Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

Isabel Allende y la nota 4.0 del abanderado DC al gobierno de su padre:

“Frei cometió un error que me dolió”

por 18 noviembre 2009

“Frei cometió un error que me dolió”
La diputada socialista, que aspira a ocupar un escaño en el Senado por la Tercera Región, asegura que el candidato presidencial oficialista se equivocó al calificar el gobierno de Salvador Allende. No sólo le hirió a ella, dice, sino que también al mundo socialista. "Es decepcionante", afirma y defiende el legado del Presidente que murió en La Moneda el 11 de septiembre de 1973.

El lunes pasado muchos dirigentes oficialistas contuvieron la respiración cuando uno de los periodistas que participaron en el debate de Anatel le preguntó a Eduardo Frei con qué nota calificaría el gobierno de Salvador Allende y este dijo: "Un cuatro". La franqueza del senador DC cayó como un balde de agua fría en el mundo socialista que le habría adjudicado una calificación mayor, pero también fue particularmente dolorosa para Isabel Allende, hija del fallecido Mandatario.

La diputada y candidata al Senado por la Tercera Región dice que la opinión de Frei resultó "contradictoria" respecto de su anterior declaración de ser el sucesor de Salvador Allende y asegura que prefiere quedarse con esa declaración y no la del debate, aunque admite que fue "decepcionante" la salida del presidenciable oficialista en Anatel. Igual "no me pierdo", explica. "Somos Concertación, seguiremos siendo Concertación y vamos a apoyar a Eduardo Frei como candidato de la Concertación, porque es el único competitivo capaz de ganarle a (Sebastián) Piñera".

-¿Cómo se sintió cuando el senador Eduardo Frei evaluó con un cuatro el gobierno de Salvador Allende?

-Primero que nada, creo que fue un error de parte del senador Frei poner notas. Cuando se piden opiniones en un programa donde tiene 30 segundos o un minuto (para responder) uno no debe poner notas. Pero yendo al fondo, por cierto que no comparto su evaluación y creo que hizo una confusión y lamento mucho su equivocación. Porque él confundió las dificultades, los obstáculos, las intervenciones, bloqueos, todas las dificultades que tuvo el gobierno de Salvador Allende. La figura de Salvador Allende, tal como él dijo, es reconocida nacional y mundialmente por su trayectoria, por su consecuencia, por la nacionalización del cobre, por 50 años de lucha al lado de su pueblo, por mayor justicia social. Eso es innegable, un tremendo legado que rescato y del que me siento extraordinariamente orgullosa, y durante todos estos años he luchado por esa memoria. Entonces, Frei cometió un error al ponerle nota al gobierno de Salvador Allende, no corresponde. Me duele que no haya tenido la capacidad de diferenciar, me parece contradictorio.

-Da la sensación que Frei sufrió de una seria contradicción vital en esa respuesta, puesto que días antes se había levantado como uno de los sucesores de Salvador Allende.

-Yo me quedo con esa declaración, no con lo que cometió el lunes que creo que fue un error y una confusión, él no supo diferenciar el liderazgo de Salvador Allende. Para mucha gente es decepcionante su respuesta y, por cierto, el mundo socialista no la va a compartir ni la comparte. En lo personal, por supuesto que me dolió. Creo que está profundamente equivocado, pero no me voy a perder de lo sustancial. Nosotros tenemos un tremendo desafío en la elección y esta elección no nos va a dar nunca lo mismo, como lo ha dicho la Presidenta. Nosotros somos Concertación, seguiremos siendo Concertación y vamos a apoyar a Eduardo Frei como candidato de la Concertación, porque es el único competitivo capaz de ganarle a (Sebastián) Piñera. Estamos dispuestos a dar esa batalla para que Piñera no llegue a la segunda vuelta como ganador. Porque en este país no nos va a dar nunca lo mismo.

"Fue un traspié"

-¿Entonces usted evalúa lo sucedido sólo como un traspié de Frei?

-Creo que fue un traspié, aunque duele y le ha dolido al alma socialista, le ha dolido a todos los que tienen un tremendo y merecido respeto por la memoria de Salvador Allende. Se entiende que a la gente le provocó dolor y malestar, fue una profunda equivocación suya no haber hecho esa distinción y creo que ahora tenemos que cerrar filas para lo que sigue. Y lo que sigue es el tremendo desafío de impedir que Sebastián Piñera se transforme en Presidente de este país, porque no le tenemos confianza, porque sabemos lo que representa, sabemos quiénes están detrás, sabemos quienes apoyaron la dictadura, sabemos que son los mismos que acompañan a Piñera y que es el mismo que está reuniéndose con ex militares pretendiendo acelerar juicios y ni siquiera teniendo respeto por el dolor y por la pelea que han dado por tantos años los familiares.

-Ha planteado que los dichos de Frei le dolieron al mundo socialista ¿Esto podría redundar en una fuga de votos en perjuicio del senador?

-Espero que no. Creo que le ha dolido al mundo socialista y que se equivocó, pero la mirada siempre tiene que ser más amplia y el desafío mayor sobre nosotros, le repito, es que no gane Piñera. Porque creo que sería terrible para nosotros que la Concertación no pueda continuar con sus políticas que, justamente, están dirigidas hacia aquellos que más lo necesitan, corrigiendo aquello que hayamos hecho mal, pero claramente con proyección. El desafío mayor es impedir que Piñera gane la segunda vuelta y lograr que gane nuestro candidato. Esto no significa que no nos haya dolido, en lo personal me dolió, y creo que le ha dolido al alma socialista y a todos aquellos que miran con respeto la figura de Salvador Allende. Una de las figuras más consecuentes que se haya conocido en la historia de Chile. No es una casualidad que lo hayan escogido el chileno más importante, en una votación libre y soberana en la que ingresaron más de cuatro millones de votos, en un programa de Televisión Nacional.

-Por lo que ha señalado da la impresión que coincide con las palabras de Heraldo Muñoz que dijo que Allende "hoy habría tenido más posibilidades de aplicar un programa de cambios progresistas que ayer".

-Desgraciadamente en la época que él vivió, era un mundo totalmente polarizado, era un mundo bipolar, hoy día efectivamente las condiciones son muy distintas. Pero nunca hay que olvidar que Salvador Allende planteó llegar a profundos cambios para llegar a lo que él consideraba el socialismo en democracia, pluralismo y libertad. En ese sentido se adelantó a su época, era contrario a las corrientes que predominaban con el triunfo de la revolución cubana, porque siempre decía que prefería la vía no violenta, pensaba que era mejor que la gente usara la conciencia, la tradición, el civismo político que nuestro país tenía y, por eso, apelaba justamente a cambios asimilados por nuestra gente. Consciente y respetuoso de la institucionalidad que teníamos.

"Yo no pongo notas"

-¿Qué es lo que menos le cree a Piñera?

-Tenemos un desafío en diciembre. Yo no le creo a Sebastián Piñera cuando dice que el derecho de los trabajadores es sagrado. Como diputada, hace años, recibí a un grupo de trabajadores de LAN, azafatas e incluso pilotos. Vinieron con máscaras para hablar con un grupo de parlamentarios, porque tenían miedo a la represalias. Así que a mí no me cuente cuentos, Sebastián Piñera, de que él tiene un respeto sagrado por los trabajadores ni cuando dice que está por una nueva normativa laboral. El país tiene que tener claro que Piñera no es creíble y, por eso, digo que no me voy a perder a pesar del dolor, a pesar de la equivocación de Frei, a pesar de su error no me voy a perder en el sentido que siempre haré todo lo posible para que la Concertación siga trabajando.

-¿Para el mundo socialista, en esta presidencial Frei es el mal menor?

-No voy a caer en estar calificando porque, justamente, creo que las calificaciones o descalificaciones son las que no ayudan. Es nuestro candidato y tenemos que ganar las elecciones.

-¿Cómo evaluaría usted el gobierno de Salvador Allende, qué nota le pondría?

-Yo no pongo notas. Ese es el error, no hay nada más torpe que estar pidiendo notas. En el caso del gobierno de Salvador Allende hubo cosas maravillosas, excelentes, un pueblo que se sintió protagonista, partícipe; ediciones masivas de libros, la cultura, el medio litro de leche... ¡Una cantidad de cosas maravillosas! Y, desgraciadamente, también el bloqueo, el sabotaje, lo que hubo de acaparamiento de mercancías, la intervención norteamericana... No voy a incurrir precisamente en poner nota. No tengo ninguna duda que el gobierno de Salvador Allende ha quedado en la memoria de mucha gente, afortunadamente agradecida y con un buen recuerdo de un Presidente que fue consecuente toda su vida.

-Ya que no está dispuesta a poner notas, ¿qué destacaría, o no, del gobierno de Frei?

-Él avanzó enormemente en la infraestructura. Desde luego en su gobierno se hizo la reforma judicial, que es un salto para este país comparado con lo que había antes. Hoy tenemos una justicia oral que permite un juicio más transparente, abierto, claro y más expedito. Evidentemente se iniciaron muchas obras de infraestructura que terminó Ricardo Lagos y eso también fue muy importante.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes