Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:27

Advierte Juan Antonio Coloma

Aprobación del bono marzo será "prueba de la blancura" de la Concertación

por 2 febrero 2010

Aprobación del bono marzo será
El dirigente tiene la convicción de que la futura oposición no debería restarse a aprobar una iniciativa que también había presentado el candidato oficialista y que, en ese contexto, no tendría sentido oponerse, aunque manifestó su preocupación al respecto. Y advirtió que si el proyecto es rechazado querría decir que la Concertación no escuchó el mensaje de la ciudadanía el 17 de enero, que “quiere una oposición que ayude al gobierno”.

En el marco de la “democracia de los acuerdos” que la derecha insiste en implementar durante el gobierno de Sebastián Piñera, el presidente de la UDI Juan Antonio Coloma manifestó este martes su preocupación respecto a la posición que adoptará la Concertación a la hora de aprobar la que posiblemente será la primera ley que la nueva administración envíe al Congreso, se trata del “bono marzo”, respecto a lo cual el máximo dirigente gremialista advirtió que ésta será “la prueba de la blancura” para la oposición.

“Creo que la primera prueba de la blancura va a ser el “bono marzo”, que es una promesa de campaña, que obviamente queremos implementar. Yo veo con preocupación que la Concertación, en vez de oír a la gente, en vez de oír el resultado, y tratar de ayudar al gobierno lo que ha tratado de hacer es que ya se están organizando para ver cómo lo enfrentan. En una lógica de zancadilla, es una lógica del siglo pasado”, argumentó Coloma.

A su juicio, la Concertación se ha equivocado “gruesamente”, porque “no debería estar deseándole el mal al gobierno de Piñera”, debería –recalcó- estar buscando lazos de entendimiento para que al país le vaya bien. “Desde ya les digo que con el bono de marzo, que es un proyecto que ha sido anunciado, nadie puede llamarse a la sorpresa, porque tiene la misma filosofía de los bonos que la Presidenta Bachelet propuso durante su mandato y que fueron aprobados por unanimidad por las bancadas de la Alianza. Entonces, aquí hay una autoridad moral suficiente”, señaló.

Según el dirigente, durante el mandato de Bachelet su sector aprobó todas las políticas que iban en beneficio de la gente, porque “nosotros queríamos apoyar a los gobiernos para que les fuera bien”.

De allí que el “bono marzo” sea considerado como la prueba de la blancura de la Concertación, por lo que supone que quienes serán oposición a partir de marzo lo respaldarán con su voto, dado que “es un bono en beneficio de las personas, es necesario, y tiene un carácter emblemático respectote como se gobierna”.

Añadió que si la Concertación rechaza la primera ley que se va a presentar “querría decir que no han oído nada y no entienden lo que es la ética democrática”. Además, recordó que el entonces candidato Eduardo Frei también ofreció un bono cuya “filosofía era la misma” a la del “bono marzo”, por tanto, “si el otro candidato planteó algo parecido, no veo ninguna razón lógica para, planteado el “bono marzo”, decir que no”.

Tratando de manifestar una postura optimista del comportamiento de la Concertación en el marco del nuevo gobierno, Coloma manifestó que “tengo confianza en que al final estas voces veraniegas de negar la sal y el agua al gobierno de Piñera, o no desearle el bien, van a ser reemplazadas. Porque la gente está hablando, ya está comentando y ellos quieren una oposición que ayude al gobierno, ellos quieren una Concertación que colabore con el gobierno y el “bono marzo” es especialmente sensible para las personas”.

Publicidad gubernamental

Coloma también hizo una dura crítica a la campaña que licitó el gobierno con la finalidad de promover sus logros entre el 1 y el 19 de marzo próximo. El máximo dirigente gremialista calificó la iniciativa de un “error”, porque trata reemplazar con la publicidad “el contenido y la acción de los gobiernos”.

“Los gobiernos debieran valorarse por sus actos. Por la forma como le cambian la vida a las chilenas y chilenos. Por sus acciones. Lo gobiernos nunca deberían depender de la publicidad posterior que se haga de sus actos. Porque no cabe duda que ahí está el valor moral, profundo, de los gobiernos que tiene que ver con la percepción ciudadana de cómo le cambia la vida”, explicó.

Aludiendo a los recursos fiscales que se invertirán en esta campaña y que alcanzarían, según versiones de prensa, a unos 150 millones de pesos, Coloma recalcó que el dinero de todos los chilenos está para resolverle los problemas a la gente y que “el gasto público nunca se ha pensado para hacerle publicidad a un gobierno cualquiera sea el símbolo de éste”.

En este contexto llamó a la Presidenta Bachelet “a dejar sin efecto este gasto de 150 millones de pesos para hacer publicidad posterior a su gobierno. Lo hacemos porque estamos convencidos de que los recursos de los chilenos tienen que ser dedicados a otra cosa y que es un error gastar plata en publicitar gobiernos”.

Financiamiento de las FFAA

Respecto a las reformas que se plantean desde la Concertación en materias, entre otras, como las reformas laborales, el timonel de la UDI señaló que en su sector nadie se va a cerrar a discutir los temas, pero que “lo que a nosotros nos gustaría que, con ese mismo espíritu, la futura oposición esté dispuesta a oír lo que plantea el futuro gobierno. Esta bien presentar proyectos, estudiarlos…si son buenos se van a aprobar, si no corresponden o no generan mayoría no lo van a hacer, como nos pasó muchas veces a nosotros cuando fuimos oposición. Lo que yo reclamo es un espíritu constructivo”.

Sobre el llamado del ministro de Defensa, Francisco Vidal, en torno a alcanzar una acuerdo nacional para la ley de financiamiento de las Fuerzas Armadas que está en el Congreso, el timonel de la UDI se mostró abierto a discutir todos los temas, pero aclaró que la actual normativa “ha funcionado muy bien” y que gracias a ella las Fuerzas Armadas “han tenido capacidad de estar con buen armamento defensivo para enfrentar cualquier escenario”.

En su opinión eso “es un activo de Chile”, aunque destacó que el actual no es el único sistema y “no es un dogma”. Que si bien ha funcionado bien hasta ahora “no quiere decir que no se pueda hacer un esfuerzo para mejorarlo, transparentarlo, generar otros elementos que nos permitan tener tranquilidad de que las Fuerzas Armadas siempre van a tener material renovado y que no van a depender de la autoridad política”. Y aprovechó la oportunidad para señalar que el sistema chileno está siendo imitado por muchos otros países.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes