Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Suprema ratifica condena contra concesionaria de casinos de juego por discriminación

por 23 abril 2010

La Sala Penal de la Corte Suprema ratificó que una empresa operadoras de casinos de juegos debe cancelar una multa y pagar una indemnización por discriminación al impedir el acceso a una de las salas de ese establecimiento a una joven con síndrome de Down.

En fallo unánime, los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal del país, Nibaldo Segura, Jaime Rodríguez, Rubén Ballesteros, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller, rechazaron el recursos de queja presentado en contra del fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta que condenó a la empresa Casinos Enjoy Antofagasta a pagar una multa de 5 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), equivalentes a $ 184.310 por infracción a la Ley del Consumidor y una indemnización de $ 5.000.000 por el daño moral provocado a Elizabeth Flores Soria.

La mujer es madre de Paz Otero Flores, joven de 23 años con síndrome de Down, a quien el 29 de noviembre de 2006 se le impidió el ingreso a una de las salas de juegos del casino de esa ciudad.

El fallo del tribunal de alzada determina que la operadora violó la Ley del Consumidor al impedir injustificadamente el acceso a la joven Otero Flores a la sala de juegos.

"Que conforme con los dispuesto en el artículo 23 de la Ley 19.496 comete infracción a las disposiciones de la presente ley, el proveedor que en la venta de un bien o en la prestación de un servicio, actuando con negligencia, causa menoscabo al consumidor debido a fallas o deficiencias en la calidad, cantidad, identidad, sustancia, procedencia, seguridad, peso o medida del respectivo bien o servicio.

Por su parte, el artículo 3° de citada ley, dispone: 'son derechos y deberes básicos del consumidor: c) El no ser discriminado arbitrariamente por parte de proveedores de bienes y servicios…'", dice el fallo.

Asimismo, se determinó que: "El actuar del gerente de la demandada, no sólo ha constituido una infracción a la citada ley, sino que ha significado una afrenta a la dignidad de las personas y por consiguiente un sufrimiento psíquico que debe ser reparado. Resulta incuestionable el dolor de la denunciante, doña Elizabeth Flores Soria, en su calidad de madre de Paz Otero Flores, al haber sido obligada a retirarse, junto a su hija, de la sala de juegos del Casino Enjoy Antofagasta, sólo por el hecho de que ésta padece Síndrome de Down".

upi/mf/mf/bp//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes