estamos en condición de desiguales entre hombres y mujeres, y por eso creemos que la primera reflexión debe ser de quienes no estamos en posición de iguales y luego incorporar a los hombres. Los hombres han sido históricamente parte del problema y nosotras creemos que también es importante que ellos se sientan parte de la solución. En la medida que ellos acompañen esta lucha, la lucha también se fortalece, pero ese acompañamiento tampoco puede ser imponiendo sus propias visiones, sino que dando un diálogo colaborativo de lo que significa el feminismo en Chile.

La advertencia

Tras cinco sesiones de la comisión por la Infancia, convocada por el gobierno de Sebastián Piñera, la diputada Castillo hizo un balance del trabajo realizado y señaló que han concurrido al espacio, junto con el diputado Gabriel Boric “de buena fe”, pero que “en el momento que esa buena fe se termine o que nosotros veamos que están intentando hacer trampa, vamos a ser los primeros en denunciarlos y en salirnos”.

Aseguró que un triunfo al interior de la mesa fue incluir “propuestas de la sociedad civil”, porque el gobierno las habían excluido, “había invitado solamente a unos organismos colaboradores, que más allá de si lo han hecho bien o mal, son parte incumbente muchas veces del problema”.

-¿La propuesta avanza hacia sólo poner más restricciones a los privados, o también potenciar a nivel estatal el sistema de resguardo para los niños?

Más allá de intentar estatizar todo, si hay un consenso más o menos generalizado en la mesa, en cambiar la lógica del trato público-privado. Esta colaboración tiene que tener un cambio sustancial y radical, no puede mantenerse sobre la misma lógica. Ahora, hay distintas miradas en cuanto a cómo se debe solucionar eso y nosotros creemos que el gobierno, al intentar aumentar las subvenciones, está haciéndolo de manera incorrecta, porque creemos que lo primero es establecer estándares de calidad que aseguren al menos tres cosas muy básicas: que los niños que entren a una residencia no van a seguir siendo maltratados, que van a ser reparados y que también se les va a entregar herramientas, para que en base a su propia autonomía y desarrollo, puedan tener una vida lo más placentera y feliz, fuera también del sistema.

-¿Han tratado el tema de los niños que salen del Sename?

Ha salido muy fuerte también el tema de qué pasa con los egresados. Muchas veces salen al mundo por distintas razones, porque son adoptados o porque cumplen la mayoría de edad, o porque han sido, entre comillas, reparados y después vuelven al sistema. Entonces no hay un plan eficiente que se encargue de darle seguimiento a todos los egresados y también durante el desarrollo de esta mesa de trabajo han venido muchas organizaciones que han señalado que esto es uno de los nudos más importantes que tiene el sistema de protección. Vino la agrupación de egresados de los centros del Sename a contar su experiencia en esta materia.

-¿Qué otras iniciativas en materia de niñez están impulsando al interior de la mesa convocada por el Gobierno?

Estamos instalado agendas que tienen que beneficiar a todos los otros niños que no están en el Sename. La Ley de garantía de los derechos de la niñez no existe, quedó trabada por temas administrativos, porque faltaban informes económicos, etc. Mi expectativa política es que de esta mesa se instale la necesidad y la urgencia de darle una rápida tramitación a esa ley que es la que da el paraguas general para que justamente, los niños que ingresen a la protección física del Estado sean los menos posibles, y esa protección del Estado no tiene que ver con administrar residencia, y en eso puede haber una alianza público privada con las organizaciones de la sociedad civil que han venido haciendo un trabajo de años. Creemos, que si bien nuestra expectativa de integrar la mesa es resolver el tema de la urgencia, también es delimitar aquellas materias que tiene que ir hacia el futuro de los próximos 50 años .

-El gobierno ha instalado una lógica de cuerdas paralelas, al tener la minoría en el Congreso ha apuntado a las mesas prelegislativas para amarrar acuerdos, ¿cómo llevan este trabajo de doble vía en la bancada del FA?

Bueno, nosotros somos oposición a este gobierno. Sin embargo, lo dijimos desde incluso antes de entrar al Parlamento que temas como la infancia requieren un poco tomar aire y decidir ir a sentarse con quien es tu oposición. Yo no estoy ahí por cómo me siento, sino porque es mi responsabilidad estar ahí, es mi responsabilidad hacernos cargo de la infancia. Esta mesa en ningún caso coarta el trabajo legislativo, porque si bien uno puede ir e intentar resolver uno de nuestros nudos críticos como para llegar con un proyecto un poco menos controversial, finalmente en la discusión del parlamento nosotros también vamos a querer empujar y correr el cerco, el Frente Amplio no llegó para legislar en la medida de lo posible.

-Pero en otro caso, decidieron restarse de la comisión de salud.

Son cosas distintas, se le hace la invitación directa a Miguel Crispi, quien le comunica a Gonzalo Blümel que la invitación tiene que hacerla llegar al Frente Amplio, y estábamos en una etapa de decisión, de si Miguel iba o no iba, y en este contexto es que se produce el dictamen de la Contraloría que declara ilegal el protocolo de objeción de conciencia en el tema del aborto, entonces la verdad en que en esas condiciones es inoficioso ir a conversar a una mesa liderada por un ministro que ha sido declarado ilegal.

-Entonces, ¿el problema es el ministro o la modificación del protocolo, que fue respaldada por todo el gobierno?

Lo que pasa es que estaba en discusión todavía si es que Miguel Crispi finalmente iba a ir, y se estaba inclinando la posición de que asistiera. Sin embargo, ante los hechos y la gravedad de que un protocolo sea declarado ilegal, con un ministro en ejercicio, la verdad es que es bien difícil pensar ir a sentarse a conversar sobre los temas de salud. Estamos hablando de una persona que no posee ni el liderazgo ni las competencias políticas para poder liderar una agenda tan importante, mientras el ministro Emilio Santelices siga a cargo de la cartera de Salud nosotros no tenemos nada que ir a hacer a esa mesa.

-¿Existe la posibilidad de armar un protocolo en consenso entre la oposición y el gobierno?

El ministro hoy día no otorga ninguna garantía de construir un protocolo en conjunto o de poder tener algún nivel de coordinación, porque es un ministro que actúa por fuera de la ley.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV