lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 10:55

Pertenece al directorio de FITAM que recibe aportes del Estado

Cultura - El Mostrador

La otra razón de Francisco Reyes para llegar al comando de Frei

por 27 octubre, 2009

El actor no sólo es un rostro rentable políticamente gracias a Bruno, su personaje en la teleserie nocturna de TVN. Más que eso, tiene una larga relación con el aparato concertacionista gracias a su mujer Carmen Romero, gestora del festival Santiago a Mil, evento que se financia en gran parte con recursos públicos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En las oficinas de Romero & Campbell hay tanto estrés como en las de un comando presidencial. Mañana en el hotel Crown Plaza es el lanzamiento de la programación internacional de Santiago a Mil 2010 y el comienzo de un trabajo acelerado hasta el último día de enero.

Pero en el equipo formado por no más de 13 personas, están felices. Porque al  contrario de las elecciones, esta es una carrera ganada y noble. Entre todos los que se dedican a la gestión cultural, son de los pocos que no apelan al apoyo del Fondart y los únicos que el año pasado, según publican en su sitio web, gastaron US$ 3 millones en armar el festival de teatro más grande a escala local. Sin contar los US$2.330.000 generados a partir de canje con sus “media partners” entre los que se cuentan para este año TVN, Copesa, el Metro e Iberoamericana Radio Chile.

Al frente de la Fundación Festival Internacional Santiago a Mil está Carmen Romero, la mujer hace 23 años del actor Francisco Reyes, quien forma parte del directorio. Por eso, cuando Reyes se sumó oficialmente al comando de Frei la semana pasada y dijo “los gobiernos de la Concertación han hecho un trabajo enorme y positivo en el desarrollo cultural de nuestra nación", se entendió también como una referencia al trabajo que ha hecho la madre de tres de sus hijos.

El festival Santiago a Mil se financia en un 47% con los recursos que le entrega el Estado a través de la Unidad de Subvenciones, dependiente de la Presidencia, el Gobierno Regional y el Consejo de la Cultura y las Artes. Algo así como US$ 1,5 millones. Por eso, promoción cultural aparte, para Reyes y su pareja hay demasiado en juego en esta elección.

La productora de la transición

Francisco Reyes y Carmen Romero vienen de orígenes distintos. El actor es hijo de una familia de clase media-alta. Carlos Reyes, su padre, fue militante DC de la generación de José Piñera Carvallo, padre del candidato de la derecha. Durante la dictadura trabajó en el Comité Pro Paz y en la Vicaría de la Solidaridad. Ester Morandé, la madre del actor, murió en junio de este año a los 91 años.

Carmen Romero en cambio no tiene “apellido”.  Nació en Quillota y es hija de un empleado de ferrocarriles, fallecido el año pasado, y su madre fue dueña de casa. Siempre inquieta, después de vivir como estudiante de matemáticas, turismo y periodismo, su vida tomó otro rumbo cuando aterrizó como reportera de la sección Cultura en el Fortín Mapocho. Reyes, que había pasado por arquitectura en la Universidad Católica, también estaba allí. Él le presentó a Andrés Perez en 1986 y en adelante Carmen Romero empezó a producir las locaciones de los montajes callejeros del director de La Negra Ester.

Paralelamente al fenómeno de público que significó el montaje basado en las décimas de Roberto Parra, Carmen Romero comenzó a manejar la carrera de Los Tres, consiguiéndoles un contrato muy beneficioso con Sony, aunque Francisco Molina en la biografía no autorizada de la banda (“La última Canción”) afirma que algunos tratos favorecieron a Alvaro Henríquez.

En sus manos estuvieron dos de los hitos culturales más importantes de los ‘90. Su empresa Romero & Campbell ha producido la escenografía cultural de los últimos 20 años. Especialmente a partir de 1992 cuando parte el incipiente Festival de Teatro a Mil.

Hoy están muy lejos los días en que Carmen Romero arrancaba de carabineros que llegaban a dispersar los montajes callejeros de Andrés Pérez y aunque siga siendo una mujer venida de provincias sin el pedegree santiaguino, es muy probable que no tenga las dificultades que alguna vez hizo públicas: “Le pregunté a una consultora por qué no recibíamos más recursos para el festival, y la respuesta fue clara: porque no tienes apellido, porque vienes de provincia, porque eres mujer probablemente y todas esas cosas”, contó en una entrevista a Mujer de La Tercera.
 
En Tunquén y La Moneda

La mujer de Francisco Reyes tiene línea directa con La Moneda hace al menos tres gobiernos. En la época de Lagos, cuando se estructuró la FITAM, Carmen Romero tenía una relación fluida con Matías de la Fuente y Carlos Rubio. Romero & Campbell estuvo en la producción de las Fiestas de La Cultura y los Carnavales Culturales en Valparaíso.

Con Bachelet no tardó en haber sintonía. Sofía Henríquez Bachelet va al colegio francés La Girouette del mismo modo que la hija menor de los Reyes-Romero. Igual que la Presidenta, tienen una cabaña de descanso en Tunquén. En La Moneda, Romero se entiende regularmente con Paula Walker, la jefa de prensa de palacio. Además como gerente de Asuntos Corporativos de Romero & Campbell trabaja Paula Echeñique, la esposa del senador Guido Girardi y una de las mejores amigas de la ministra Carolina Tohá, a cargo de la Secretaría General de Gobierno.

En el Consejo de la Cultura y las Artes, una de las entidades públicas que aporta a Santiago a Mil está la ministra Paulina Urrutia, a quién Romero conoce desde los ’90 cuando participaba como actriz en el Teatro La Memoria, una de las marcas que Romero ayudó a construir. Por cierto, Francisco Reyes debutó como actor de televisión en 1989 con un rol en la miniserie donde la actual ministra encarnaba a Santa Teresa de Los Andes.

Lejos está el tiempo en que Carmen Romero trabajaba en una agencia de Lan Chile. Ahora viaja todos los años a Europa a buscar nuevos montajes para el festival, y en junio de este año, fue parte de una delegación cultural que acompañó a la Presidenta por Francia y Alemania. En el grupo también iba Francisco Reyes.

Paralelamente Romero & Campbell ha estado detrás de las giras internacionales de algunos de los éxitos más recientes del teatro chileno como Neva y Diciembre, de Guillermo Calderón, que ha recorrido 17 países: o Sin Sangre del Teatro Cinema, que recorrió Francia y México. “Ninguna compañía con ganas de ir al extranjero puede hacerlo si no es con ella por eso, nadie aunque tenga críticas a su manera de trabajar va a decirlas en público”, cuenta un dramaturgo que trabajó en una co-producción con Romero & Campbell y quedó disgustado con la productora.

Nombre en Google

Sería injusto decir que Romero & Campbell “vive” del Estado. Uno de sus grandes auspiciadores hace ocho años, y cliente (desde que cambiaron de giro a “empresa de comunicaciones” en 2007, luego que Carmen hizo un diplomado en Comunicación Estratégica en la Universidad Católica) es Minera Escondida, que aporta un 37% del presupuesto que maneja FITAM.

La multinacional anglo-australiana le ha abierto puertas en el mundo privado, dejando a Romero a cargo de sus proyectos culturales asociados a revista Plagio (Santiago en 100 Palabras, Nanometrajes Urbanos) y la difusión del apoyo que la empresa da a Lastarria 90, el teatro de Luciano Cruz-Coke, el “rostro” cultural de Sebastián Piñera.

“Carmen es muy profesional y la producción ha ido mejorando en todas las versiones de Santiago a Mil, pero nos gustaría que otra gente presentara proyectos culturales para poder repartir los recursos en distintas manos” explican en la minera.

Acostumbrada a que los medios nunca publiquen algo que pueda resultar incómodo, su carácter fuerte estalló en mayo de 2008 cuando se dio a conocer su trabajo a cargo de difundir las actividades de BHP Billiton como sponsor de las olimpiadas en China, país cuestionado en la comunidad internacional por violar los Derechos Humanos. Preguntó a sus encargados de informática si era posible conseguir que Google no mostrara la nota en su lista de aciertos, pero le dijeron que no era posible.

Artículos relacionados:

Frei elogia incorporación de Ángela Jeria, Laura Albornoz y Francisco Reyes a su comando (19 de Octubre de 2009)

Obras nacionales clásicas vuelven a los escenarios en ‘Santiago a Mil’ (10 de Septiembre de 2009)

Festival Internacional de Teatro Santiago a Mil define su programación 2010 (12 de Mayo de 2009)


El nexo de Carmen Romero con la multinacional que auspicia los JJ.OO. (09 de Mayo de 2008)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV